‘Música dance para que tú no la bailes’: el ritmo de las drogas y la conducción

Música dance para que tú no la bailes

Música dance para que tú no la bailes‘ es un título largo pero evocador para una campaña de concienciación. Se trata de una iniciativa de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción lanzada con el apoyo de la DGT y el Plan Nacional de Drogas, y hace hincapié de forma rotunda sobre el problema de las drogas y la conducción. Sobre los datos estadísticos de 2012, que cifran la presencia de drogas en un 23 % de los conductores menores de 30 años fallecidos en siniestro vial, ‘Música dance para que tú no la bailes’ baja a la arena y encara el problema de un modo tan audaz como punzante.

Para la campaña, sus responsables han echado mano de tres reconocidos discjockeys: Cristian Varela, Dani Moreno y Abel Ramos. Junto a ellos y con la ayuda de su música descubrimos las historias de Óscar, Jaime y Jonathan, tres testimonios que tenían unas vidas por vivir hasta que, mezclando drogas y volante, pasaron por un momento de ruptura. Y ahora vemos cuál es el resultado.

‘Música dance para que tú no la bailes’ con Cristian y Óscar

Con Cristian conocemos a Óscar, que nos muestra una de las caras más duras de la siniestralidad vial: las consecuencias de un siniestro vivido por un chico que tiene toda la vida por delante. Como cuenta el discjockey habitual de la noche ibicenca, el tema que ha compuesto es triste pero alberga una esperanza: que nadie tenga que bailar la canción de Óscar:

‘Música dance para que tú no la bailes’ con Dani y Jaime

Dani es conocido por su labor en Maxima FM y también en las pistas de baile. De ese conocimiento de la realidad emana una experiencia muy sincera, muy de verdad. Plasmar en música una experiencia tan dura como la de Jaime es un proceso que al final sirve para mostrarnos lo que supone perderse la vida:

‘Música dance para que tú no la bailes’ con Abel y Jonathan

Sin desmerecer los anteriores, esta historia es especialmente clarificadora y ayuda a la mejor comprensión del proyecto. ¿Cómo se conjuga una vida estructurada con un episodio abrupto que destroza cuanto había e introduce un antes y un después? Lo que antes podía hacer Jonathan y ahora ya no puede, esa es la esencia del trabajo de Abel:

En el sitio web específico de la campaña se puede encontrar abundante información sobre drogas y conducción que vale la pena tener en cuenta, y también una invitación a crear un tema para que nadie lo tenga que bailar. Además, en el perfil de YouTube Dance para no bailar se pueden ver estos y otros documentos gráficos sobre la campaña.

Enlace | Música dance para que tú no la bailes

  • Están muy bien todas estas campañas anti-drogas y a favor de la conducción segura, pero creo que es más importante priorizar en una apuesta a muy largo plazo, una “apuesta” lenta, larga y difícil y es la de enseñar a nuestros pequeños a ser conscientes de los riesgos de las drogas (etc): En familia, en la escuela, en la sociedad…
    Un abrazo