Mototaxi, la alternativa rápida al taxi convencional

Mototaxi

Hace un par de años estuve de vacaciones en París. En uno de los recorridos a pie por el centro de la ciudad, me empezaron a llamar la atención la relativa facilidad con la que me encontraba motocicletas tipo Honda Goldwing y simimales. Su proporción era mucho más elevada que en cualquier otra ciudad en la que había estado y, como chiflado en esto de las dos ruedas, no tuve más remedio que curiosear e informarme.

Resultó que esas motocicletas eran mototaxis, que realizaban recorridos tanto por el centro de París como para ir y venir al aeropuerto. La verdad es que nunca me lo habría imaginado, pero la idea me pareció fantástica. Analicemos los pros y contras que podemos encontrar en un servicio de este tipo.

En España funcionan servicios similares en varias ciudades, como Madrid, Barcelona y Murcia, que fue la pionera en ofrecer este tipo de transporte alternativo. La primera ventaja no hace falta casi ni comentarla: la rapidez en el desplazamiento. Adiós a los atascos y a los problemas de circulación en calles congestionadas. La puntualidad casi está asegurada en todo momento.

Otra de las ventajas es que el recorrido se contrata con anticipación, fijando un lugar, una hora de recogida y un destino. La empresa de alquiler nos dirá inmediatamente la tarifa del recorrido que apenas sufrirá variaciones. Únicamente si nos retrasamos nosotros y el motorista nos tiene que esperar o bien se cancelamos con poca antelación, llegando el caso en el que incluso se nos puede llegar a cobrar el servicio por los inconvenientes ocasionados. Y por supuesto, ofrecen una ventaja frente a la contaminación ya que emiten mucho menos CO2 a la atmósfera.

Los conductores son motoristas con una amplia experiencia en la conducción y las motos son todas de alta gama. Cuentan con la mayoría de los sistemas de seguridad activos que existen en el mercado y además, nos proporcionan todo tipo de prendas para que vayamos completamente protegidos contra las inclemencias del tiempo o bien si sufrimos una caída: casco, guantes, chaqueta, cubre zapatos. Disponen también de suficiente espacio de carga como para llevar un bolso, maletín o trolley.

Lógicamente también presentan alguna serie de inconvenientes como el tener que reservar el servicio con anticipación, la poca cantidad de vehículos (en París por ejemplo, hay unas 600), el no poder transportar grandes objetos y que no podemos pararlas por la calle o en una parada.

Sin embargo, si eres de los que vive pegado a un reloj y a veces notas que te faltan horas en el día y tienes que arañar hasta el último segundo, aquí puedes ganar unos minutos preciosos que luego puedes aprovechar para otros menesteres.

Actualmente en España existen tres empresas que prestan este servicio: Motojet Express en Murcia, Moto-Wings y Bike O’clock en Madrid y Moto-City en Barcelona.

Vía | Consumer
Foto | Mark Fischer
En Motorpasión Moto | Mototaxi

  • Virus

    Interesante…

  • s63aut

    Está bien ofrecer más posibilidades, incluso de podrían utilizar distintos tipos de coche, con distintas tarifas, a veces veo taxis de 7 plazas utilizados por una sola persona, ¿no sería mejor poner dos filas de espera, una con taxis compactos y otra con los más espaciosos?, obviamente no en todas partes, pero sí en aeropuertos grandes, etc.