Mazda comienza a desarrollar la comunicación coche-tranvía

Comunicación coche-tranvía

Siempre que circulo por una ciudad que cuenta con un sistema de transporte de pasajeros mediante tranvía, me faltan ojos para mirar para todos lados. Considero que si no estás acostumbrado a circular compartiendo vía con ellos es muy complicado. Tienes prácticamente olvidadas las señales y prioridades, y lo que es peor, tu cerebro no realiza las acciones pertinentes de forma autónoma.

Por lo tanto, no hemos podido dejar de pasar la oportunidad de dar a conocer que Mazda arrancaba el pasado mes de octubre un programa pionero en el que se empezará a probar la comunicación coche-tranvía con el fin de mejorar la interacción entre los mismos.

Ya hemos hablado en varias ocasiones de los sistemas de comunicación entre los distintos usuarios de la vía, que permitirán avisar y prevenir accidentes mediante el intercambio de información entre nuestros vehículos. En este caso, se busca un elemento más con el que interaccionar como son los tranvías. Su recorrido siempre está marcado pero aun así, no todos los conductores se percatan de ellos o de sus necesidades de espacio o prioridades de paso.

Las pruebas se realizarán a bordo del vehículo que Mazda ha preparado, un Mazda6 ASV-5. Se trata como sus siglas indican, de la quinta generación del Vehículo de Seguridad Avanzada del fabricante nipón.

Su lugar de ensayo serán las calles de Hiroshima, donde los tranvías transportan diariamente a más de 150.000 personas y están considerados uno de los pilares fundamentales en cuanto al transporte urbano. La propia Mazda, la Universidad de Tokio, Hiroshima Electric Railway Co. y el Laboratorio Nacional de Seguridad Vial y Medio Ambiente de Japón son los organismos implicados en esta nueva tecnología que arranca.

La idea es compartir el máximo de información posible. Para ello, se operará mediante ondas de radio de 700 Mhz que permiten un gran flujo de datos como por ejemplo el tipo del vehículo que está emitiendo, su ubicación, su dirección, o por ejemplo datos sobre lo que está mostrando tales como señalizar con intermitentes, acelerar, frenar, etc.

El Mazda6 ASV-5 equipa para ello una gran cantidad de sensores y controles tales como emisores/receptores de microondas y ondas milimétricas, cámaras de visión artificial capaces de detectar peatones, señales, otros vehículos o los propios tranvías objeto del estudio y las pruebas.

Sentado ahora en mi coche, intento imaginarme como puede ser conducir un vehículo que sea capaz de adelantarse al futuro y mostrarte que en cinco segundos se cerrará el semáforo que se encuentra a cien metros o que en el próximo cruce con prioridad, un vehículo se acerca por la derecha a una velocidad tal que podría no haberse percatado de su obligatoriedad de respetar la prioridad. ¿Nos permitirá conducir más relajados y seguros? Seguro que sí.

Vía | El Mundo

  • Escargot

    Un poco de sentido común no estaría mal y además es más barato. 😉