Más de 729 conductores están en la cárcel

Prision

Desde hace un año y medio hasta junio el número de conductores que están en prisión debido al endurecimiento del código penal es 729, de los cuales 53 están ahí con carácter preventivo. Dichos conductores están ahí por ocasionar la muerte o heridas graves a otras personas o por ser multireincidentes. Visto de otro modo, *que se lo ganaron a pulso*.

En otoño de 2007 desde Automovilistas Europeos Asociados (AEA) se lanzó una terrible profecía: *50.000 conductores podrían acabar en la cárcel*, incluso se habló de tener que aumentar la capacidad de plazas penitenciarias en España. *Papel mojado*, incluso el profeta Nostradamus ha sido más preciso.

Lo cierto es que la gente que ha ingresado en prisión en este tiempo lo buscaba por activa y por pasiva, ya que se les ha sorprendido varias veces conduciendo sin carnet, o con positivos en alcoholemia, o por continuos excesos de velocidad. *Gente que no ha atendido a razones*, y que no puede decir que no ha habido pocas advertencias.

Según el fiscal encargado de seguridad vial, Bartolomé Vargas, se han retirado conductores peligrosos de las carreteras. *No estamos hablando de honrados padres de familia que en su vida han roto un plato*, sino de gente que está más guapa sin un volante en las manos. Un dato llama la atención, y es el descubrimiento de infractores habituales desconocidos.

Desde que las policías locales empezaron a hacer controles, donde la Guardia Civil no suele hacerlos, se ha facilitado el sorprender a conductores que se creían impunes, sobre todo en lo relativo a la alcoholemia. Este tipo de infractores, ya encerrados, ha aumentado un 71,1% en sólo medio año.

Según las leyes españolas, es cierto que si nos sorprenden a 200 km/h podemos ser condenados a prisión, pero no se entra en la cárcel si no se tienen condenas anteriores, no hay daños a personas y es la primera vez. Si nos pillan dos, tres, cuatro… y _n_ veces, *entonces ya no es un problema de ser despistado*, es que se hacen oposiciones al ingreso en prisión y con nota.

Estos datos suponen una bofetada con guante de hierro para todos aquellos que profetizaron cárceles llenas de pobres conductores, víctimas de un estado opresor y malvado, que sólo quería encerrar gente e hincharse a recaudar. Se han impuesto 117.654 condenas a automovilistas que han vulnerado la ley en año y medio.

Eso sí, *el número real de personas que ingresan en la cárcel es muy inferior*. En la práctica sólo queda tras los barrotes quien no merece conducir en las mismas carreteras que los demás, después de haber demostrado una y otra vez que no se adapta. ¿Cuánta gente habrá salvado su vida por estas condenas? Ojalá lo supiéramos.

Imagen | “USO”:http://hl35.dinaserver.com/hosting/fuso.es/uso
Vía | “El Mundo Motor”:http://www.elmundo.es/elmundomotor/2009/07/30/conductores/1248943845.html
En Circula seguro | ¿Todos a la cárcel? Ni de coña