MAPFRE usará sms para sus asistencias en carretera

Grúa de MAPFRE ASISTENCIA

Recuerdo que en una ocasión un tipo que al parecer no conocía la importancia de la distancia de seguridad me propinó un empujón que me dejó el coche seriamente dañado y sin la posibilidad de moverme del lugar si no era ayudado por la asistencia en carretera. Llamé a mi aseguradora y les comenté el caso. Tras un mortecino nosepreocupe de la operadora que me atendió, me senté a esperar la llegada de la grúa. Para distraerme en aquella solitaria carretera comarcal, me dediqué a contar coches de color verde.

Al cabo de 52.357 vehículos de aquel color, llegó una grúa azul y amarilla subcontratada de quinta generación y el gruísta me encontró medio deshidratado y muy cabreado. Lo que me molestó no fue tanto tener que esperar como no saber absolutamente nada de lo ocurrido entre que yo llamé a la aseguradora y que se presentó aquella grúa en el lugar de los hechos. Mientras esperaba había intentado varias veces hablar con alguien de la que por entonces era mi aseguradora, pero no conseguí nada.

Y lo he recordado todo ahora que sé que MAPFRE ASISTENCIA se comunicará con sus asegurados enviándoles mensajes al móvil cada vez que haya que comentarles alguna cosa: datos de la grúa asignada para evitar pirateos, tiempo de espera y (oh, cielos, no me lo puedo creer)… ¡un teléfono de contacto!

El servicio lo prestará MAPFRE de forma gratuita a sus asegurados gracias al acuerdo que ha firmado con Lleida.net, la primera operadora de sms del mercado español de las telecomunicaciones. Además, está previsto que en un futuro se incorporen, además de los mensajes de texto, mensajes multimedia con fotografías, voz y vídeo.

Es una buena iniciativa. Y lo es entre otras razones porque una de las cosas que más agradece una persona que se encuentra en situación de desamparo es que alguien le detalle en qué estado se encuentra la resolución de su problema.

Voy a hacer algunos paralelismos fuera del entorno del automóvil. Por poner un caso al azar, podría hablar de las múltiples incidencias que se sufren en la red de cercanías de una empresa ferroviaria que conozco. Si le preguntas a la gente a pie de andén, lo que les mosquea no es tanto que el tren no llegue a su hora como que nadie les informe de cómo evoluciona la situación. “Es que nadie nos ha dicho nada”, espetan desairados los viajeros a quien quiera escucharlos.

De forma análoga, cuando hay una avería en las líneas eléctricas, más que el apagón en sí lo que nos molesta es que nos descuelgue el teléfono un contestador que nos cuenta que ha habido una avería y que están trabajando en ello. Y si con estos ejemplos no basta, siempre podemos recurrir al infalible caso de las empresas operadoras de telecomunicaciones que cuando todo falla no nos dan una respuesta esclarecedora ni por casualidad. ¿Que te has quedado sin ADSL? Hazte el harakiri si quieres porque, si dependes de lo que te gestionen en el número de atención telefónica, tu problema no va a solucionarse en la vida.

Y es que en una época en la que vivimos la importancia del instante como nunca, en una época en la que sitios más o menos lúdicos como tuenti, facebook o twitter van dando cuenta a los demás de todos y cada uno de nuestros pasos, difícilmente se puede aceptar que en una situación de emergencia en carretera no conozcamos qué está sucediendo con nuestro caso y a qué ritmo van transcurriendo las gestiones para garantizar nuestra movilidad y comenzar a devolver la normalidad a nuestra vida. En este sentido, la utilización de los sms por parte de MAPFRE ASISTENCIA es un ejemplo de lo que debería ser en un futuro no demasiado lejano la fluidez comunicativa entre quienes prestan la asistencia al conductor y quienes se benefician de ese servicio.

Fuente | Lleida.net

En Circula Seguro | La cara segura del teléfono móvil

  • Como inciso, decir que cierto grupo de constuctores de automóviles galo, incluye en su gama de vehículos equipados con sistemas telemáticos de 3ª generación en adelante un servicio de asistencia en carretera “cuasi inmediato” identificando automáticamente al vehículo y su posición, y de asistencia “automática” en caso de accidente (es el vehículo el que “llama” a la central, sin necesidad de intervención humana). Decir que por desgracia, estos servicios son operativos en nuestro pais solo mientras que el vehículo esté en garantía o se contrate este servicio específico posteriormente, ya que dicha firma de vehículos, intentó que estos servicios se pudieran ofrecer además por una o varias aseguradoras nacionales, siendo negativa su respuesta. Con todo esto quiero decir que va siendo hora que las aseguradoras se beneficien de los adelantos tecnológicos, de igual manera que paulatinamente estan haciendo todos los sectores de la sociedad. Asi que no es que no me parezca positivo el mensaje de la noticia, sino que me resulta alarmantemente “retro” que no se estuviera utilizando ya.