El mantenimiento del coche en la playa: evitando la corrosión por el salitre

Coche-en-la-playa

Ahora que estamos en pleno verano y muchos de vosotros os encontráis en zonas costeras pasando unas merecidas vacaciones, es cuando hay que tener un especial cuidado con la carrocería del automóvil. Precisamente este elemento puede presentar un especial deterioro debido a la salinidad del ambiente marino, que puede producir la corrosión.

Si no quieres sufrir un rápido deterioro en tu automóvil, te proponemos una serie de consejos a tener en cuenta para que la carrocería de tu coche luzca tan flamante como el primer día.

Como hemos señalado, en lugares costeros es donde hay que prestar una especial atención al estado del vehículo, pues el salitre costero puede llegar a ser muy corrosivo. Si no tomamos las precauciones necesarias, es muy probable que nuestro coche se convierta en pocos años en chatarra ambulante.

salitre3

El salitre, ese enemigo silencioso

El salitre es un mineral blanco, que se encuentra naturalmente en la sal. Por consiguiente, está presente en las playas y uno de sus principales daños es que favorece la corrosión de los materiales. Tanto, que no sólo carcome parte de la carrocería, sino que también deteriora el interior del vehículo, incluyendo los elementos metálicos e incluso el motor.

Lavando las llantas

Pon a salvo tu vehículo

Ante un elemento de tal trascendencia como es el salitre, te proponemos una serie de consejos que te serán de gran ayuda para evitar su efecto dañino.

  • Lava regularmente tu coche los días de playa. Lo ideal es hacerlo utilizando agua y jabón, así como una esponja y productos específicos para el vehículo. Además, cuando laves el vehículo debes evitar las horas de más calor y nunca dejes que el coche se seque al sol. Ten siempre presente que el lavado a mano es el mejor que existe.
  • No importa que sea un lavado rápido, ya que de lo que se trata es de eliminar la sal que impregna el vehículo.
  • Cuando laves el vehículo, no te olvides de limpiar los pasos de rueda, las llantas y los neumáticos. Estas partes tienden a acumular una mayor suciedad y no solo se encuentran expuestas al polvo del ferodo – el material que están hechas las pastillas de freno, que se pulverizan al usarlos-, sino también a la salinidad a la que estamos haciendo referencia. Ten presente que cuando recorremos zonas costeras, la humedad del suelo se trasfiere hacia estas partes y esta humedad, contiene la misma sal que el ambiente marino.
  • El salitre viaja con el viento y se pega en cualquier parte del vehículo, por lo que un elemento de gran ayuda es utilizar un desengrasante, ya que ayuda a ablandar la sal y así retirarla más fácilmente.
  • También es importante que laves los bajos del vehículo, ya que muchas de sus piezas interiores pueden comenzar a oxidarse por el salitre. Utiliza una manguera a presión.
  • Por último, utiliza cera para la carrocería y lubricante grafito en los bajos de la misma, para protegerlo. Si utilizas cera líquida, te resultará más fácil de retirar que la de pasta y de paso, ayudas a cuidar la carrocería. Si resides en una zona costera, te recomendamos aplicar lubricante grafito cada cuatro meses y encerarlo una vez al mes.

Tu coche bien resguardado

Si vives en un lugar cercano a la playa es conveniente que, además de lavarlo, no dejes tu coche a la intemperie. Procura meterlo dentro de un parking o, si no dispones de uno, cubrirlo con una lona protectora.

Circulando-junto-al-mar

¿Qué hacer cuando conducimos próximos al mar?

Los días que haga mucho viento y el oleaje de la costa sea muy fuerte, si tenemos la opción, lo más recomendable sería buscar alguna ruta alternativa que te aleje del salitre que proviene de la salpicadura de las olas del mar contra la costa.

Si no tenemos otra opción que conducir muy próximos a la costa, al llegar a tu destino es recomendable lavar el vehículo. Aunque no dispongas de tiempo, saca al menos unos minutos para hacerle un lavado rápido que ayude a retirar la sal.

Limpiando-carroceria

En verano, no sólo el salitre hace estragos en la carrocería

Efectivamente, el salitre no es sólo el único elemento que puede ser dañino para la carrocería en la época estival. Las largas jornadas de exposición al sol, la arena de la playa o la proliferación de insectos, son algunos de los factores que pueden dañar el color de la pintura de nuestro vehículo.

Luís Mendez, responsable de chapa y pintura de la red CertifiedFirst, propone a través del blog de su empresa, una serie de consejos para que la carrocería de tu vehículo mantenga intacto el color de la pintura.

  • Proteger la carrocería del sol, tratando de buscar un aparcamiento a la sombra y si no fuera posible, cubrir el coche con una lona.
  • Evitar circular por zonas en las que se acumule mucha arena, como la de la playa, ya que es un elemento muy abrasivo, que puede dañar nuestro vehículo. En el caso de haberse ensuciado de arena, hemos de eliminarla utilizando abundante agua y evitando frotar la carrocería.
  • Lavar una vez por semana el vehículo con productos específicos para el mismo.
  • Eliminar cuanto antes los insectos y las deposiciones de pájaros, ya que con el calor y la luz aceleran el proceso de corrosión, llegando a producir riesgos irreversibles en la carrocería.
  • Reparar los golpes e imperfecciones de la carrocería por mínimo que parezcan, ya que es una zona propensa a que se originen problemas más graves como la corrosión.

Imágenes | istock: your_photo, 3980290905, estivillml, Supergenijalac, Trangiap

Circula Seguro | La sal de las carreteras: por qué se emplea, inconvenientes y cómo proteger nuestro coche de sus efectos

Circula seguro | Cómo tratar el coche adecuadamente