Mantenga los pies y brazos dentro del vehículo

Brazo en ventanilla

Si hemos ido alguna vez a una feria con atracciones, habremos visto que en muchas de ellas reza un cartel que dice algo así como “no saque los brazos ni las piernas en ningún momento mientras dure la atracción”. Sobre todo lo podemos ver en montañas rusas por ejemplo, y creo que todos más o menos entendemos el porqué y veremos que, aunque están a una distancia prudencial, podríamos perder una extremidad como pies y brazos contra uno de los soportes de la vía con relativa facilidad.

Sin embargo en un vehículo, este peligro parece que no lo vemos o no lo queremos ver, sobre todo en situaciones de mucho calor. No es raro ver a conductores o pasajeros con algún brazo colgando de la ventanilla o bien apoyado en ella, con medio codo fuera. Luego, salvando las distancias, ocurre lo que ocurre: Un joven pierde el brazo al sacarlo por la ventana del coche

Porque no es algo tan complicado. Desde un despiste por nuestra parte hasta vernos implicados en un accidente por un tercero. Hoy sin ir más lejos en uno de mis recorridos habituales, reparé en el conductor de un autobús urbano que circulando por el carril derecho de una calle, iba con el brazo fuera (algo muy habitual en estos conductores profesionales).

En esa posición, un vehículo de mediana dimensión como una furgoneta de reparto que se aproximase demasiado lateralmente contra el autobús, podría herir de consideración al conductor por un mal hábito. Dejemos este gesto para las campañas publicitarias.

Aunque en términos de eficiencia, por ciudad sea mucho más económico circular con la ventanilla bajada que con el aire acondicionado puesto, esto no quiere decir que debemos llevar parte de nuestro cuerpo por el exterior. Abstengámonos de esta práctica por nuestra seguridad y de igual forma, evitemos que nuestros acompañantes hagan lo mismo usando si es necesario el climatizador. Mejor ir cómodo que intentar ahorrar unos céntimos de gasolina.

Foto | Salvatore Barbera