España introduce la luz azul para vehículos prioritarios

Luz azul en vehículos prioritariosUna de las situaciones más apremiantes que nos obliga a actuar como conductores es facilitar el paso a un vehículo prioritario como consecuencia de una emergencia. Hacerse hueco no siempre es sencillo para este tipo de vehículos prioritarios, debido a que en algunas ocasiones no tantos conductores saben qué maniobras realizar en ese preciso instante.

Dentro de los medios con los que cuentan estos vehículos, enmarcados en sus diversos protocolos de actuación en caso de emergencia, la utilización de luces rotativas ocupa un papel fundamental. Si hasta ahora en España habíamos de diferenciar entre el color amarillo-auto o azul en estas luces, la situación ha cambiado y ya es la luz azul la que distingue a los vehículos prioritarios.

¿Qué vehículos pasaran a utilizar la luz azul?

La medida viene a materializar una petición que se había convertido en histórica. Ya lo avanzábamos en Circula Seguro al explicar cómo actuar en caso de encontrar un siniestro vial en el que trabajan los servicios de emergencia y qué distancia de seguridad tomar para sobrepasarlo. Las autoridades han unificado criterios con la luz azul o distintivo V-1 para diferenciar los vehículos prioritarios del resto de vehículos.

Esto significa que el color azul de los rotativos pasa a ser utilizado por los vehículos de policía y Guardia Civil, los de extinción de incendios, los de protección civil y salvamento y los de asistencia sanitaria. Hasta la publicación de la presente reforma, el dispositivo luminoso de color azul era de uso exclusivo para vehículos de policía. Era la luz de color amarilla-auto la que identificaba al resto de vehículos prioritarios.

luz azul prioritario

El cambio ha venido motivado por las posibles confusiones que se podían producir al confundir los vehículos de paso prioritario con los vehículos lentos. Estos constituyen un obstáculo en la vía por transitar a una velocidad más lenta o encontrarse detenidos o estacionados en la vía. Su paso también venía identificado con el uso del mismo color, el amarillo-auto, que tenían los vehículos prioritarios.

Una petición histórica que se hace realidad

Aunque pueda parecer una cuestión de poca importancia, no lo es en absoluto. Se trata de una petición para unificar criterio que se había convertido en histórica. En 2010 el Congreso tramitaba una proposición no de Ley al respecto:

(…) en aras de una mayor seguridad de los ciudadanos, los vehículos prioritarios o vehículos de urgencias puedan utilizar una señal luminosa de un color distinto al que emplean los vehículos especiales.

Y en 2011 la cuestión estuvo a punto de materializarse. Sin embargo, los cambios en el devenir político retrasaron indefinidamente la medida hasta el pasado verano, fecha en la que se ha aprobado la Orden PCI/810/2018. Esta modifica varios anexos del Reglamento General de Vehículos entre los que encontramos aquel que establece el uso de la señal V-1 para Vehículos Prioritarios.

La petición se había repetido a lo largo de los años por parte del Congreso de los Diputados en forma de otras tantas proposiciones no de Ley, y del Defensor del Pueblo.

España era el único país europeo que no lo aplicaba

luz azul prioritarioEl carácter histórico de la medida también tiene que ver con nuestro contexto geográfico. Y es que, casi todo el continente europeo utiliza la luz de color azul para identificar a los vehículos prioritarios. Así se establecía en la Convención de Viena sobre Seguridad Vial de 1968.

España ha terminado por equipararse este año al resto de países europeos que desterraron otros colores luminosos para sus vehículos prioritarios. Esto es especialmente relevante a la hora de coordinar acciones con territorios aledaños de Francia o de Portugal. Es frecuente que los vehículos de emergencia españoles accedan para cubrir situaciones de emergencia en estos países y, de igual modo, también se da el caso contrario en el que los vehículos extranjeros actúan en territorio español.

El periodo establecido para materializar del todo la medida es de dos años. Son los titulares de los vehículos afectados los que han de encargarse de sustituir los dispositivos amarillo-auto de los vehículos por la nueva luz de color azul.

Es preciso que, como conductores, sepamos indentificarla para facilitar la labor de los servicios prioritarios de emergencia. El procedimiento que se activa después de un accidente está planteado para que sea eficaz y rápido, pero dista de ser sencillo. De ahí la importancia de colaborar en todo momento con autoridades y especialistas.

En Circula Seguro | ¿Qué hacer en caso de presenciar un accidente? Revisamos el protocolo PAS

Imágenes | iStock/Chalabala, iStock/Jaroslaw Kilian e iStock/OgnjenO