Usar luces parpadeantes en bicicletas no es una infracción, según la DGT

Luces parpadeantes en bicicletaEl Director de la Dirección General de Tráfico, Gregorio Serrano, ha emitido una instrucción con respecto al uso de luces parpadeantes en bicicletas y la discusión social que se había generado en las últimas semanas. Serrano señala que el uso de este tipo de iluminación por parte de los ciclistas no puede ser objeto de denuncia por infracción a la normativa de tráfico y seguridad vial.

¿Por qué esta aclaración de la DGT? La respuesta a este interrogante la encontramos en una denuncia que acarreaba una sanción de 200 euros y que fue interpuesta el pasado mes de febrero contra una ciclista de 78 años en Orense. Pocos imaginaron que el caso iba a tener una repercusión a nivel nacional.

El caso de la multa al ciclista de Orense

El uso de estas luces parpadeantes en bicicletas se ha venido generalizando de forma progresiva, incluso entre los ciclistas que hacen un uso deportivo de la bicicleta. Así es cómo el pasado febrero, Gonzalo López, un orensano de 78 años terminó por ser denunciado por la Guardia Civil. La denuncia describía de este modo la infracción cometida: «Circular con un vehículo cuyos dispositivos de alumbrado y señalización óptica no cumplen las exigencias (…) Circula con una luz roja en la parte trasera que emite luz en forma de destellos».

El acto, lejos de quedar aislado, fue motivo para iniciar una campaña de apoyo al ciclista a través de Internet, consiguiendo más de 45.000 firmas en menos de una semana. Tras esto, varios colectivos e instituciones nacionales que tienen que ver con la bicicleta, como la Asociación de Ciclistas Profesionales, la Real Federación Española de Ciclismo, o laVuelta a España, acabaron apoyando la campaña. La sanción terminó por retirarse.

El alcance de la misma ha motivado en buena medida la aclaración de la DGT. Ha servido, además, para fomentar una debate sobre el uso de la iluminación ciclista y la seguridad de estos vehículos, iniciado por la opinión de López. Esta se ha colado en la mayoría de medios nacionales

Luces parpadeantes en bicicletas, ¿qué dice la normativa?

En Circula Seguro os hemos hablado en alguna ocasión de cuál es el uso adecuado de la iluminación cuando se circula en bicicleta. Según indica el Reglamento General de Circulación, la iluminación obligatoria para bicicletas consiste en una luz delantera de posición de color blanco (también se puede llevar un reflectante de color blanco), y detrás un reflectante de color rojo (que no sea triangular), sumado a una luz trasera de posición de color rojo, todas homologadas.

Iluminación de bicicletas de noche

Como se indica además en el artículo 98:

Todos los vehículos que circulen entre el ocaso y la salida del sol o a cualquier hora del día en los túneles, pasos inferiores y tramos de vía afectados por la señal «Túnel» (S-5) deben llevar encendido el alumbrado que corresponda de acuerdo con lo que se determina en esta sección.

Y añade este mismo artículo:

Cuando sea obligatorio el uso del alumbrado, los conductores de bicicletas llevarán, además, colocada alguna prenda reflectante que permita a los conductores y demás usuarios distinguirlos a una distancia de 150 metros, si circulan por vía interurbana.

Instrucción de la DGT

La aclaración de la DGT viene a completar al Reglamento General de Vehículos, que establece en su artículo 15 que las luces para vehículos a motor han de ser de tipo fijo. Sin embargo, la regulación de ciclos de los artículos 22 y 24 no aplica esta misma obligación.

Al mismo tiempo, la Instrucción se refiere a la normativa técnica de luces recogida en el Real Decreto 339/2014. Y es que existe una condición para utilizar las luces parpadeantes en bicicletas, y esa es que no deslumbren al resto de usuarios de la vía. La normativa técnica, aplicada a las luces homologadas, se encarga de delimitar esa posibilidad de deslumbramiento. Para ello, establece una rango exacto de intensidad para luces de bicicleta medido en candelas:

Intensidad luminosa (candelas)

Delanteros (1)

4-60

Traseros (1)

4-12

Las luces, homologadas siempre

A tenor de esto, las luces que cumplen la homologación se sitúan dentro de estos parámetros y, por tanto, cumplen con el requisito de no deslumbramiento. Aunque la DGT ha aclarado este asunto, el debate sobre lo que aportan este tipo de luces sigue abierto. No hay que olvidar que se trata de un colectivo más vulnerable que otros.

En el mercado, es posible encontrar este tipo de dispositivos a precios muy variables. Los fabricantes, conscientes de que su uso en ciclistas se está popularizando, promocionan las luces apelando a la seguridad y apuntan que permiten que una bicicleta sea detectada a un kilómetro. Algunas cuentan con una variedad de modalidades lumínicas. Entre estas encontramos la parpadeante.

Este tipo de luces seguirá comercializándose y su uso, probablemente, en aumento. Por eso, no hay que olvidarse de las luces. Aquellos que opten por adquirirlas han de observar, de forma especial, que cumplan con la normativa técnica de homologación.

En Circula Seguro | Guía básica de equipación para el ciclista urbano en invierno

Imágenes | iStock/ipopba, iStock/maksime, iStock/Vadven