Los turismos también podrán utilizar luces rotativas para señalizar una avería

luz-rotativa.jpg

Esta semana el BOE ha publicado una nueva recomendación. A partir del próximo 23 de julio, el próximo viernes, todo aquel conductor de un turismo o de un vehículo particular podrá hacer uso del un dispositivo luminoso rotativo destelleante para señalizar una avería en la carretera, o para, esperemos que no, señalizar un accidente.

De esta forma, y en combinación de los chalecos y los triángulos reflectantes, lo que se quiere es tratar de señalizar con mayor visibilidad puntos que puedan presentar un problema para los demás automovilistas. La dificultad de señalizar un accidente por la noche será menor si hacemos uso del la luz rotativa, mucho más cantosa y vistosa desde la distancia. Aunque nos costará pensar en que pueda ser una avería o accidente, el simple hecho de pensar en un vehículo grande nos hará tomar más precauciones.

Las luces rotativas ya son obligatorias para señalizar a vehículos especiales, como los tractores, vehículos de limpieza o para los transportes especiales. En su caso, las luces rotativas serán obligatorias para todos aquellos vehículos que se encuentran realizando un servicio y que estén estacionados o circulando a una velocidad inferior a los 40 km/h.

El dispositivo podrá contar con una o varias luces de color amarillo homologadas, nada de luminosos azules estilo Policía, y que tendrán que poder ser vistas desde una distancia de 100 metros. Su uso será totalmente voluntario aunque la propia DGT recomienda su uso.

Para quien considere que las luces rotativas es un buen sistema de señalización, que lo es, y quiera llevarlo en el coche, por lo que pueda pasar, el gasto no será mucho mayor que llenar el depósito de gasolina. Por unos 60 euros puedes contar con uno. Además su uso es bastante sencillo ya que simplemente tenemos que conectarlo a la toma de 12v de nuestro coche.