Los sistemas de ayuda a la conducción de BMW

p0051436-498x332.jpg

En los últimos tiempos, los progresos técnicos en el automóvil que buscan la mejora de la seguridad han sido como una catarata contínua. Hace quince años con conocer ABS y dirección asistida teníamos más que de sobra. Ahora, la cantidad de siglas asociadas a cada vehículo hace que sea casi imposible saber para que sirve cada una de ellas.

Un claro ejemplo de esta tecnología al servicio del conductor es el conjunto de ayudar al conductor que presenta la marca BMW. El sistema de luces adaptables que hoy en día está tan de moda llega a un siguiente nivel con los automóviles germanos. En carretera, las luces autoadaptables se mueven solidariamente con la dirección para iluminar allá a donde nos estemos moviendo. Pero en ese paso más, los sensores que miden el ángulo de giro, también detectan el movimiento vertical y la velocidad.

A más velocidad, los faros de xenón se elevan para aumentar la visibilidad, eso si teniendo en cuanta no deslumbrar a los conductores que circulan en sentido contrario. Ese mismo movimiento de elevación ocurre cuando comenzamos a ascender y que se invierte a la hora descender. Una buena forma de no deslumbrar en los cambios de rasante.

p0051434-498x332.jpg

Pero ahí no queda todo. El BMW Night Vision permite detectar objetos que se sitúan a una distancia de hasta 500 metros mediante una cámara infrarroja. La información se traslada a una pantalla de control mostrándo a los objetos-peatones en amarillo. Cuando el sistema detecta un peligro, informa al conductor mediante un aviso adicional.

El Side View permite ofrecer mayor visibilidad en el tráfico lateral. Dos cámaras en ambos lados del paragolpes frontal permiten recibir información al momento en el display de control de todo lo que pasa cerca del automovil. Desde el tráfico hasta las estrecheces del aparcamiento. Un sistema que puede eliminar casi completamente el punto muerto del coche.

p0051443-498x332.jpg

Por último, existe también una función de Indicación del límite de velocidad. Una cámara instalada a la altura del retrovisor central permite controla en cada momento las limitaciones de velocidad tanto en las señales de la carretera como en los puentes de señalización. Esta información se traslada al panel de instrumentos para que el conductor pueda conocer la velocidad máxima del tramo en él que circula.

Esa misma cámara permite controlar las señales horizontales de la carretera, los bordes de la carretera o el carril en dónde circula y su posición respecto al vehículo. El sistema avisa al conductor mediante la vibración del volante cuando se produce un cambio involuntario de carril. Cosa que no sucede si previamente se ha indicado el cambio de carril mediante el intermitente.

Uno por uno cada sistema ofrece una mejora en la seguridad para el conductor. Aunque vistos todos juntos, la cantidad de información que puede llegar a recibir el usuario en un mismo punto, la pantalla de control, en un mismo momento pueder saturar e incluso provocar una distracción. Pero sin probarlo tampoco podemos decir demasiado.

Como siempre pasa con la vanguardia de la tecnología, algunos de estos sistemas sólo están al alcance de los modelos más premium de BMW, y aún así requieren un alto desembolso. Quizás dentro de unos años los veamos en los automóviles de consumo al alcance de todo el mundo.

Vía | BMW

  • Pues, veo mal qeu solo este disponible en los modelos premiun de las marcas, pero la verdad esque nome importaria desembolsar mas dinero por este tipo de seguridad.