Los simuladores de conducción ebria llegan a la universidad

simulador.jpg

Las cifras hablan por si solas. Durante 2007, 1700 conductores fueron detenidos por conducir con una presencia de alcohol en sangre superior a los límites establecidos por el código penal, y por otro lado 3 de cada 10 fallecidos había bebido. A pesar de esas cifras durante 2007 se produjo un descenso de un 10% en las victimas de accidentes en el horario comprendido entre las 00:00 y las 7:00, quizás la franja horaria en donde el alcohol puede hacer más daño. En resumidas cuentas, el alcohol es determinante cuando hablamos de accidentes.

Para que estas cifras sigan bajando el RACE y la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid han colocado dos simuladores en donde los estudiantes podrán experimentar las consecuencias de conducir ebrio. La concienciación de los más jóvenes es un paso fundamental para que en el futuro el número de accidentes y víctimas siga bajando.

Los simuladores permitirán a los jóvenes observar la diferencia entre conducir sin alcohol, hacerlo con 0,2 mg/l de aire espirado, por debajo de la tasa penal, y con 0,8 mg/l, cifra por encima de los 0,6 mg/l en los que se sitúa el límite. Una buena forma de demostrar, a todos aquellos que aún piensen que controlan la conducción con alcohol en sangre, que se equivocan, y mucho.

Vía | ADN