Los reposacabezas: la asignatura pendiente

reposacabezasactivo.jpg

Uno de los accidentes más frecuentes es el alcance urbano. Se tratan, principalmente, de accidentes producidos a baja velocidad y con pequeños daños personales. Las consecuencias de este tipo de accidentes son los conocidos esguinces cervicales. A pesar de no tratarse de una patología grave, si que son molestas ya que van acompañados de naúseas, dolores en el cuello y cabeza.

El esguince cervical se produce por el latigazo al que se ve sometida la cabeza durante el impacto. Se trata de una lesión que principalmente sufren los conductores debido a su mala postura, con el cuerpo ligeramente inclinado hacia adelante. Además de esa mala postura, la errónea colocación del reposacabezas juega un papel fundamental.

En el último año, sólo un 20% de los coches analizados en el famoso test EuroNCAP obtuvieron resultados considerados como buenos en la protección de los ocupantes ante un impacto posterior. En la última modificación que han sufrido estos tests se han endurecido las pruebas y se ha hecho especial hincapié en este tipo de lesiones. Se ha incluido una nueva prueba de impacto trasero que analiza el comportamiento del reposacabezas y que entra dentro del conjunto de evaluación para la protección de los ocupantes adultos. Y a tenor de la importancia que tienen estos test en los fabricantes, a buen seguro que tomarán nota y mejorarán sus vehículos en este aspecto.

La respuesta para evitar cualquier tipo de lesión, aunque sea en percances menores, pasa por la higiene postural, tanto si conducimos como si somos ocupantes. La correcta colocación del reposacabezas se vuelve algo necesario para nuestro bienestar. Además en los últimos tiempos, muchos turismos implementan como parte de su seguridad pasiva, sistemas de reposacabezas activos. Estos sistemas se encargan de evitar el latigazo cervical y de ahorrarnos alguna que otra visita al médico. Por suerte para nosotros, los avances y las mejoras en cuestión de seguridad están acercando este sistema a coches de gamas inferiores.