Los peligros de la carretera (2): Túneles

2560059579_c8718e8e2a_b

Si el otro día hablamos sobre las curvas como uno de los peligros concretos de la carretera y la conducta a seguir para dar una respuesta adecuada, hoy comentaremos algunos aspectos sobre la circulación en túneles y pasos inferiores.

El túnel como tramo de carretera y el paso inferior como construcción para agilizar el tráfico fluido de una intersección en casco urbano tienen la misma aplicación en cuanto a la seguridad que debe existir para evitar situaciones de riesgo y dar una respuesta adecuada por parte de los usuarios de la vía.

Por tal motivo, daremos un repaso sobre las normas establecidas para circular correctamente en los túneles y pasos inferiores, así como algunos consejos de seguridad como, el uso del alumbrado y actuación en caso de detención por motivos de emergencia e incendio.

Un túnel es una infraestructura diseñada para agilizar el tráfico por carretera, con un mantenimiento permanente y con una señalización propia para advertir de su presencia a los usuarios, prevenir cualquier situación de emergencia, y en caso que se produzca, para poder hacer frente a la misma.

En clave de prevención podríamos decir que su señalización es fundamental para garantizar la seguridad en su interior porque informa a todos sus usuarios sobre la localización de las salidas de emergencia y su dirección que indican la distancia a la boca del túnel, refugios y apartaderos, puestos SOS y teléfonos de emergencias. Asimismo, dispone de unos especiales planes de protección contra incendios y puede que incluso de un sistema de vigilancia y control por cámara del tráfico.

¿Cómo circular con seguridad por un túnel o paso inferior?

3809393762_c75546595f_b

A pesar de las medidas de prevención y control que puedan existir para garantizar la seguridad en el interior de cualquier túnel o paso inferior, debemos saber cómo actuar en caso de algún imprevisto. Por eso, para evitar el peligro que pueda representar este tipo de tramos de carreteras o subterráneos, es necesario tomarlas o entrar en ellas con precaución y cumpliendo una serie de normas:

Antes de entrar en el túnel, debemos saber sus características, su trazado, si es unidireccional o de doble sentido de circulación y longitud para tener en cuenta, por un lado, la posibilidad de desplazamiento o cambio de carril así como un posible adelantamiento y, por otro lado, el combustible disponible de nuestro vehículo ya que quedarse inmovilizado por falta de carburante además de ser un hecho sancionable puede ser una temeridad ante el riesgo de no ser vistos y sufrir una colisión por alcance. Por otro lado, si llevamos gafas de sol, es conveniente deshacernos de ellas para tener una visión real en todo momento.

Durante el desarrollo del túnel o paso inferior, debemos encender las luces de cruce siempre y activarlas también de forma manual (si llevamos instalado en nuestro vehículo el dispositivo de luces automáticas) para evitar dudas, especialmente, por la luz natural o artificial que pueda tener el túnel. Asimismo no debemos superar la limitación de velocidad previamente fijada a la entrada del túnel y, en su caso, adaptar dicha velocidad al tipo de vía y circulación existente para respetar la distancia de seguridad con el vehículo que nos precede en base a su alumbrado posterior, en especial, sus luces de freno.

Ni que decir tiene que en este tipo de trazados está prohibido parar, estacionar, cambiar el sentido de la marcha, marchar hacia atrás y para el caso de cualquier desplazamiento de carril, incluido el adelantamiento (siempre y cuando sea preciso), debemos señalizar con nuestro vehículo la maniobra con antelación suficiente para advertir a los demás nuestro propósito.

Ante cualquier incidencia dentro del túnel como, por ejemplo, un incendio, debemos encender las luces de emergencia inmediatamente, apartándonos hacia la derecha todo lo posible si no existe un apartadero, apagar el motor, dejar la llave puesta y sin cerrar la puerta para después abandonar el vehículo (conductor y ocupantes) con el chaleco reflectante puesto y siguiendo las paredes del túnel para buscar la salida de emergencia o un lugar seguro.

En definitiva, los túneles pueden resultar una trampa para los conductores si no sabemos comportarnos dentro de ellos, por eso toda precaución es poca. Utiliza el sentido común y siempre atento a las indicaciones de los semáforos y paneles de mensaje variables, tanto a la entrada como durante el interior del tramo subterráneo, así como las instrucciones que nos lleguen a través de megafonía, radio o cualquier otro medio.

Foto | guevonaso, Rodrigo_Soldon
En Circula Seguro | La luz al final del túnel, DAI: Detección Automática de Incidencias. El Gran Hermano en los túneles
En Circula Seguro | Los peligros de la carretera: Curvas, Túneles, Obras, Animales sueltos e indefinidos.