Los peligros de la carretera (1): Curvas

447385983_6d806681d5_z

El siniestro ferroviario ocurrido el mes pasado en Galicia ha puesto de manifiesto la importancia del factor humano durante la conducción de cualquier vehículo o modo de transporte. Un hecho que, perfectamente, podría trasladarse al transporte por carretera porque al igual que ocurre cuando manejamos el volante y dirección del coche, la persona es la que dirige o controla la máquina y no al revés. Por lo menos, eso es lo que me enseñaron en la autoescuela durante las primeras clases prácticas de coche. ¿Cuándo se debe apretar el acelerador y los frenos?

Con el tiempo compruebas que los riesgos, al verlos más de cerca, existen y por eso intentas perfeccionar tu forma de conducir, adaptarte a las circunstancias del terreno o condiciones climatológicas adversas te hace, incluso, prevenir cualquier señalización ya sea por exceso como por defecto. Por eso, en última instancia, el peso de la tarea de conducir siempre recaerá sobre el conductor, salvo que se trate de una catástrofe natural o que haya existido voluntariedad en la producción del suceso.

Por tal motivo, en el supuesto de sufrir una salida de vía en un tramo curvo de una carretera e intentar justificar el motivo con un fallo del vehículo por sistema o por una señalización deficiente después de llevar años colocada sería, al menos, discutible. ¿No les parece?

¿Cómo tomar una curva en coche?

Cuando se entra en una curva, durante su desarrollo, el vehículo está sometido, por un lado, a una fuerza que actúa sobre el vehículo o centrípeta y, por otro lado, por la fuerza de inercia que actúa sobre el radio de la curva o fuerza centrífuga y que representa la tendencia del vehículo a abandonar su trayectoria. Dos fuerzas que dependen del trazado de la carretera, de la velocidad que llevemos y de la masa del vehículo, incluida, la colocación de los pasajeros y carga. Por tal motivo, para evitar el peligro que representan las curvas, es necesario tomarlas o entrar en ellas con precaución y cumpliendo una serie de normas:

Antes de llegar a la curva, debemos observar las características y trazado de la misma como, por ejemplo, su visibilidad, su radio, su peralte, el estado de la calzada, así como, adecuar la velocidad ya que unas veces será necesario frenar suavemente, otras bastará con levantar ligeramente el pie del pedal del acelerador, otras frenar y cambiar a una relación de marchas o velocidades más corta. En cualquier caso, se ha de frenar antes de llegar a la curva, no en la curva, porque un frenazo dentro de la curva puede llevar a la pérdida de control del vehículo y posterior deslizamiento, caída o vuelco y posterior salida de vía.

El conductor necesita estar informado de los peligros de la carretera para adecuar su comportamiento o conducta ante situaciones de riesgo

3353523744_eb0d8fb5d9_zdefinitiva

Durante el desarrollo de la curva, si hemos cumplido con la explicación anterior, debemos acelerar suave y progresivamente, es decir, sin brusquedad para que, al girar la dirección de nuestro vehículo, las ruedas se adhieran mejor a la calzada. Si por cualquier situación de riesgo, como puede ser un obstáculo imprevisto, un vehículo que circula a una velocidad inferior, etcétera, nos vemos obligados a frenar, debemos frenar de manera suave para evitar el bloqueo de las ruedas así como advertir con tiempo a los vehículos que nos siguen de nuestra intención de aminorar la velocidad.

En las curvas sin visibilidad, estén o no señalizadas, en carreteras de doble sentido de circulación está prohibido adelantar cuando para ello sea necesario invadir la parte izquierda de la vía

Al salir de la curva se girará con suavidad el volante para enderezar la dirección al mismo tiempo que aumentamos progresivamente la aceleración cambiando a marchas de velocidad más largas para adquirir progresivamente la velocidad de marcha normal. Todo ello, teniendo en cuenta que el conductor no debe rebasar los límites de velocidad establecidos. En primer lugar porque lo prohíbe la norma y en el segundo porque se debe atender a la recomendación de la señal. En ambos casos, la prohibición y recomendación finaliza cuando termina el peligro indicado.

Por último, para dar una respuesta adecuada al volante ante una curva y evitar una pérdida de control sobre nuestro vehículo debemos adoptar unas precauciones y que, a modo de resumen, serían: dominar el vehículo, concentrar la atención en todo momento y moderar la velocidad.

Foto | manuelfloresv, Pdro
Circula Seguro | La negra historia de ‘la cuesta de Las Doblas’, Conducir con seguridad en curvas
En Circula Seguro | Los peligros de la carretera: Curvas, Túneles, Obras, Animales sueltos e indefinidos.

  • Escargot

    Un compañero que tuve el año pasado se había dedicado a analizar la forma de conducir de los compañeros de la rueda y me lo contó. De uno de ellos me decía que las curvas las hacía en un solo movimiento de volante, muy limpio. En cambio, a mí me dijo que corregía constantemente. Le pregunté si eso era bueno o malo y me dijo que él hacía lo mismo, que nosotros teníamos una conducción más deportiva.

    Me gustaría saber vuestra opinión al respecto.

    En cuanto al frenado en curva intento no entrar pasada de rosca pero alguna vez lo he hecho, las cosas como son… Mi problema es que tengo ya muchísimas curvas de experiencia y a veces, cuando tengo ganas de divertirme un poco más, me confío, entro a lo guay y arriesgo demasiado.

    • Alfa QV

      Yo no creo que la conducción brusca se pueda disfrazar de deportiva, al contrario, a la hora de trazar los mejores pilotos tienden a ser finos y buscan trazar las curvas de una manera que les permita hacerlo con suavidad, ya que de no hacerlo en algunas situaciones la estabilidad del coche se puede ver afectada. A la larga los neumáticos y los elementos de la dirección lo notan, pero también los pasajeros.

      Si tu manera de trazar es dando golpes de volante es o bien por falta de habilidad en este aspecto o porque tu coche no es capaz de seguir la trayectoria que quieres. No es que te esté llamando torpe jajajaja, ni mucho menos, pero si tu coche está bien (podría probarlo tu compañero el que traza bien) es posible que ya tengas interiorizada esa manera de trazar y es algo que haces sin pensar; es como cambiar de marcha, no lo piensas, lo haces y punto, sólo lo piensas cuando lo aprendes.

      Créeme que es posible hacer las curvas sin corregir, es cuestión de encontrar el ángulo de giro adecuado, y no es nada difícil. Es cuestión de que tú solita, curva tras curva muevas el volante con suavidad y bien atenta a lo que haces. Para eso es importante que estés concentrada en cómo lo mueves y que poco a poco vayas interiorizando esa nueva manera de trazar, pero esa atención extra no puedes quitársela a la carretera, por supuesto. También influirá en tu práctica la velocidad que lleves dentro de la curva. Por lo que comentas es posible que vayas con velocidad excesiva en las curvas y eso te dificultará cambiar el trazado.

      Un último consejo es que no esperes a girar cuando ya estás en la curva, pero tampoco lo hagas antes de entrar en ella… Debes hacer un giro progresivo a medida que ésta se cierra, verás cómo con la práctica serás capaz de seguir con el volante el radio de la curva por variable que sea.

      Suertee!!! 😀

      • Escargot

        Pues no sé qué contestarte… el tema tiene un poco más de miga de lo que parece.

        Lo de las correcciones es algo que me dijo él, yo por lo menos no me doy cuenta. No voy todo el rato moviendo el volante ni nada parecido pero él asegura que hago (hacía, hace tiempo que no coincido con él) correcciones. También puede ser cosa del coche… suspensión dura y demás. En cuanto al otro, con decirte que lo llamábamos “Dalai Lama” (y no sólo por eso), te lo digo todo.

        Esa impresión además contrasta muchísimo con lo que aprendí y practiqué al principio, y además me encantaba: ir a por las curvas y acompañarlas. Supongo que con la práctica me he malacostumbrado y asalvajado. Cuando llevaba poco tiempo con el carnet hice varias veces el Cotefablo con el coche de mi madre y conducía así. Debería volver a probarlo para ver si hay diferencia.

        Mi coche es muy estable y responde muy bien en curva. Un día entré en una bastante más deprisa de la cuenta, frené dentro… y nadie se dio cuenta. Pensaba que el coche se me iba a ir, pero no. Como digo hay veces que entro algo pasada de rosca a las curvaa y sé que no debería hacerlo, pero algo en mí me inclina a hacerlo. Mi padre es motero y contra la genética no hay mucho que hacer.

  • Juan Carlos

    Yo suelo conducir a la manera digamos “clásica”: frenar recto, retrasar el punto de entrada, buscar el vértice y a partir de ahí, ir acelerando suavemente y abriendo dirección hasta la salida de la curva. En moto, además, quizá sea el estilo más seguro. También es la mejor opción si no tienes confianza en el agarre del eje delantero, o en condiciones de poca adherencia, curvas cerradas o sin visibilidad.

    Si tengo más confianza en la dirección, frenar recto, ir disminuyendo la presión de frenado mientras se empieza a girar, tocar el vértice sin freno ni acelerador, y volver a acelerar mientras se endereza el volante. Prohibido volver a cerrar la dirección a la salida o mientras se acelera. Es el concepto de círculo de tracción, intentando mantener una suma de inercias más o menos constante, todo ello con la máxima suavidad. Es una forma de conducir realmente cómoda para los pasajeros.

    Las curvas más abiertas (que no rápidas), me gusta hacerlas de un solo movimiento de volante, con un radio de giro constante.

    Como anécdota, una amiga que se suele marear bastante, asegura que conmigo no se marea (o mucho menos). Su novio, por muy amigo mío que también es, se pone muy “celoso” cuando lo comenta, porque con él sí se marea mucho, jejjejejeee

    Para que no me engorde mucho el orgullo, mi novia se marea siempre…

    • Escargot

      ¿Y cómo sabemos que nos vamos al vértice? Yo todo lo hago siempre por intuición.

  • En mi opinión no es un tema tanto de explicar teóricamente sino más bien de practicar.
    Recuerdo un vídeo de Paco Costas en que te explica gráficamente los errores y riesgos de “entrar mal en un curva”.
    Ahí os lo dejo:
    http://www.youtube.com/watch?v=2YMVnYaNcpI

    Un abrazo
    (Observador de la Seguridad Vial)

    • Escargot

      ¡Gran serie! Supongo que ya la habrás visto entera. 😉

    • Capreolus

      Muy buena aportación para seguir recordando esa estupenda serie. Gracias

      • Escargot

        Eran 24 capítulos cortos, ¿no? Se supone que no hay nada más.

        Podrían hacer una reedición… 😉