Los dummies también tienen familia

Dummies THUMS

Os presenamos a la familia THUMS, que significa “modelo humano total de seguridad”. Al principio de la investigación de la seguridad vial, los primeros _dummies_ eran cadáveres, como en investigación médica. Con ellos se hicieron las primeras pruebas. Hoy día se utilizan maniquíes simulados, pero mucho más sofisticados que los de los escaparates de moda.

Estos _dummies_ son obra de Toyota, son de la cuarta generación. La familia consta de tres modelos: un hombre de 1,89 metros, un hombre de 1,79 metros y una mujer de 1,53 metros. *Estos modelos cumplen dos roles, pasajeros y peatones atropellados*, y ayudan a la investigación de la seguridad, porque dan una información que los fallecidos no pueden aportar.

Por dentro, estos maniquíes de lujo reproducen con mucha precisión los huesos, órganos, cerebro… y muchos sensores. Las mediciones sirven para conocer los efectos en la anatomía humana de los accidentes, sin que nadie salga herido, con el propósito de ayudar en el futuro a los humanos de carne y hueso.

Dummies THUMS

La familia THUMS empezó a desarrollarse en 1997 dentro de Toyota. *Los japoneses son muy reacios en general a recurrir a la industria auxiliar*, les gusta cocinarse sus recursos. La primera versión de THUMS llega al mercado en 2000, y se comercializó para pruebas independientes.

Cuatro años después llega la segunda generación, que incluían cara y huesos simulados. La tercera generación llega en 2006, con una simulación del cerebro más precisa. En 2010 llegó la cuarta generación, *pero hasta la fecha solo estaba disponible el modelo masculino de 1,79 metros de alto*.

Por lo tanto, esta familia se utiliza no solo en las pruebas internas de la marca, también en universidades o quien pueda permitírselos, no creo que sean especialmente baratos. La consultora japonesa JSOL se encarga de comercializar estos modelos a clientes ajenos a Toyota.

Crash test Toyota Avensis

Para hacernos a la idea de la evolución que supuso la cuarta generación sobre la tercera, hay que comprobar que el nuevo modelo es 14 veces más informativo. Hasta se tienen en cuenta la interconexión de los distintos órganos. Los _dummies_ de EuroNCAP parecen de juguete en comparación.

En general, la industria automotriz no se limita a practicar con “muñecos” y simulaciones computerizadas, también se llevan a cabo análisis forenses, por ejemplo Mercedes-Benz y Volvo tienen a gente dedicada a hacer su propio atestado cuando se ve involucrado en un accidente un coche de su marca.

Ese conocimiento se utiliza con posterioridad para mejorar la seguridad de sus coches, contando con información real que no se tuvo durante el desarrollo del coche. Cada vez que tenemos un accidente, puede que colaboremos involuntariamente a la mejora de un coche. *Otros se beneficiarán más tarde*.

Crash test Volvo V70

De la misma forma, nosotros nos estamos “beneficiando” de toda la investigación y desarrollo previa, miles de millones de euros, millones de seres humanos fallecidos en accidentes, incontables horas de investigación… han facilitado que a día de hoy, se pueda contar un accidente que hace 10-20 años habría sido pena de muerte.

Cierto es que ahora la seguridad es un argumento de venta importante, pero hace unos años no era así. Todo avanzaba muy despacio, había unas pocas marcas que se preocupaban en serio de estos temas, y las demás iban a rebufo. *Hoy día, casi todas las marcas invierten astronómicas sumas de dinero en investigar la preservación de la vida*.

Volviendo a nuestra “familia” de _dummies_, se están desarrollando dos modelos nuevos, que representarán a un niño, y a un anciano. Resulta imposible calcular todas las posibilidades, son infinitas, aunque solo hablemos de morfología humana, pero a buen seguro contribuirán a la mejora de la seguridad pasiva.

En Circula seguro | Sesenta años de “crash test dummies” (1), Sesenta años de “crash test dummies” (y 2)

  • ds19tiburon

    Gran invento el de los dummies para la indústria automovilística, desde mi punto de vista son de los recursos que más han aportado a la seguridad del automóvil. Cuando se iniciaron las primeras pruebas de colisión allá por los años cuarenta, se realizaban sin ocupante alguno, simplemente para observar el comportamiento de la estructura (y a la vista de los resultados, no era necesario un dummie para sacar la conclusión del abandono de esa perspectiva del diseño). Recuerdo haber observado fotos de Mercedes-Benz con sus modelos aún con los faros montados sobre el guardabarros delantero, donde la deformación era más bien escasa, pero la columna de dirección era toda una pértiga de más de medio metro incrustada en el habitáculo.
    En Youtube hay infinidad de vídeos donde se aprecian los primeros modelos de dummie (en uno de Volvo éste es literalmente el pelele como que cuelgan en las fiestas de los pueblos, con cigarrillo y todo) lanzados contra salpicaderos únicamente, o montados ya en vehículos. Desde leugo, les debemos mucho a estos humanoides, auqne si paramos a pensar que los de hoy tiene una profesiñon “sufrida”, ni que decir de estos del link:

    http://www.youtube.com/watch?v=Tb_e3tllSfE

    Espeluznante aquella época. Lo dicho, gracias dummies por estrellaros por nosotros. Y gracias a Javier por este post, pues es es de la temática que más me gusta de la seguridad. Un saludo.

  • nomar55

    Un post muy interesante, Javier. Y sí, ds19tiburón (¡Qué nick más bonito!), el vídeo es espeluznante.

  • ds19tiburon

    Gracias nomar55 por el detalle del cumplido. Un cordial saludo!

    • nomar55

      Para mí, el Citroën DS seguiría causando tanta sensación si se presentase mañana en un salón cualquiera de automóviles (París, Frankfurt, etc) como en cierto día de 1955, cuando se desveló al público en París.