Los coches nuevos tendrán ayuda a la frenada de emergencia obligatoria de serie

brake-assist-renault.jpg

De nuevo la Unión Europea da un pasa más en busca de la seguridad. Como ya ocurriera con el ABS o el ESP a partir de ahora, aunque la medida no se haga totalmente efectiva hasta el año 2011, los coches nuevos tendrán sistemas de ayuda a la frenada de emergencia de serie.

Este sistema nos ayuda en situaciones límites de frenada en las cuales la presión ejercida por el conductor no es suficiente. La ayuda a la frenada detecta un fuerte pisotón en el freno entendiendo que se trata de una situación de riesgo, por lo que se encarga de incrementar la presión para tratar de evitar la colisión.

Con la obligatoriedad de contar con este sistema en nuestros coches la UE pretende evitar hasta 1.100 muertes al año, muchas de las cuales tienen a peatones como principales damnificados aunque también servirá para evitar gran cantidad de impactos por alcance.

El siguiente paso en la evolución de estos sistemas ya está aqui. Algunas marcas ya tienen desarrollados sistemas inteligentes de frenada que mediante la utilización de cámaras o radares permiten descubrir la presencia de personar, animales y objetos en nuestra trayectoria, además se encargan de avisar al conductor e incluso de comenzar la frenada de manera autónoma.

Estos sistemas llegan incluso a detener por completo el vehículo si fuese necesario. Y es que un tercio de lo conductores implicados en un accidente no llega a pisar el freno antes de que se produzca la colisión y tan sólo la mitad son capaces de ejercer la fuerza suficiente para detener el vehículo.

Vía | El Mundo (Edición impresa)