Los ayuntamientos se ponen las pilas con la retirada de puntos

pic001_001.jpg

Han pasado más de tres años desde que el carnet por puntos entró en vigor. Tres años en los que ha dado tiempo a que la DGT tuviera problemas informáticos para la retirada de los puntos, quizás fruto de la premura de la puesta en marcha del sistema, cuando ni siquiera ellos estaban preparados para hacerlo funcionar.

Pero en esos tres años tampoco se ha llegado a poner de acuerdo a ayuntamientos y Dirección General de Tráfico para que los puntos de sanciones cometidas dentro de las ciudades o poblaciones sean retirados. Ir a 100km/h en una zona limitada a 50 en un casco urbano sigue siendo una infracción grave que acarrea la perdida de 6 puntos. El conductor únicamente recibía la multa económica. Los 15 días que deberían, por ley, pueden pasar desde la firma del parte de multa hasta la retirada de los mismos es de broma comparado con los siete meses que tarda el Ayuntamiento de Madrid en retirar los puntos.

Por no hablar de situaciones que también acarreran la perdida de puntos y que en ambientes urbanos se dan con excesiva frecuencia, como el uso del teléfono móvil mientras se conduce, circular sin el cinturón de seguridad, no utilizar el casco o llevar a un niño sin la sillita correspondiente. Un informe del Tribunal Supremo ponía números. Sólo un 5% de los ayuntamientos remitía estas sanciones a la DGT.

Por suerte, y digo por suerte porque eso hará pensarse a mucho el coger el teléfono, aunque esté esperando en un semáforo o no ponerse el cinturón porque es un viaje de cinco minutos, este hábito está cambiando.

Los ayuntamientos, en este caso el del madrileño de Alcorcón, se están poniendo las pilas, impartiendo cursos a los funcionarios (a fin de cuentas en sus manos está que se quiten o no los puntos) y se están firmando convenios con las Jefaturas Provinciales para acabar con esta laguna. Además, el ayuntamiento del municipio al sur de Madrid, ha dispuesto de una página web que permitirá conocer la perdida de puntos.

Vía | Elmundo.es

  • Mira que somos verbeneros. Esto es como lo de llevar o no encima el recibo del seguro. Se supone que la Guardia Civil y los Mossos d’Esquadra tienen acceso directo a los datos y por tanto no hace puñetera falta llevar el papelito del banco como si fuera un salvoconducto de los de Miguel Strogoff. Pero luego resulta que según qué Policía Local te pare puede ocurrir que no tengan acceso a esa base de datos, por lo que al final es mejor que lleves los papeles “por si acaso”.

    Verbeneros, lo que yo te diga.