“Lo peor no es la muerte”: ¿por qué la DGT vuelve a la línea dura en su última campaña?

vivomuerto

La DGT ha vuelto a sorprender con una de las campañas sobre accidentes de tráfico más duras que recordamos. Imágenes muy explícitas, un mensaje directo y una moraleja: ¿quieres ser quien vive o quien muere? Con dos clips de poco más de un minuto se exhiben las consecuencias de ser partícipe en un siniestro vial, tanto si resulta mortal como si, finalmente, sobrevives a él. La polémica está servida, y en las redes sociales ya hay opiniones que critican la dicotomía planteada en este sentido entre fallecer o caer herido, más que poner el foco en la prevención frente al riesgo. La campaña podemos verla en diferentes medios como la radio, cine, tele, papel, internet y otros soportes externos.

Una campaña que da voz a todos

El planteamiento es el siguiente: en un accidente de tráfico no hay posibilidad de salir bien parado, por lo que lo mejor es evitar ante todo que ocurra. Pero la campaña de la DGT va más allá y nos muestra cada una de las situaciones que se producen tras un siniestro y las consecuencias de ser quien lo provoca. Consumir alcohol y drogas al volante, usar el teléfono móvil o circular a velocidades excesivas no sólo pueden comprometer una vida en la carretera, sino que también se la puedas robar a una persona inocente.

La DGT quiere, por tanto, hacer hincapié en que nuestros actos no sólo nos afectan a nosotros sino que tienen desenlaces que afectan a los que están a nuestro alrededor. El spot utiliza un tono agresivo que invita a la reflexión y toca en lo más profundo de uno, con imágenes de todo lo que puedes perder cuando pierdes la vida. Contestar un mensaje al volante en un minuto puede robarte lo que has tardado una vida en construir.

Por supuesto, tampoco deja en buen lugar al superviviente del siniestro, quien toda su vida arrastrará la carga emocional y psicológica de haber experimentado semejante dolor, además de las secuelas legales derivadas de conducir de forma irresponsable.

Los parientes, amigos y personas allegadas a las víctimas de tráfico también tienen visibilidad en esta campaña, como afectados directos de un trauma difícil de superar. La pérdida de un ser querido de una forma tan efímera y repentina tiene como resultado un sufrimiento que crece exponencialmente. Y eso es algo que podemos evitar.

Víctima de accidente de tráfico no es sólo el fallecido. En esta campaña vemos como todos los afectados tienen voz y, entre ellos, los heridos y supervivientes. Estos  son quienes ven cómo sus lesiones psicológicas y físicas pueden lastrarles de por vida. Cada año en el mundo se producen 1,25 millones de fallecidos viales, pero también más de 50 millones de personas heridas sufren sus resultados día a día.

Balance de accidentalidad e impacto de #VivoMuerto

La DGT decidió lanzar esta campaña previamente a la Operación Salida del puente de Todos los Santos, unos días en los que el tráfico masivo y los desplazamientos por carretera aumentan de forma límite como en otros periodos vacacionales del año. Las estadísticas han motivado el inmediato lanzamiento de estos spots bajo el hashtag #VivoMuerto, y el preocupante aumento de la mortalidad vial en los últimos años está provocando un endurecimiento progresivo de los mensajes de prevención y ayuda.

¿Y qué balance podemos hacer de la campaña? En total, en las carreteras españolas durante el pasado puente de comienzos de noviembre, siete personas perdieron la vida entre la hora punta de salida del miércoles 31 (15:00h) y la hora de retorno del domingo 4 (20:00h), según los datos oficiales. Además, también se han producido cuatro heridos graves pendientes de evolución. Los fallecidos se produjeron el miércoles en Logroño y Vitoria, este último como resultado de una colisión frontal; en Málaga, donde un motorista perdió el control y se salió de la vía; y en Alicante, en el término de Alfaz del Pi, donde un peatón fue atropellado. Durante el fin de semana, desgraciadamente también encontramos fallecidos en Navalcarnero (Madrid) y Santaolalla (Toledo).

Por otro lado, en las redes sociales la polémica sobre si es necesaria la dureza de estos mensajes contrasta con las opiniones de que quizá es la única manera de concienciar. Las verdades escuecen y el impacto que generan estas imágenes tan dramáticas pueden ser positivas si intentan así acercarnos a una realidad que siempre consideramos como improbable.

“Hacen falta más sanciones, más agentes y más campañas, pues hay mucho impaciente y poco respeto”, opina una usuaria en Twitter. “Faltan intermitentes y sobran móviles… Poca broma”, confirman otros que consideran que el malestar que provocan los vídeos no deben durar tan sólo unos minutos.

Visita la página web interactiva

vivomuerto

El microsite vivoomuerto.dgt.es, también forma parte de esta campaña en la que el usuario puede interactuar en una imagen de 360 grados con notas que explican más a fondo las estadísticas de cada siniestro y sus motivos de origen. Distracciones más recurrentes, porcentaje de accidentes mortales por exceso de velocidad, cifra de conductores que consumieron alcohol y drogas. También se puede participar en la encuesta en la que se presenta la pregunta que da sentido a la campaña y ver el porcentaje de personas que eligen seguir vivo o morir.

Otras campañas que nos estremecieron

La realidad es más dura que la campaña, eso debemos tenerlo claro, aunque parece que la mayoría coinciden en que estas píldoras de vídeo deben de intentar poner la piel de gallina para que realmente dejen su huella. Los anuncios más duros son aquellos que se ajustan más a lo que ocurre y por eso asociaciones de ayuda a víctimas como Stop Accidentes valoran positivamente el enfoque que han tomado estas campañas.

Puede que esta sea la única manera de concienciar y conseguir el objetivo de que los accidentes no sean más que un número en largas listas de datos y análisis. Son personas, con sus propias historias que dejaron atrás. Por ello, aquí también queremos recordar este spot del verano de 2013 en el que se muestran las consecuencias del exceso de velocidad en carretera, con un fuerte impacto visual:

Nosotros elegimos vivir y vivir una vida sin accidentes, por lo que al volante exigimos total responsabilidad. Ningún mensaje y ninguna llamada es tan importante qué no pueda esperar al fin de trayecto.

En Circula Seguro | ¿Ya conoces la campaña “La seguridad vial empieza por una buena visión”?

En Circula Seguro | Las nuevas campañas de la DGT para la mejor ‘protección veraniega’ no te van a dejar indiferente

Imágenes |  DGT