¿Cuándo es conveniente obtener una licencia ciclista?

Licencia ciclistaSon muchos los que en la actualidad se están animando a utilizar la bicicleta, bien como medio de transporte, bien para un uso de ocio o deportivo. Al contrario que ocurre con otros vehículos, para circular en bicicleta no es necesario contar con una cobertura de seguro específica.

Esto no quiere decir que no existan o que no sean aconsejables para ciertas situaciones. Los ciclistas que se plantean esta necesidad cuentan, a día de hoy, con varias alternativas con diferentes prestaciones y precios: contratar un seguro privado para bicicletas, hacerse con una licencia ciclista o, en su caso, con un carné ciclista.

¿Por qué puede necesitar un ciclista un seguro o una licencia?

La practica del ciclismo conlleva una convivencia con el resto de vehículos y esto lleva a encontrarse cualquier situación circulatoria posible. Contar con una licencia ciclista o un seguro privado permite cubrir ciertas eventualidades que de otra forma podrían ocasionarnos algún que otro quebradero de cabeza. Y es que la Seguridad Social no cubre todos los posibles gastos de asistencia sanitaria en caso de sufrir un accidente.

Hay que valorar de forma individual las circunstancias de cada ciclista: ¿utilizamos la bicicleta a diario? ¿Circulamos por zonas urbanas de tránsito elevado? ¿Hacemos un uso deportivo frecuente que conlleva ciertos riesgos? Todas estas situaciones invitan a reflexionar sobre la utilidad de contar con un seguro de responsabilidad civil y que cubra posibles gastos sanitarios.

En función de la opción elegida, es posible dar con prestaciones añadidas y concretas: desde coberturas anti-robo hasta descuentos a la hora de participar en pruebas deportivas y adquirir productos relacionados con la bicicleta.

Licencia Ciclista

Contar con una licencia ciclista federativa es una de las opciones más completa. Al contrario de lo que podría parecer, su utilidad no solo es aplicable para un uso de la bicicleta estrictamente deportivo o competitivo. Un ciclista urbano también puede beneficiarse de su lista de ventajas.

Aunque dependen de las federaciones ciclistas de cada Comunidad Autónoma, la ley marca una cobertura mínima a nivel nacional según el Seguro de Accidente Obligatorio. Esta incluye, entre otras prestaciones, asistencia médico-quirúrgica, sanatorial y farmacéutica (en régimen hospitalario); gastos por rehabilitación; diferentes indemnizaciones, gastos por fallecimiento, lesiones, evacuación o rescate y un seguro de responsabilidad civil.

Existen dos tipos de licencias federativas, una orientada a la práctica del cicloturismo pero que puede cubrirnos en diferentes situaciones, y otra los ciclistas que quieran participar en competiciones. Esta última acarrea descuentos en inscripciones y otras necesidades deportivas. Los precios de las licencias ciclistas federativas son diferentes en cada Comunidad Autónoma. En la actualidad, sobrepasan los 100 euros al año en muchas regiones.

Carné ciclista

Licencia ciclista

Una alternativa a la licencia federativa es la del carné ciclista. Este se implantó hace unos años pensando más en ciclistas ocasiones o que no realizan una práctica estrictamente deportiva. Los carnés ciclistas dependen, de igual modo, de las diferentes federaciones ciclistas relacionadas con las Comunidades Autónomas.

En este caso, la cobertura que ofrece es más limitada e incluye, en esencia, un seguro por accidente y otro por responsabilidad civil con límites de gastos específicos. Mientras que la licencia cubre gastos en el extranjero hasta un límite, el carné ciclista extiende la cobertura solo al territorio nacional. También incluye gastos concretos en caso de evacuación o a la hora de elegir centro sanitario.

Del mimo modo, las federaciones ciclistas han venido promocionando el carné mediante la creación del denominado Club VIP Ciclista. Este aporta diferentes ventajas y descuentos en establecimientos o a la hora de contratar múltiples. Su precio es bastante más reducido que el de la licencia ciclista, moviéndose en torno a los 40 euros anuales.

Seguro privado

Los seguros privados relacionados con la bicicleta ofrecen dos ventajas claras. Por una parte es posible personalizar la póliza en función de nuestras necesidades y, por otra, suelen tener precios más reducidos. Podemos encontrar seguros para bicicletas como el que ofrece MAPFRE por 27 euros al año.

Si nos inclinamos por esta opción, hemos de detectar las diferencias principales entre lo que ofrece una licencia ciclista y un seguro privado, como los posibles límites y gastos sanitarios. En el caso de los seguros, ofrecen algunas ventajas añadidas, como seguros anti-robo, asistencia jurídica o servicios relacionados con la práctica deportiva.

Los ciclistas habituales y los más asiduos han de plantearse qué les ofrece cada opción para detectar qué les puede convenir más. Para muchos dependerá de si cuentan ya con un seguro contratado y del tipo de seguro y de cobertura que les ofrece. Siempre es posible complementar o personalizar en función de nuestras necesidades. Una vez elegida la opción, el hecho de contar con una licencia ciclista, carné o seguro aporta una seguridad añadida a la hora de circular.

En Circula Seguro | ¿Circulas en bicicleta eléctrica? Esto es lo que deberías tener en cuenta para tu seguridad

Imágenes | iStock/chabybucko, iStock/lolostock e iStock/kertu_ee