Las terracitas y la seguridad vial

Terracita de verano

El verano sigue su camino, y en estos días tan calurosos muchos aprovechamos para cambiar un poco el ritmo de vida, relajarnos en alguna playa tranquila, tomar alguna que otra cosa en una terraza a la sombra… Al fin y al cabo, para eso se supone que están las vacaciones, ¿no? Ya volverá el lejano septiembre con sus preocupaciones de cada año.

Miro a mi alrededor desde la terraza en la que me estoy tomando una cerveza. Al otro lado del chaflán en el que me encuentro sentado, más allá de unas jardineras decoradas con plantas artificiales, una pareja bromea y hacen fotos el uno del otro. Guiris con aspecto de gamba etilicoide los dos.

De repente, me entra en acción el chip de la seguridad vial cuando veo que a mi alrededor está todo lleno de coches apelotonados en doble fila, invadiendo parte del chaflán en el que se asientan mi silla y mi mesa. No tengo tiempo ni de emitir un chasquido de reprobación cuando me llega, mejor que en sensurround, el inconfundible ruido de un choque.

Como si llevara instalado un automatismo en mi interior, giro la cabeza a la vez que me incorporo para ver a un motorista tendido en el asfalto, boca abajo, que se asemeja a un militar que reptase por el suelo pero vestido de bermudas tejanas y camiseta gris. Su montura presenta una herida leve en el intermitente derecho y el coche contra el que ha chocado reposa allí mismo. De su interior salta un chaval delgado y moreno, con el pelo corto, camiseta azul ajustada, bañador negro largo y chancletas de playa. Está muy nervioso.

La pareja guiri ya está junto al motero, que ha caído a sólo medio metro de la mesita veraniega que ocupan y que se incorpora por su propio pie mientras se alza la visera de un manotazo. Deduzco que el de la moto venía con prioridad pero demasiado rápido y que el del coche ha ido sacando morro entre vehículos mal aparcados, terrazas y veraneantes, hasta que la moto ha impactado sobre la aleta del otro vehículo. Los gritos que profieren algunos de los congregados asustan aún más al chico del coche, que según balbucea iba poco a poco porque no veía nada con tanto lío de coches y gente.

Pareja tomando algo en una terraza

Mientras el sonido se me atenúa como si atravesara una sordina antes de llegar a mí, me abstraigo pensando en la pareja guiri de las risas y las fotos. Hace un instante un chaval con casco ha saltado por los aires y sólo la casualidad ha hecho que no acabe empotrado en la mesa, ocasionando a la pareja unos daños que desconozco pero que mis amigos Jaume y Pep Serra trabajando codo con codo quizá podrían aventurar. Esa terraza invadiendo el asfalto y la amalgama de coches mal aparcados convierten el suceso en algo absurdo y evitable, una burla a la seguridad en toda regla.

El chaval de la moto tiene prisa. Él y el playero del coche han intercambiado datos y ya está. Sin esperar a que lo vea un médico, el chico de la moto se calza el casco y se va volando mientras el chaval del coche se sienta en la mesa de los guiris. “Una cocacola, por favor”, oigo que le dice entre jadeos al dueño del bar mientras yo regreso a mi mesa, que ahora ya no me parece un oasis en medio del asfalto sino una trampa mortal emplazada allí gracias a la ocurrencia de algún loco.

Aparece en la escena un coche patrulla de la Policía Local y se añade a la ensalada variada de vehículos tirados en mitad de la calle. Uno de los agentes baja del coche con mucha parsimonia. El otro está hablando por la radio. El primero de ellos se acerca a la terraza donde me hallo y me pregunta por un accidente del que ha sido informado.

Le indico dónde está el chaval del coche y le resumo lo que he visto. Aprovechando que estoy en racha, le comento el problema de las terrazas en los chaflanes y de los coches mal aparcados. El agente se levanta, sonríe mustio, se encoge de hombros y se despide con un lánguido: “Esto es todo cosa del Ayuntamiento. Si quiere, vaya allí y reclame. Yo, más, no le puedo decir”.

(Este relato es una ficción inspirada en un hecho real que me hizo llegar Pep Serra.)

Foto | Jon E. Eguiluz, Juan Pablo Olmo

  • pepserra

    Lo de siempre ,
    la mayor parte de accidentes , sino siniestros, vienen dados por varios factores confluyentes….y este no deja de ser un caso tipico en el que acaba cargandose las tintas sobre el mas destacable culpable.

    Pero no olvidemos que podria haberse evitado:
    -sin obstaculos en los chaflanes
    -sin excesiva velocidad del motorista
    -con mayor implicacion de los responsables municipales

    Luego siempre algunos defienden al vehiculo mas debil, cuando en realidad fragilidad no implica impunidad inmunidad vial.
    Muchos debian pensar: pobre chaval el de la moto, pero estoy seguro que nadie se compadecio del asustado conductor que intento sacar el morro como en una ruleta rusa con varias balas….

  • pepserra

    ah me lo dejaba…

    para los incondicionales de los vehiculos fragiles ,que no los inocentes, (bicis y motos).nota IMP = he sido motorista , ciclista y ahora conductor de coche…

    aparte del motivo del POST, este BLOG tiene como lema la conduccion preventivo-adaptativa al medio vs la dogmatica.

    Partiendo de esa premisa, este es un ejemplo de que hay alguien que no ha captado el mensaje ya sea desde la autoescuela, familia etc….

    pd= si hay algun lego en la sala, podria informarnos si es legal instalar terrazas a cms del trafico(o sea en pleno asfalto????)

    si se acercaba en moto a una velocidad excesiva creyendo que la interseccion era “SUYA”, mal vamos…

    Creo que nadie de los que leemos el post somos capaces de ir sacando el morro y respetando como hizo el conductor el ceda hasta el dolor cervical para encontrarse de bruces con el motorista.

    Obviamente el centro de la escena se desplaza al potencial herido(motorista), y asi debe ser…
    Pero una vez resuelto el tema
    ¿alguien me aseguraria que no fueron multados los vehiculos obstaculizantes o el motorista ?

    por que a mi entender , aunque el conductor se tomo la cocacola, yo me habria tomado una caja Valium…y el susto no me lo quita nadie

    La conduccion preventiva en este caso es un claro ejemplo que ilustra que puede significar la diferencia entre vida-nuerte o invalidez

    pd =  algun lego en la sala que pueda decirnos si es legal poner terrazas en pleno asfalto (POR MOTIVOS OBVIOS DE S VIAL)???????

    • capreolus

      Así como lo comentas:
      “…es legal poner terrazas en pleno asfalto (POR MOTIVOS OBVIOS DE S VIAL)???????
      Particularmente pienso que no, ya que los veladores cuentan con la aprobación municipal si previamente cumplen una serie de requisitos que ignoro pero que estoy seguro que algún entendido en la materia podría aportar. Supongo espacio disponible respetando acerado y calzada. No obstante, pienso que muchas veces por ignorancia pues pasamos de estos temas y cuando nos afectan, entonces tiramos de leyes, de obligaciones, etcétera. Yo siempre digo, aplicando el sentido común, y en este caso las normas de seguridad vial, si el causante ha sido un titular, es a ese a quién hay que reclamar y punto. Tiene nombres y apellidos y si hay base legal para poner una reclamación pues no hay que dar más vueltas al asunto. Si voy a una tienda y tropiezo con una caja no debe de estar en medio, pues tendré que aclararlo con el dueño de la tienda. Tan fácil como eso. Para que están los seguros si no para cubrir esa responsabilidad civil.
      Saludos

      • pepserra

        si capreolus , pero me sigue impactando como en plena calzada haya alguien capaz de instalar una terraza escudandose en 4 macetas con ficus a escasos cms del trafico.
        Para segun que los aytos. estan muy concienciados, para segun cual NO…
        No debemos esperar a la catastrofe para actuar y el otro dia casi pasa…remember Alfaques

  • pepserra

    perdonad el tercer comentario seguido:

    por si me contestais que las OOMM =(ord municipales) lo permiten , tambien puedo decir con conocimiento de causa que NO siempre , las OOMM son garantia de s vial…

    a veces el RGC y las OOMM no se ponen de acuerdo con mas relax de éstas últimas…

  • Kibbu

    Tu forma de describir los hechos me ha recordado a las descripciones de las novelas y, especialmente, algunas de las particulares palabras que utilizan y tan bien quedan. Muy bien redactado 😉

    • Josep Camós

      Gracias, gracias. 🙂

  • capreolus

    Así como lo comentas:
    “…es legal poner terrazas en pleno asfalto (POR MOTIVOS OBVIOS DE S VIAL)???????
    Particularmente pienso que no, ya que los veladores cuentan con la aprobación municipal si previamente cumplen una serie de requisitos que no ignora pero que estoy seguro que algún entendido en la materia podría aportar. No obstante, pienso que muchas veces por ignorancia pues pasamos de estos temas y cuando nos afectan, entonces tiramos de leyes, de obligaciones, etcétera. Yo siempre digo, aplicando el sentido común, y en este caso las normas de seguridad vial, si el causante ha sido un titular, es a ese a quién hay que reclamar y punto. Tiene nombres y apellidos y si hay base legal para poner una reclamación pues no hay que dar más vueltas al asunto. Si voy a una tienda y tropiezo con una caja no debe de estar en medio, pues tendré que aclararlo con el dueño de la tienda. Tan fácil como eso. Para que están los seguros si no para cubrir esa responsabilidad civil.
    Saludos

  • pepserra

    Os imaginais un hipotetico titular periodistico un dia cualquiera?

    “ARROLLAN A 13 PERSONAS EN UNA TERRAZA DE LLORET DE MAR”
    “Segun informaciones de ultima hora, el conductor perdio el control del vehiculo tras una distraccion al manipular un CD y arrollo a 13 veraneantes que se encontraban en una terraza habilitada ocupando parte de de un lateral de la calzada , con el resultado de 3 victimas mortales …”

    Parece veridico verdad?

    Pues luego ya os podeis imaginar:
    “El organo competente estudia regular la ocupacion de este tipo de establecimientos por falta de seguridad…”

    Como siempre tenia que pasar algo para actuar…

    Parece mentira como en este pais ultimamente hasta regulamos como beber de un botijo sin mojarnos y NO tenemos la voluntad de actuar frente a temas evitables como éste…

    • Josep Camós

      “Parece mentira como en este pais ultimamente hasta regulamos como beber de un botijo sin mojarnos y NO tenemos la voluntad de actuar frente a temas evitables como éste…”

      Dictar leyes es fácil. Lo complicado es conseguir su cumplimiento.

      • pepserra

        Si Josep, pero lo bueno del caso es que No sé hasta que punto se ha llegado a regular el tema.
        Que se haga , ya sabes que no es garantia de que sea legal.
        Es que a lo mejor no procede ni hacer cumplir normativa porque ni la hay…