Las prioridades a la hora de comprar un neumático nuevo… o no

campana_michelin_revision_neumaticos_11

Preocupados como estamos por la garantía de seguridad que nos ofrece un neumático nuevo y con un buen mantenimiento a lo largo del tiempo, sorprende encontrar en la Red las razones para no invertir en gomas nuevas, y las excusas (no puedo llamarlas razones) para meterse en el grisáceo mundo del neumático de segunda mano. Afortunadamente hay más opiniones contrarias a estas compras, principalmente porque cuando los compramos estamos asumiendo unos riesgos ocultos, sí, pero que nos pueden dar un susto.

La situación personal de cada uno es única, lógicamente, y no nos podemos meter directamente con las razones económicas de cada núcleo familiar (porque no hay otras) para decantarse por un neumático usado. Sin embargo, las razones de peso, que son las de seguridad, nos dicen que sea como sea, hay que “meterse” a calzar neumático nuevo. Lo barato sale caro, pero cuando se trata de neumáticos y un posible accidente de tráfico, sale carísimo para nosotros y para los que nos rodean.

No son neumáticos seguros, pese a quien pese

Parejas de neumáticos más baratas que un solo neumático nuevo, grandes rebajas en neumáticos “casi nuevos”, ITV que inspeccionan el neumático superficialmente y dan el “ok”… Parece que haya un conjunto de argumentos irresistibles e irrefutables para no acabar de creerse que la opción de segunda mano es peligrosa. Primero, lo primero. Espero que a nadie de los que se le ocurra calzar neumáticos usados se le ocurra sustituir solamente uno: que nadie piense, por favor, en no sustituir los neumáticos del mismo tren a la vez. En ese caso no hay nada que nos asegure que los dos neumáticos de segunda mano están en las mismas condiciones, agarran lo mismo o tienen la estructura intacta. Comprar un único neumático de segunda mano es jugar a la ruleta rusa.

Las grandes rebajas y los precios en modo ganga son el principal atractivo de estos productos. Es decir, si unos neumáticos nuevos cuestan 200 euros (por decir un precio al azar), pero los encontramos “como nuevos” por 70 euros… hombre, llama poderosamente la atención. Lo malo es que no activa ninguna alarma del porqué de ese espectacular descuento. Duran menos, seguro, y a lo mejor en algún caso hacemos el cálculo del coste por kilómetro y comprobamos que, realmente, son más caros que los neumáticos nuevos. Seguro que habrá quien diga que eso no es representativo, es verdad, pero yo no me creo que haya ningún neumático de segunda mano representativo de la más alta seguridad.

MTZ1501
Las ITV que inspeccionan el neumático y le dan el ok… bueno, eso es otro cantar. Hasta donde yo se, en las ITV no desmontan la carcasa y no utilizan tecnología de ultrasonidos para verificar el estado de los neumáticos. Una inspección visual no es garantía de nada, igual que la ITV no es garantía de que el coche esté 100% en forma, sino que simplemente “pasa” el test. Es decir, la ITV nos dice que el coche no está para mandarlo al desguace, que puede circular con garantías mínimas de seguridad. No hagáis de ese veredicto una demostración de que el neumático es seguro, porque es falso.

¿Qué pasa si no puedes asumir la compra de unos neumáticos nuevos?

Me temo que este es el meollo de la cuestión. ¿Qué ocurre si no tenemos recursos para comprar neumáticos nuevos? Es muy duro decirlo, pero si uno asume un gasto semanal medio de combustible (pongamos unos 20 o 30 euros por semana) es que circula lo suficiente como para que le sea indispensable hacerlo. Invertir en neumáticos una vez al año, o con menos frecuencia (no todo el mundo lo hace cada año, es más, seguramente la mayoría no los cambia tan a menudo) no es un gasto imposible de asumir. Ni mucho menos, comparado con el precio del combustible.

Si no circula lo suficiente, si aguanta un mes con un depósito, o más, entonces puede tener otras alternativas de transporte. Pero este argumento es débil, porque se puede razonar que no todas las localidades tienen un transporte decente. A lo que quiero ir es a que el consumo de neumáticos es algo que cualquiera sabe que es un gasto común en el coche, igual que llenarlo de combustible, sustituir lámparas, lavarlo, mantenerlo a salvo en una plaza de garaje o hacerle las revisiones y cambios de aceite.

La vida privada de cada uno es eso, privada. Y cada cual afronta una situación económica y unas posibilidades. Un coche y su mantenimiento son elementos caros, sí, implican costes elevados que uno sabe cuando adquiere el suyo propio. No poder asumir esos costes no significa asumir el riesgo de poner en peligro la seguridad propia, ni la de los demás. Ojalá nadie estuviese en esa situación, de verdad, pero creo que es algo que afecta a la seguridad de todos. y no quier decir que no haya “un par” de neumáticos perfectamente seguros, sino que la mayoría no lo son. ¿Cómo sabes tú que te han tocado los buenos?

  • Escargot

    Ahora que comentas lo de la ITV…

    La semana pasada cambié las ruedas traseras. Hasta ahora los mecánicos habían pedido los neumáticos usando la información impresa en ellos, pero no sé por qué (les debió chocar algo) me pidieron la documentación del coche. Y vieron que había un dato que no cuadraba. Aparecía como “84+letra” y la letra no era la misma en los neumáticos viejos y en la documentación. Pidieron los neumáticos con el dato de la documentación y me explicaron que esa letra era algo de la velocidad, que los que tenía puestos eran hasta 200 y pico y la documentación exigía hasta 190, creo. El caso es que dijeron que en la ITV deberían haber detectado esto… pero no lo hicieron.

    • Efectivamente, por eso mismo digo que no hay que fiarse, o más bien, que la ITV busca solo determinadas cosas. Pasar un test, lo podemos llamar. No nos van a solucionar nada que no entre dentro de sus competencias, como mucho nos dirán que “esto hay que cambiarlo muy pronto”.

      El problema es cuando alguien se aferra al argumento de que la ITV le dio el visto bueno para deducir que su coche está como nuevo. Es como aquéllo de “es que lo han dicho en la tele” 🙂

      • Escargot

        Más o menos como lo de los cinturones del coche de mi madre… siempre pasan la ITV, pero a mí no me inspiran confianza.

        Si quieres asegurarte de que no te dan gato por liebre en el cambio de neumáticos mira la fecha y los pelitos. Si hay pelitos, son nuevos. 🙂

  • Napl

    Escargot tal como lo explicas es normal lo que te ocurrio puesto que es legal. En la itv comprueban que las medidas correspondan a la de la ficha y el codigo de velocidad sea igual o superior pero nunca inferior. Te explico, para una medida de neumatico pueden existir distintas velocidades que van expresadas en letras. A mayor velocidad la letra es mas avanzada en el alfabeto.
    Mi coche tiene en la ficha de la itv unas medidas 205/55 R16V y llevo puestas 205/55 R16W. Lo que no podria llevar seria la letra T pues esta por debajo de la velocidad minima exigida segun itv.

    • Escargot

      Creía que la letra tenía que ser exactamente la misma. Gracias por la aclaración.

  • Totalmente de acuerdo con todo lo expuesto en tu artículo, así que no me repetiré con mis ya conocidos argumentos en favor del neumático nuevo.

    Un abrazo, Esteban
    (Observador de la Seguridad Vial)

  • El gran problema de los neumáticos usados es que muchas veces desconocemos su procedencia. Aunque nos ofrezcan una garantía, esta es muy menor a la de unos neumáticos nuevos. Además, suelen ser mucho más viejos y no sabemos tampoco en qué condiciones han sido almacenados.

    No debemos renunciar a la seguridad. Actualmente existen marcas de neumáticos menos conocidas con una calidad/precio muy buena.

    Eva Corbacho
    http://www.yofindo.com