Las prestaciones y la economía del neumático, en dos vídeos

Economía de los neumáticos

Como vimos el viernes, la adherencia y la vida del neumático son cuestiones vitales para nuestra seguridad y además se convierten en criterios esenciales de calidad a la hora de evaluar un neumático, pero también es importante que las prestaciones de un neumático contribuyan a economizar la energía que necesitan para rodar.

Lo abordaremos hoy en un par de breves vídeos que hablan de estos temas. Por un lado, veremos que las prestaciones de un neumático guardan un difícil equilibrio que hay que saber mantener, y por el otro, comprobaremos que el diseño de la arquitectura del neumático puede contribuir a un menor consumo de carburante, lo que se traduce en un ahorro energético que nos viene muy bien para el bolsillo… y para el medio ambiente también.

Prestaciones equilibradas, un reto de calidad

Como hemos visto, la calidad de fabricación de un neumático se puede evaluar en la medida en que el neumático sea capaz, a una misma vez, de:

  • garantizar la seguridad de los ocupantes,
  • disminuir costes económicos
  • y disminuir el impacto medioambiental.

Es decir, aunque desde el punto de vista de la conducción todos los fabricantes buscan un cierto equilibrio entre desgaste y durabilidad, una cierta capacidad de agarre tanto en seco como en mojado y una elasticidad que permita la seguridad del vehículo y el confort para sus ocupantes, a la hora de la verdad la fabricación de un neumático se asienta sobre esas tres patas, seguridad, economía e impacto medioambiental, y sólo un neumático que haya sido fabricado teniendo en cuenta ese equilibrio puede considerarse como el resultado final de un reto de calidad.

Por eso cada fabricante sigue su propio camino y por eso no hay dos neumáticos iguales.

Ahorrando carburante gracias al neumático

Tal y como se explica en el vídeo, la economía es uno de los campos donde mejor se pueden apreciar las consecuencias de nuestra elección. A menudo uno de los criterios que se emplean para elegir un neumático consiste en comparar el precio de las cubiertas en el momento de la compra, pero hay que tener en cuenta que algunos neumáticos permiten ahorrar energía, y por tanto carburante, lo que se traduce en un factor decisivo a la hora de elegir un neumático.

Si el ahorro en carburante que nos proporciona el neumático es significativo, no sólo notaremos ese efecto en nuestro bolsillo cada vez que llenemos el depósito, sino que con un consumo menor también se alarga la vida del motor de nuestro vehículo, y es que cuando montamos un neumático que ahorra energía todo son ventajas.

Con una adecuada composición de la goma con que se fabrica el neumático, con una arquitectura pensada para rodar con el mínimo consumo posible y con una acertada reducción de masa del neumático se consiguen unas notables diferencias de consumo, aunque en ese terreno nuestro papel como conductores resulta primordial. Al fin y al cabo, la conducción económica va de la mano de la conducción preventiva y responsable con nuestra seguridad y con nuestro entorno, que como sabéis es lo que recomendamos siempre desde Circula Seguro.

En Circula Seguro | La adherencia y la vida del neumático, en dos vídeos