Las manías del conductor novel

Fernando Alonso novelEnhorabuena, ya tienes el carnet de conducir. A partir de ahora, puedes circular por las carreteras libremente, siempre y cuando respetes las reglas del juego. Pero ojo, que tu aprendizaje no ha terminado, no ha hecho nada más que empezar. Y este momento es especialmente sensible.

Cuando dejamos de tener al plasta de la autoescuela a nuestra derecha, si viajamos solos nadie va a corregirnos ni a detectar manías y malas costumbres que podemos estar empezando a adquirir. Por ejemplo, mi profesor siempre me daba un manotazo cuando veía que mi mano derecha iba demasiado pegada al pomo del cambio.

Justo cuando uno empieza a “soltarse” y gana confianza, es cuando pueden aparecer algunas manías. Si eso no se corrige a tiempo, pueden dilatarse en el tiempo lo suficiente como para que dejarlas sea más difícil que abandonar el tabaco.

Veamos algunas manías comunes:

Por ejemplo, algunos noveles se ofuscan y siguen metiendo las marchas en diagonal, cuando hay que seguir el guiado de la H. Al meter las marchas en diagonal es muy fácil confundir la segunda con la cuarta, o la tercera con la quinta. Otros, además de eso, miran a la palanca, cosa que no debe hacerse, hay que mirar hacia delante.

Podemos ver a algunos noveles ya circulando rápido y hasta sin el cinturón de seguridad. Se ve que su profesor no tuvo un día el temperamento de bajarse del coche y darles un sopapo en la nuca, de las que suenan hasta en Roma, para que memorizase: “No vuelvas a hacer eso más”.

No todas las manías son por hacer el macarra, véase abatir demasiado el asiento y conducir con la mano en la posición más alta del volante como Vin Diesel. Hay manías que vienen fruto del nerviosismo, como mover el volante cada vez que se cambia de marcha, porque se hace fuerza. Siguiendo la H, no hace falta ni hacer esfuerzo.

Vin Diesel

¿Qué hay de las reducciones? Algunos ex-alumnos frenan mucho con el pedal, y meten la marcha corta después, con lo que la reducción no sirve de nada. El freno motor siempre va antes del del pedal de freno, porque si no, es como frenar con el punto muerto. Por otra parte, frenando mal puede hacer que se acumule el trabajo a la hora de detenerse.

No hace falta pasar por todas las marchas en una caja moderna, se puede pasar de segunda a cuarta y viceversa sin ningún problema, solo hay que tener una mínima noción de dónde están los puntos de cambio óptimos. Es más fácil aprender haciendo cambios totalmente secuenciales, pero vamos, que poderse, se puede.

Un novel nervioso, de los que no corre, tendrá problemas para apreciar la velocidad a la que circula, siguiendo un patrón irregular: de repente se encuentra yendo muy lento, luego lo recupera acelerando, y vuelta a empezar. Hay que mantener un trote más constante, si la música no te deja oír el motor, apágala, ya habrá tiempo de melomanía.

Puesto de conductor

También tenemos ex-alumnos que creen que el pedal del embrague es una especie de reposapie, y lo usan hasta para tomar las curvas. Pues no, el pie izquierdo debe ir apoyado en el piso, y solo deben presionarse ese pedal exclusivamente para cambiar. Apoyarse en él descoloca el coche y acelera el desgaste del cable del embrague y del propio embrague.

Los intermitentes hay que ponerlos SIEMPRE, es la mejor manera de acostumbrarse. ¿Que son las cuatro de la mañana y no se ven moros en la costa? Es igual, pon siempre el intermitente, que es gratis, si no, empezarás a ser perezoso y luego empezarás a sorprender a otros conductores que no pueden adivinar lo que vas a hacer.

Las distancias de seguridad son muy importantes, porque al principio no se dominan las técnicas de detención de emergencia, por eso hay que jugar con más margen aún. El que pisa a fondo el freno sin aplicar embrague, puede encontrarse con el motor calado y en una situación muy comprometida con algo de mala suerte. Cuanto más margen, mejor.

Palanca de cambios

La posición de las manos al volante también suele aprenderse mal desde el principio. Ni las dos manos pegadas arriba, ni las dos debajo, ni conducir con una mano por sistema, ni hacer todo a base de bayetazo. Siempre que se pueda, las dos manos en el volante, equidistantes y en torno al centro o algo elevadas (hasta las 10:10), en una posición cómoda.

En resumen, todos estos vicios, cuanto más se practican, más difícil es dejarlos. Siempre es más fácil pillar a tiempo a un novel, que aún puede aprender, que a un conductor con décadas de experiencia en [mala] conducción, al que atrévete a enseñarle algo. Algunos incluso muerden.

Cuando circules solo, en vez de pensar que menudo alivio haberte deshecho del profesor, acuérdate de todo lo que te dijo, que tiene su sentido. Él es un formador vial, tú un novato, dudar sobre quién sabe más es cuanto menos un poco desconsiderado. La experiencia es un grado, ya llegaremos, mientras tanto, toca aprender.

Y si crees que ya sabes conducir, te invito a que leas esto. Todo es tan relativo…

  • adri_r_m

    Muy buen tema, es cierto que mucha gente conduce usando el pedal de embrague como reposapies, y no te imaginas cuanta gente me llega al taller para saber porque su coche hace tanto ruido desde que arranca, el rodamiento de empuje del embrague, es el primero de los sintomas de esa mala mania, simplemente con dejarlo caer, por muy poca fuerza que se ejerza sobre el, ya se degrada su uso, a mas o menos ritmo, se resiente, tambien estan esos que conducen tan cerca del volante porque no llegan a los pedales, que al bajarse del coche, tienen los dientes negros, de el volante rozando…. jajaja muy buen tema Javier, te sigo desde hace un tiempo y nunca me dio por comentar nada aqui, aunque en motorpasion si que suelo comentar de vez en cuando… un saludo!

  • matamecamion

    Yo cogí algunas de esas manías al tener la L

    La importancia de llevar el asiento y el reposacabezas bien regulado la aprendí cuando me arrearon por detrás (a los 3 meses de tener el carné) y a una velocidad un tanto elevada… Empiezo a sospechar que la lesión cervical la voy a tener de por vida 🙁

    Los intermitentes siempre los he puesto, pero siempre y a veces hasta se mofan de mi. Al igual que llevo como un par de años que me he forzado a acostumbrarme a llevar las manos correctamente (hay ocasiones en las que automáticamente las pongo mal, vease atascos en ciudad) pero si te lo propones, llegas a acostumbrarte.

    La verdad que cuando me reflejo en un cristal, llevo la típica postura de coche de autoescuela, pero creo que al final te das cuenta de que el coche sirve para lo que sirve (ojalá fuera todo el mundo) y que si lo empotras o acabas contra el volante, ya no lo podrás usar más.

    P.D.: El otro día tuve que bajar a una compañera de clase (que por cierto, no se vuelve a subir en mi coche hasta que aprenda a comportarse) porque estaba muy cansada y le apetecía ir tumbada en los asientos de detrás. Ella prefirió bajarse e ir en metro a sentarse bien. Nuestra estupidez llega muy lejos…

  • Jonathan

    Se te ha olvidado comentar el que vayan por el carril central en autovias de 3 carriles, yo el otro día adelante a un coche de la autoescuela a 80 que iba por el carril central si nadie en el derecho, si ya no se enseña bien, luego queremos que nos suban el limite de velocidad a 130 – 140, primero que enseñen bien y luego hablamos.

    • Los que más estorban en ese carril hace tiempo que tiraron la L a la basura, son más gente con años que jóvenes. Seguramente les enseñaron bien en su día, pero para asimilar conocimientos, hay que tener predisposición, si no…

      • Jonathan

        Ya pero si ya desde la autoescuela te enseñan a que ir por el carril central es normal, pues esto es la pescadilla que se muerde la cola, ¿para que tantos carriles si luego usamos dos?

        • La autoescuela que diga tal cosa contradice al propio reglamento de circulación, no te niego que haya malos profesionales a veces, en la mía me lo dejaron muy clarito: “Si no adelantas a nadie, a la derecha”.

    • benitocarles

      Puedo entender perfectamente que en autovías de 3 carriles se circule por el central, no los pienso crucificar, y por varios motivos: Permites que te adelanten, si quieren, y puedes adelantar los camiones o vehículos que vayan a velocidad reducida, sin cambiar de carril. En este sentido, hay muchos tramos en los que el carril derecho está en peor estado precisamente por el paso de mercancías, y cuanto menos es molesto. También existe la sensación de más seguridad estando en el carril central, donde los muros laterales quedan “lejos”.

      Cuando menos lo justificaria seria en momentos donde no haya apenas densidad de tráfico, donde yendo tu a 120..digo 110 (120 de marcador) por el carril derecho te encuentres a un coche a 100 por el carril central y tengas que recorrerte, legalmente, todo el ancho de la via para rebasarlo.

      La paradoja de la “real usabilidad” de dos carriles también se podria aplicar si nos ceñisimos todos al carril derecho, donde muy probablemente el izquierdo, ¿para qué usarlo? En general se trata de valorar las cricunstancias en las que estás y tu ritmo de circulación.

      • Benito, el carril central no es el más seguro porque por ejemplo el tráfico drena más agua en el derecho y por tanto tiene más adherencia.

        Un adelantamiento te lleva segundos, si vas a más de 90 km/h reales (la que cogen los camiones que no han quitado el limitador) y te mantiene espabilado. Además, los que van por el carril central por norma, lo hacen tanto con tráfico denso (totalmente legítimo) que a las 4 de la mañana, cuando van estorbando al que va bien por la derecha y más rápido, y tiene que decidirse entre cambiar 3 carriles para adelantar o pasarle por la derecha (esto SÍ es peligroso, lo otro es solo cuestión de pereza).

        Es más, por el carril central, si te duermes, no oirás los laterales ruidosos que te espabilan, si te duermes en el central, para cuando los pises igual la cosa no tiene remedio. Las creencias populares de la gente pueden desmontarse con 4 argumentos ultrabásicos como estos.

        En lo que a mi respecta, voy por mi derecha. Si me topo con un plasta de esos, miro por el espejo, me cambio los 3 carriles, les doy antes un par de ráfagas y luego vuelvo a mi derecha. Digamos que uno de cada 10 se da cuenta de que iba mal, el resto va empanado o no sabe qué le estás contando. Ir aburrido por el carril central es peligroso, se tiene menos sensación de velocidad que cerca del muro, que por cierto, no es como pincharse con un alfiler, sino como un freno, depende cómo colisiones con él.

        Saludos.

        • benitocarles

          Está claro. Es una actitud que se convierte en un mal hábito. Iba a añadir precisamente eso, prefiero irme moviendo entre los carriles para distraerme un poco y no quedarme siempre igual, aunque la distracción la puedes tener dentro, a veces, con los colegas o la familia, jeje. Pero insisto en lo de las condiciones del tráfico que haya.

          Nótese que dije “sensación de seguridad”, que no seguridad en si.

  • 51140

    No veo el problema de frenar pisando el embrague o con el coche en punto muerto Javier, yo lo hago siempre, para que la freanada sea más suave.

    • No me has entendido bien. Lo que es absurdo es pegar un frenazo y luego intentar reducir, es al revés, primero se reduce con el motor y después con el pedal. El punto muerto no hay que insertarlo hasta estar prácticamente detenidos, y así no calar el coche.

      • Josep Camós

        Según yo lo veo (y corrígeme si ves que me equivoco) para reducir “lo suyo” es que el motor caiga hasta el entorno de las 1000 vueltas y así evitar que el embrague se lleve un sobredesgaste al cambiar de marcha y luego embragar.

        Siendo así las cosas, usar o no el freno de pedal dependerá de las necesidades que tengas. Si eres observador, previsor y no te viene de aquí, podrás dejar que el freno motor se agote por sí solo. De lo contrario, necesitarás usar el freno de servicio para acelerar la caída de vueltas del motor. E incluso, si te pasas de frenada por lo que sea, podrás saltar una marcha tranquilamente.

      • 51140

        Lo siento, pero sigo sin ver el problema al que aludes, porqué he de usar el freno de motor? Qué beneficio me aporta?
        No veo cómo se me va a calar el coche por pisar el embrague o poner punto muerto sin estar detenido, si estoy frenando.

        • El freno motor es más progresivo, no gasta combustible y aumenta la vida útil de los frenos.

  • cesar9999

    En este aspecto yo siempre he tenido dudas, en la autoescuela me enseñaron a reducir bajando las marchas de una en una por ejemplo: te acercas a un semáforo en rojo en tercera, cambias a segunda y después si sigue rojo ya te paras.
    Por lo que le he entendido a Josep lo ideal es dejar avanzar al coche en la marcha que estés y usar el freno al final.
    ¿cuál seria la manera correcta?

    • Depende de tus intenciones, si quieres parar de la forma más suave, tendrás que acabar en segunda. Si tienes la previsión de que un semáforo se puede abrir, habría que acercarse en cuarta a 40 km/h (por ejemplo), si se abre el semáforo, no hay que frenar, pero si está cerrado al llegar, pues punto muerto y freno casi a la vez, en condiciones de seguridad y confort claro.

      Por saltarse una marcha o dos, no rompemos nada.

      • Josep Camós

        Apostillo un detallico: yo también enseño a la gente a reducir antes de llegar al semáforo de turno. Sé que no es necesario desde un punto de vista mecánico, pero cuando he enseñado a saltar marchas por sistema me ha ocurrido un problema grave con los alumnos: ¡que luego no sabían reducir con agilidad cuando era necesario!

        Conclusión: les explico que mejor que reduzcan para metérselo en la cabeza, aunque saben que no es del todo necesario. Y si por una de aquellas llegan en 3ª al semáforo saben que no pasa ná. Lo mismo cuando llegamos a una rotonda interurbana en 4ª y pasan directos a 2ª. Saben que prefiero que se estimulen con el cambio secuencial, pero que no es ningún error saltar de marcha (más bien al contrario).

        No olvidéis nunca que una “cosa” es un conductor que tiene los movimientos automatizados y otra, un preconductor que tiene mucho por grabarse en el cerebro.

        Y a los que decís “a mí me enseñaron a…”, nunca olvidéis que el aprendizaje es un proceso, y es un proceso que no acaba nunca.

  • escargot

    Sobre la posibilidad de saltarse marchas había leído por ahí y al final llegaban a la conclusión de que podía fastidiar la caja de marchas. ¿Es así?

    Manías… los novatos tienen y los no novatos también las tenemos. Y peores a veces.

    El volante no es que lo coja de tal o cual manera, es que según la música que lleve puesta lo aporreo directamente. También sigo el ritmo con el pie izquierdo, que está donde tiene que estar… pero algún día me voy a confundir… igual debería haberme comprado una batería en vez de un coche. Afortunadamente para todo el mundo, cada vez tengo menos costumbre de conducir con música (estoy saturada ya).

    Sobre la moda de quedarse a vivir en el carril central tengo que decir que es de lo que más me irrita en la carretera. No hay día que no me aparezca un espabilado desde atrás yendo por ahí sin adelantar a nadie o adelantando a velocidades ridículas. Y yo mientras estoy conteniéndome como puedo en el carril derecho para no rebasarle porque como me vean… Que yo me tomo un poco de tiempo para volver cuando adelanto, pero hay gente que se pasa.

    • Con una caja moderna puedes hacer eso sin ningún problema, solo has de cuidar que se adecuan las revoluciones del motor a la relación de cambio. Si por ejemplo haces un quinta a segunda a 90 km/h y no haces doble embrague, vas a notar una reducción brutal. Si es a 50 km/h, el efecto será mucho menos acusado.

  • benitocarles

    Me acuerdo que mi profesor de autoescuela también me corregía lo del pomo del cambio de marchas. Siempre decía que era como el culito de la novia, que tan irresistible siempre iba tu mano hacia él…xD

    • Josep Camós

      Un día podría hablar yo de profesores carajilleros…

  • s63aut

    No creo que sea lo menor poner las manos en las diez y diez, considero que lo mejor es ponerlas un poquitín por encima del centro, es decir, la izquierda entre las 9 y las 10, la derecha entre las 2 y las 3.

    La mayoría de las veces, el diseño del volante nos da esa posición, si los radios quedan a media altura, las manos irían con los pulgares por encima de los radios, poco más o menos (dependiendo del diseño exacta de cada volante).

    • Josep Camós

      De hecho, en los coches actuales el volante lleva unas protuberancias que muestran dónde deben ir reposados los dedos pulgares, siempre vistos hacia el conductor (sin cerrar el círculo con el dedo índice).

  • amalio mejido fernández

    No se si lo que quiero decir tiene mucho que ver con los conductores noveles pero si que me llama la atención, ¿porqué se ven tantos conductores, sobre todo mujeres, que van mirando la carretera POR DEBAJO del volante? ¿como es posible que en esas condiciones puedan tener una visión adecuada del entorno?

  • escargot

    ¡Jajaja! Yo no he visto mucha gente así, pero por ver sí que he visto. Ya hace muchos años, cuando iba al colegio, vi a una persona conduciendo así y pensé: “¡pero si es que así es imposible que vea nada!” Y en fin, si esta persona no se da cuenta de que así se pone en peligro a sí misma para empezar y a todos los demás para acabar mal empezamos.

    Puede que haya gente que no se haya enterado de que el asiento y el volante se pueden regular, y yo si me voy a comprar un coche y al ponerme al volante no veo ni torta es que directamente no lo quiero. Pero si alguien va en este plan y le importa un pito no ver es para quitarle el carnet ya.

  • muchachoseguro

    Yo sigo con la duda de las reducciones: ¿cómo encontrar un óptimo según la conducción eficiente?

    Si freno ligeramente antes de reducir, puedo seguir apurando la marcha actual, después reduzco (con o sin salto, depende de las circunstancias) y aprovecho freno motor a la par que freno con pedal incrementando la presión.

    Sin embargo, si me limitara a “primero reducir después frenar”, cambiaría a rpm más altas y podría verme obligado -según las circunstancias, especialmente con incertidumbre de semáforos- a pisar ligeramente el acelerador porque no debo reducir más la velocidad. También puede pasar que por conveniencia de saltar al reducir marcha, me pasara un poco de rpm, porque el óptimo, según creo, es también realizar los cambios necesarios, ni más ni menos: minimizar desgaste.

    ¿Cuál es la fórmula óptima?

  • Juan Manuel

    Es muy fácil hechar la culpa al profesor. Sin el cinturón no habría aprobado. Si alguien no se lo pone después de aprobar el único responsable es él. Para enseñar mejor la dulzura que el “temperamento”
    Parece mentira y es vergonzoso que reclameis la violencia en la enseñanza y que dejeis escrito cosas como esta :”Podemos ver a algunos noveles … sin el cinturón de seguridad. Se ve que su profesor no tuvo un día el temperamento de bajarse del coche y darles un sopapo en la nuca… para que memorizase: “No vuelvas a hacer eso más”. Por cierto, preguntale a un abogado en que problemas te puedes meter con esos métodos de enseñanza… y eso del “plasta de la derecha” lo dejamos para otra ocasión si entro en esta web por equivocación.