Las furgonetas de reparto, nuevo objetivo de la DGT

furgonetareparto.jpg

Si hace un par de meses la DGT comenzaba una nueva campaña que tenía como objetivo reducir el número de accidentes entre los motociclistas, ahora el organismo ha puesto sus ojos en otro colectivo: las furgonetas de reparto. La reducción de un 20% en el número de víctimas por accidente de motocicleta será un buen dato a donde mirar, aunque lo diferente de los colectivos hace que extrapolar resultados sea cuando menos, muy precipitado.

Según palabras de Pere Navarro, literalmente, “las furgonetas de reparto son un agujero negro de la seguridad vial”. Este colectivo ha sido, históricamente y generalizando como muchas veces ocurre, asociado a las malas maneras, a la conducción agresiva al volante en ciudad y a las velocidades inadecuadas en las diferentes vías, entre otras cosas.

Las furgonetas de transporte están a la cabeza de siniestralidad en vehículos profesionales. El pasado año, 163 personas murieron al volante de un vehículo profesional, lo que representa un 40% del total de los accidentes laborales. Demasiado teniendo en cuenta que España no es un país que destaque por una baja siniestralidad laboral.

El hecho es que este tipo de vehículos y sus conductores no estén sometidos a menores controles que sus hermanos mayores los camioneros, cuando principalmente su tarea es parecida. La ausencia de tacógrafo en estos vehículos impide regular el número de horas de trabajo seguidas. Aumentando el riesgo de accidente por despistes provocados por el cansancio. Todo ello provoca que estos vehículos se encuentren en la zona gris desde el punto de vista legal según Navarro. Veremos si tienen tanto éxito como con las motos.

Vía | El Mundo Motor