Las carreteras siguen sin ser circuitos

accidente.JPG

Esta mañana me hn comentado una noticia sobre un accidente. Dos personas mueren calcinadas tras un accidente de circulación tras chocar con una furgoneta de reparto. Tras llegar a casa, el telediario me ha completado la información que me faltaba.

Dos jóvenes que volvían de una noche de fiesta, la hora del accidente fue las 06:40, impactan su Porsche Boxter contra una furgoneta de reparto cuando circulaban a 160 km/h en una carretera limitada a 90 km/h. Tras el impacto el coche salía disparada fuera de la vía y ha comenzado a arder. Resultado: el ya comentado.

Puede ser otro accidente más, pero este quizás tenga el cóctel máldito: Noche de juerga y exceso de velocidad. Alguna campaña tendría que inculcar a todos esos “pilotos” que surcan nuestros carreteras que los circuitos son mejores lugares para dar rienda suelta a los caballos de su deportivo.

Quizás les parezca más divertido jugar con sus vidas, no niego dicho placer. Que decidan sobre ellas. Pero cuando se ponen a jugar con las vidas del repartidor que comienza su jornada laboral, de la familia que vuelve de vacaciones o de cualquiera que se encuentre en la carretera la cosa debe cambiar. Que sea con el carnet por puntos, o con el nuevo código de circulación, lo que sea, pero que las carreteras se limpien de estos asesinos en potencia.

Vía | El País

  • Desde luego es una autentica temeridad y barbaridad (por razones “obvias”) circular a 160km/h por una carretera (en ocasiones aunque no este limitada su velocidad), seguramente aquel “coctel” de referencia haya añadido leña al fuego, pero… yo me pregunto (aunque la noticia lo ha “eludido”): vistas las imagenes (si son las que corresponden a este siniestro, claro) que coñ… hacia la furgoneta de un repartidor (ciudadano probadamente de pro) en medio de la carretera?. Quizas el hombre harto de su escabroso horario de trabajo para poder llegar a final de mes (sin venir de “una noche de fiesta”) la “fiesta” se la ha montado el mismo en el bar de la esquina antes de salir de reparto?, o mas terrible aun: quizas siendo consciente de ello ha dejado la furgoneta estacionada, sin luces, ni las señalizaciones reglamentarias y obligatorias, etc… en donde no debiera?.
    Cuando surge el accidente siempre (siempre), SIEMPRE, (siempreee) se dan (como minimo) dos circunstancias. A parte de la velocidad inadecuada (uy, queria decir: exceso de velocidad!) del automovil “asesino”y la “fiesta” de sus ocupantes, que “otras circunstancias” habran sucedido para ocurrir tan desafortunado accidente?.
    Tan facil (y comodo) es lamentarse de ciertos comportamientos (digamos) “incivicos” por una de las partes que las administraciones obvian, eluden, esconden, evitan y no entienden que la solucion pasaria por educar vialmene (y a todos los niveles, claro) a todo quisque?, sean estos los de “las fiestas”, los repartidores, los que buscan aparcamiento, los que van a recojer a sus (u otros) hijos al colegio, conductores que “debiendo dar el ejemplo” no lo dan (para que -deben pensar- si nosotros podemos aparcar -o estacionar- donde nos venga en gana?).
    En este desgraciado caso que nos ocupa, la culpa es (o debe ser) de uno de los ingredientes, pero y la responsabilidad?…, de quien es?…
    ya me se la respuesta…, no espero que nadie me la diga ni que los responsables se tiren tierra encima de su propio tejado…
    Es mas facil (comodo y “seguro”) pasar la pelota a otros… y asi nos va (y mas que nos ira…).