Las seis normas para conducir por autovía de forma segura

Las 6 normas para conducir por autovía de forma segura

Las cifras de siniestralidad de la última Operación Salida tienen una clara moraleja: por muy buenas que sean nuestras autovías, y por muy buenas que sean las condiciones de las que recorremos, siempre hay que respetar a rajatabla las normas de circulación y seguir al dedillo las recomendaciones de los expertos. Para que no tengas problemas con tus viajes este verano, vamos a repasar las 6 normas para conducir por autovía de forma segura.

Las autovías y autopistas no están exentas de peligros

La semana pasada tuvo lugar la segunda operación salida del verano de la DGT. Una operación salida atípica pues comenzó el pasado viernes 28 de julio y se prolongó hasta la noche del pasado martes 1 de agosto. Fue también de especialmente alto tráfico pues a los desplazamientos de inicio de vacaciones se sumaron los propios del fin de semana y los que se realizan con motivo de la operación Paso del Estrecho. En total han sido, según las estimaciones de la DGT, 8,3 millones de desplazamientos de largo recorrido en las carreteras españolas.

Así pues, durante esos días se han producido 18 accidentes de tráfico con un total de 22 víctimas mortales. Se da la circunstancia de que la mayoría de los fallecidos (13) han perdido la vida en vías de alta capacidad –autopistas y autovías–, a pesar de que como hemos dicho en otras ocasiones son las convencionales las que acaparan el 80% de los accidentes viales. También es reseñable que el accidente más grave, donde perdieron la vida tres jóvenes, tuvo lugar en la AP – 7, a la altura de Sant Celoni, a pesar de que también hemos visto aquí que las autopistas de peaje son las que están más cerca de la carretera perfecta.

Ante estos datos, vamos a profundizar en la normativa y recomendaciones para circular por estas vías de alta capacidad.

las 6 normas para conducir por autovía de forma segura: cuidado durante las operaciones de tráfico

1. Respetar los límites de velocidad

Olvida cualquier regla matemática o alternativa sobre la velocidad para adelantar o a la que salta el radar. En autovía y autopista, la velocidad máxima es 120 km/h, sin excepción. Incluso para adelantar, pues a diferencia de lo que ocurre en vías convencionales, no debemos invadir el carril contrario y podremos rebasar con total seguridad al vehículo a esa velocidad.

2. Mantener la distancia de seguridad

La distancia de seguridad es, como sabemos, la distancia mínima que debemos mantener con los vehículos que tenemos delante. Es caso de que alguno de éstos tenga algún percance, esta distancia es la que nos dará el tiempo suficiente para frenar y evitar colisionar.

Cada vez son más frecuentes (aunque todavía son insuficientes) los chevrones o galones, esas marcas viales que nos sirven de referencia para poder mantener la distancia de seguridad. Las veremos principalmente en autovías y autopistas, pues es en este tipo de vías con mayor límite de velocidad donde debemos ser más cuidadosos con la distancia de seguridad. A mayor velocidad de nuestro vehículo, mayor distancia de seguridad.

las 6 normas para conducir por autovía de forma segura: mirar por los retrovisores

3. Mirar por los espejos retrovisores

En la tarea de poder anticiparnos a cualquier eventualidad en la vía, el retrovisor será uno de nuestros mejores aliados. Gracias a ellos, podremos incorporarnos con seguridad por los carriles de incorporación y tendremos controlados a aquellos vehículos que circulan por detrás de nosotros. Así, sabremos si mantienen la distancia de seguridad o si tienen la intención de adelantarnos.

Esto es especialmente importante, porque hay que tener en cuenta que mirar por el retrovisor no es un consejo, sino una obligación. En caso de percance, aunque tú estés por delante, esto no te exime de tu responsabilidad si el vehículo anterior ha señalizado correctamente la maniobra de adelantamiento.

Otra norma básica con respecto al retrovisor en las autovías y autopistas es la obligación de mirar antes de señalizar y realizar cualquier maniobra. Así que no te olvides de esta regla: mirar por el retrovisor – señalizar con el intermitente – realizar la maniobra.

4. Usar los intermitentes para señalizar cualquier movimiento

El uso del intermitente para señalizar nuestros movimientos es una de las normas básicas del código de circulación. Es de las primeras cosas que aprendemos en la autoescuela, y  de las faltas que se sancionan como grave si no lo hacemos en el examen. Aun así, es muy frecuente –demasiado– encontrarnos con conductores de los que conducen “como si estuvieran en su casa” que pasan de señalizar sus movimientos.

En autovía y autopista es más importante si cabe el uso del intermitente. Siendo mayor la velocidad a la que circulamos, el tiempo de reacción ante cualquier eventualidad es menor. Por eso debemos accionarlo para señalizar cualquier movimiento o maniobra que realicemos: adelantamientos (antes y después), incorporaciones o salidas desde un carril de incorporación, cualquier cambio de carril, etc. Y recuerda, el intermitente se pone ANTES de realizar el movimiento, NO CUANDO ya estamos realizándolo.

las 6 normas para conducir por autovía de forma segura: usar los intermitentes

5. Respetar a los vehículos que se incorporan a la vía

Los carriles de incorporación fueron un pequeño gran avance de la ingeniería que facilitaba la incorporación de los vehículos a las vías convencionales y evitaba muchos peligros de los cruces normales. Con la llegada de las autopistas y autovías, aparecieron también los carriles de aceleración, que además de la incorporación permitían hacerlo a la velocidad adecuada la de la vía.

Pero como es lógico, cuando los vehículos se incorporan a través de estos carriles, lo harán al carril de la derecha. La seguridad en dicha maniobra radica en que puedan hacerlo a la velocidad habitual de la vía. Por ello, debes facilitarles la incorporación cambiándote al carril de la izquierda. Si no fuera así y estos vehículos no tuviesen el espacio suficiente, tendrían que aminorar la marcha ante el final del carril y podrían tener que aminorar la marcha, con el consecuente peligro que ello podría producir.

6. Circular por el carril derecho

Aunque son bastantes las circunstancias en las que podemos usar los carriles centrales e izquierdo en una autovía o autopista (para adelantar, para permitir la incorporación a la vía de otro vehículo, para tomar una salida o desvío), como normal general siempre hay que circular por el carril derecho.

No es una cuestión de gustos, sino de que podremos entorpecer significativamente el tráfico. Como sabemos, no podemos adelantar por la derecha y si alguien nos quiere superar, tendrá que hacerlo por otro carril más a la izquierda o simplemente aminorar la marcha. Es una norma tan básica que se trata de una infracción tipificada como grave en la Ley de Tráfico y nos pueden sancionar con 200 euros.


Imágenes | iStock: TomasSereda, Alexandragl1, 19mas05, Rasica

En Circula Seguro | La mala costumbre de no poner el intermitente | La mala costumbre de no mantener la distancia de seguridad | La mala costumbre de circular por el carril central en las autopistas