‘La tercera oportunidad’ (9): la importancia del buen uso de las luces

La tercera oportunidad

Morrillu nos contaba la semana pasada la importancia de las luces para conducir con seguridad por las noches y en condiciones de baja visibilidad, y ese era el tema central del capítulo correspondiente de la “Segunda Oportunidad”. Ese capítulo se complementa a la perfección con el de esta semana, que trata de “ser y ser vistos”, o de la importancia del buen uso de las luces para garantizar la seguridad vial, no solo la nuestra sino la de quienes nos rodean.

En una carretera en plena noche, nos contaban, circular sin luces significa no ver bien lo que pasa a nuestro alrededor, pero también significa que, dependiendo del color de nuestro coche, seremos más o menos visibles (siempre seremos menos visibles si circulamos sin luces, pero peor cuanto más oscuro es el coche). Esto es tan importante hace 30 años como lo es hoy, cuando vemos con frecuencia a conductores sin el alumbrado encendido en condiciones de baja visibilidad (al amanecer, al anochecer,… menos frecuente es verlos de noche cerrada). Saber resto y actuar en consecuencia es el objetivo de este capítulo.

Las luces son muy buen aliado de todos en muchas situaciones. Desde la obvia, que es utilizarlas por la noche para poder ver, simplemente, por dónde ir, hasta las luces en su uso diurno para ofrecer una mejor visión de nuestra presencia al resto de conductores (y mejor si somos motoristas). Es muy importante utilizarlas “entre la puesta de sol y la salida del mismo”.

Eso es lo mismo que decir desde que se empieza a “ver menos” hasta que se hace patente que el sol está presente en el cielo. Lo que ocurre es que mucha gente apaga las luces (o directamente no las enciende) antes de que el sol esté visible, o una vez que se oculta, mientras todavía hay luz. Y es un error porque efectivamente hay menos visibilidad, hay menos cantidad de luz.

Las luces adaptativas, las luces LED, en general todos los sistemas de alumbrado automáticos, que en ocasiones lo que hacen es mantener siempre las luces de posición encendidas, y activar las cortas cuando es necesario son un avance en materia de seguridad. Es bueno que exista ese mecanismo automático cuando el “mecanismo manual” (nosotros) no funciona.

Lo mejor que podemos hacer es concienciarnos de que las luces sirven para hacer que nuestro coche negro destaque en cualquier momento, sobre todo en los momentos en que los demás conductores pueden estar despistados (carreteras monótonas) y puede que no vean cómo nos acercamos. ¿Os acordáis de lo que dice el manual, de que es bueno advertir mediante destellos nuestras intenciones de adelantar? Pues por algo será.

En Circula Seguro | ‘La Tercera Oportunidad

  • Escargot

    ¿El manual dice que es bueno dar ráfagas para avisar de la intención de adelantar? Yo diría que los que lo hacen muestran así su impaciencia. O, por lo menos, así se suele entender.

    • Así lo explica el Reglamento General de la Circulación, Escargot.

      «Artículo 109. Advertencias ópticas

      (…)

      3. Con la misma finalidad que para las acústicas se señala en el artículo siguiente y para sustituirlas podrán efectuarse advertencias luminosas, incluso en poblado, utilizando en forma intermitente los alumbrados de corto o de largo alcance, o ambos alternativamente, a intervalos muy cortos y de modo que se evite el deslumbramiento.»

      Y en el “artículo siguiente”…

      «Artículo 110. Advertencias acústicas.

      1. Excepcionalmente o cuando así lo prevea alguna norma de la legislación sobre tráfico, circulación de vehículos a motor y seguridad vial, podrán emplearse señales acústicas de sonido no estridente, y queda prohibido su uso inmotivado o exagerado.

      2. Las advertencias acústicas sólo se podrán hacer por los conductores de vehículos no prioritarios:

      a) Para evitar un posible accidente y, de modo especial, en vías estrechas con muchas curvas.

      b) Para advertir, fuera de poblado, al conductor de otro vehículo el propósito de adelantarlo.

      c) Para advertir su presencia a los demás usuarios de la vía, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 70.»

    • Si, una cosa son ráfagas (destellos más bien), y otra es freír a luces al de delante 🙂

  • Escargot

    Hace un rato he estado viendo el capítulo anterior y decía que en el siglo XXI lo que tocaba era uno que explicara cómo usarlas. Mira que había visto la serie entera hace unos meses pero no me acordaba de esto…

    Éste lo tiene que ver mi padre.

  • Escargot

    Ya veo, ya… Ni me acordaba de eso. Gracias a los dos por contestar.