La somnolencia: el peor sueño

Sueño de piedra

Como decía Javier Costas en una de sus publicaciones anteriores, la somnolencia es una gran enemiga de la conducción segura, ya que sus consecuencias van desde un susto por microsueño hasta un accidente. Si estamos cansados, agotados tras un duro día o no hemos dormido lo suficiente la noche anterior, debemos evitar que afecte a nuestra capacidad para conducir, por tanto la única alternativa realmente eficaz es descansar y si estamos a mitad de viaje, lo mejor es detenerese en un área de descanso o de servicio, bajar del vehículo y estirar las piernas unos minutos.

La somnolencia es un factor de riesgo asociado a los accidentes de tráfico, ya que tiene la propiedad de mermar nuestras capacidades necesarias para conducir de forma segura, disminuyendo la capacidad de concentración e incrementando el comportamiento agresivo y el mal humor. Estos efectos no sólo se manifiestan por la noche, sino que también nos pueden afectar durante el día.

De nada sirve bajar la ventanilla o subir el volumen de la música. ¿Sabéis por qué?

Según los expertos, las consecuencias de la privación del sueño pueden ser varias debido a la modificación que sufren los ritmos circadianos obteniendo cansancio, inapetencias, confusiones mentales, etcétera. Por lo tanto, no podemos engañar a nuestro cerebro. No podemos evitar el bostezo o la caída del párpado. Podremos soñar despiertos, pero no conducir dormidos.

Está demostrado que las personas en estado de somnolencia exhiben ciertas características faciales que se pueden reconocer sobre el rostro, es así que la cabeza, los ojos y la boca brindan suficiente información visual para conocer cuándo un conductor presenta somnolencia.

cansado

Por dicho motivo, hace tiempo se planteó un sistema para la detección de la somnolencia mediante visión por computador, basado en el análisis de los ojos. Dicho sistema tiene la capacidad de adaptarse a cualquier persona, trabaja en tiempo real, bajo condiciones variables de iluminación y reales de conducción, generando en cada instante un índice de somnolencia que mide el estado de vigilia del conductor.

Bienvenidos sean todos estos avances que nos trae la ciencia y si salvan vidas están más que justificados, pero sigo pensando que nuestro organismo asocia una cama con el hecho de dormir y ningún sistema informático por muy innovador que sea nos podrá sustituir la idea de una buena siesta, en todo caso, nos avisaría para desistir en la conducción.

Son muchos los trastornos del sueño e incluso algunos de ellos puede ser causa directa de denegación para la obtención o renovación de la autorización para conducir, como es el caso de la narcolepsia. Sin embargo, otros muchos trastrornos relacionados con el sueño, si bien no impiden la tramitación del permiso de conducir, deberían hacernos pensar sobre si nos encontramos en las mejores condiciones para conducir nuestro vehículo, dado que pueden repercutir en los llamados efectos secundarios, por la ingesta de alcohol, drogas o tratamiento de medicamentos.

En lugar de referirnos a los síntomas del cansancio, vamos a citar algunas recomendaciones que nos pueden servir para evitar la aparación del sueño a la hora de conducir, como por ejemplo:

Cuidado con las comidas copiosas

El hecho de comer durante el viaje, si sabemos que nos queda todavía por recorrer una parte del trayecto, comer demasiado, nos puede hacer sentir pesados, igualmente ocurre con el alcohol entre comidas o la leche caliente después de comer.

Vigilar la postura al conducir

Confundir la comodidad con el reglaje del asiento nos puede llevar a una postura excesivamente relajada al volante, lo ideal sería sentirnos dominantes y en alerta ante cualquier posible maniobra de emergencia y sobre todo con una posición que nos permita sin esfuerzo una fácil visión de los mandos del vehículo.

Una buena ventilación

El aire que respiramos en el habitáculo de nuestro coche va a formar parte de nuestro sistema respiratorio, así que lo mejor es ventilar el coche sin que nos cause molestias. Para ello tenemos que dirigir algunas de las salidas de aire hacie el cuerpo o los brazos; nunca directamente hacia los ojos. Mantener una temperatura fija durante todo el año con efecto climatizador para evitar los cambios bruscos, ya que una temperatura elevada nos puede inducir al sueño.

Una buena conversación o un curso audio de inglés

La música relajante en el coche la dejamos para momentos íntimos ¿qué recuerdos aquellos? como en la escena de la película ‘Grease’ viendo el cine desde el coche. La música relajante mezclada con nuestro cansancio puede resultar incompatible con la actividad de conducir. Para mantenertos atentos no hay nada como una buena conversación si vamos acompañados o un buen monólogo con aquellos CD olvidados de inglés aunque el sonido del audio a volumen alto nos puede restar información del exterior y no digamos si llevamos la música con las ventanillas bajadas, nos pueden cobrar derechos de autor.

Una buena programación del viaje

Si no estamos acostumbrados a realizar un viaje largo (vacaciones tipo serie ‘Cuéntame cómo pasó’), lo mejor es hacer un plan de ruta. Podemos hacer coincidir un descanso con la visita a un lugar determinado, de esta manera cargamos las pilas y hacemos el viaje más entretenido. En el caso de que el tiempo no nos acompañe, por lluvia o niebla, pararemos con mayor frecuencia. Adaptarnos a las inclemencias del tiempo requiere más atención mientras conducimos y puede resultar agotador.

Y por último, son muchos los motivos para estar despiertos porque la conducción requiere informarse, interpretar, decidir y actuar en espacios de tiempo cortos ante las complejas variables y situaciones del tráfico. La falta de sueño al volante no trae nada bueno, por mucho que queramos combatirlo, ya que sus efectos siempre acaban influyendo en nuestra capacidad para conducir. Si nos vemos con sueño o cansados, abrimos durante unos segundos las ventanillas y seguidamente nos paramos a descansar.

Foto | Demian_us, calu777

En Circula Seguro | Sueño al volante. Cómo evitarlo

  • fran74

    Muy buen artículo Capreolus!

  • escargot

    Tengo comprobado que lo mejor para combatir el cansancio es precisamente la compañía. Hasta la música acaba cansando, incluso aunque cantes a grito pelado.

    Otra que uso, pero evidentemente tiene sus limitaciones, es ir variando la ruta. Nada me espabila tanto como una carretera desconocida.

    • nomar55

      En general tienes razón y a ti te funciona; no obstante, habría que matizar:

      La compañía de otras personas puede ser perjudicial cuando éstas no pueden reprimir sus ganas de dormitar en el coche. He tenido que hacer viajes diurnos de una hora de duración con dos personas durmiendo y es peor que ir sin compañía porque, además, por cortesía, tenderemos a realizar una conducción más suave para no despertarlas.

      Por otra parte, creo que variar la ruta cuando el conductor tiene tendencia a la somnolencia probablemente alargue todavía más el viaje, ya que se suele utilizar la ruta más corta. Además, y no sé si estaré equivocado, cambiar de ruta nos hará prescindir de ciertos automatismos adquiridos que no siempre resultan perjudiciales para la conducción (conocimiento de curvas, rotondas, cruces y otros lugares peligrosos).

  • escargot

    Lo que dices de variar la ruta es verdad… pero ante la novedad siempre nos plantamos con otra actitud. El hecho de que una carretera sea nueva para mí ya hace que me lo tome como algo mucho más divertido. Ese matiz, para mí, lo cambia todo.

    En lo de los acompañantes desgraciadamente es como dices y me ha pasado. Sin estar cansada he llevado a gente que sí que lo estaba y que se ha echado un sueño en mi coche (y mi coche, por lo que dice la gente, debe ser lo más cómodo del mundo después de la cama) y me lo han pegado a mí.

    • pepserra

      respecto al tema de ir acompañado de personas que todas duermen menos el que conduce, perdonadme pero me parece una falta de cortesia hacia quien les hace el favor de conducirlos a X lugar. No estaria mal saber que hay alguien despierto a tu lado auqneu sea para ir intercanviando alguna impresion de vez en cuando…
      O eso , o cambio de conductor cada x tiempo, de otra forma me parece un tanto insolidario.

  • marvel_vs_dc

    Yo solo he conducido una vez realmente cansado, en una semana hice dos turnos casi seguido en el curro, al día siguiente cambie de trabajo y de horarios y el viernes por la tarde me hice 400km para ir a un festival de música, donde tampoco puede descansar ya que dormimos en un cantera y a las 9 de la mañana no se podía estar en la tienda por el calor y nos acostábamos a las 3 de la mañana, con todo ese cansancio acumulado, el Domingo a las 10 de las mañana me dispuse a volver a Madrid en mi coche yo solo, la primera hora se paso rápida, pero la segunda ya empece a notar el cansancio, pare en un área de descanso para echar una cabezada, pero era imposible estaba tan cansado que no podía dormirme, estire un poco las piernas y tome aire fresco y me despeje bastante, y volví a salir a la carretera pero esta vez a la media hora ahí esteva otra vez esa sensación de pesadez en los parpados, en la primera gasolinera que vi me pare, a ver si la cafeína era capaz de mantenerme despierto, pero nada era capaz de despejarme mas de media hora, así que así hice el resto del viaje parando cada vez que notaba que se me caían los parpados y cambiando bruscamente la temperatura desde que me daba cuenta hasta que paraba, fue lo único que conseguía mantenerme despierto, la música probé desde Hard Rock hasta el Death Metal mas potente que tenia pasando por, el Heavy y el Power Metal pero nada mi cerebro no hacia ni caso a la música lo filtraba y lo dejaba como un ruido residual de fondo y la cafeína no tuvo efectos y por mas que intente dormir no fui capaz, a pesar de intentarlo en todas mis paradas.

    La verdad es que fue el peor viaje que he hecho en mi vida y el día siguiente me di cuenta de la tontería que hice, pero que opciones me quedaban, estaba en mitad de la nada, incapaz de dormir y sin nada para quitarme el cansancio y teniendo que llegar si o si ese día a Madrid ya que el Lunes trabajaba. El lado positivo es que aprendí una valiosa lección sobre mi, sobre como no debo volver a conducir jamas y que en el próximo festival de música al que vaya que mis colegas hagan lo que quieren que yo me iré a un Hotel para descansar en condiciones.

  • pepserra

    Es un tema excelente y muy debatido pero hace falta que las autoridades sanitarias se pongan las pilas en un area que concierne a la somnolencia al volante (ya citado en otro POST) el Sindrome de Apnea- Hipopnea -Sueño…laaaaaaaarguisimas listas de espera y muchos pacientes todavia sin diagnosticar….si si pone los pelos de punta pero yo SE que circulan cantidad de potenciales somnolientos con ese sindrome no controlado al volante y NO hay clara legalidad que pueda apartarlos de la circulacion.Palabra de Medico…

  • Jarre2


    “Para mantenertos atentos no hay nada como una buena conversación si vamos acompañados o un buen monólogo con aquellos CD olvidados de inglés”

    O escuchar por la manaña el monólogo y tertulia del “Pequeño Talibán de Sacristía”

  • pepserra

    Es la sociedad 7/ 24 non STOP…entre otros factores …pero claro utopico luchar contra eso…de alguna manera pagamos un precio SI….

  • pepserra

    Mientras no haya un cambio radical de pensamiento en lo sociolaboral..que lo dudo a estas alturas, dudo que el tema de la somnolencia al volante se resuleva bien.
    Es una tasa impuesta como he dicho 7/24 non stop, y como dice capreolus…ya hace mucho tiempo que se debate entre foros de expertos que lo de alterar ritmos circadianos es un tanto chungo y no solo para conducir.
    Y como nadie va a velar por nosotros en esos menesteres(no interesa). mas nos vale seguir consejos sanos dentro de lo que podamos y que apunta el POST .
    solo hay que pensar que el sueño es como una tarjeta de debito: todo el tiempo que no se duerme habra que cobrarlo en algun momento.
    si que es verdad pero, que hay una parte % baja de la poblacion con menos somnolencia (dormidores de corta duracion) que tienen mas ventajas en ese balance.

  • escargot

    Estoy en una rueda y es raro que alguien se eche a dormir. Cuando lo hacen te dicen que ese día están que no pueden más y de verdad es así. Considero que si lo hicieran porque no piensan en los demás lo harían siempre o casi siempre. Es más, soy de las que más tardan en caer porque hablo mucho y presto mucha atención a todo, pero cuando he viajado incubando algo yo también he acabado traspuesta. Pero claro, aquí si no conduces un día ya te tocará otro.

    Eso sí… que te pegues la soberana paliza de conducir 135 km una noche después del curro llegando a tu destino a la 1 de la mañana y a las 6 te levantes para hacerte 180 km del tirón con otra persona a la que hace tiempo que no ves en persona y vayáis a lo mismo y que luego sepas que te esperan 180 km más y aparte los 135 de la vuelta para meterte de nuevo de cabeza al curro por la tarde y todo conduciendo tú porque ella no tiene carnet y que encima te diga que está muy cansada y que se echa a dormir… eso no tiene nombre.

  • http://hotmail Mario Condo Quito

    Muy bien felicitaciones