La seguridad vial ya es prioridad en los planes de prevención

mercancías peligrosas

Hace ya mas de dos años Josep nos hablaba sobre la siniestralidad vial laboral en España. Se hacía alusión a un detallado estudio sobre la accidentalidad en el ámbito laboral en el que se aportaban una serie de medidas encaminadas a la prevención de los accidentes y dirigidas a los trabajadores con perfil de riesgo. Pue bien, parece que la cosa va en serio y ya existe un acuerdo de colaboración que contempla la reducción de las cotizaciones de la Seguridad Social para aquellas empresas que tengan planes de movilidad y seguridad vial.

Por otro lado, el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo tendrá en cuenta todos los planes de seguridad vial que realicen las empresas y podrá comprobar como gestionan los riesgos a los que están expuestos los trabajadores. Para ello, las empresas que deseen beneficiarse de la reducción de las cotizaciones a la Seguridad Social deberán acreditar su compromiso además de tener un departamento o un responsable del desarrollo del plan de movilidad de su empresa.

Ya era hora, ¿no os parece?

Esta es una de las asignaturas pendientes por parte de la Administración ya que cuando se hablaba de la prevención de riesgos laborales sólo se miraba hacia el sector de la construcción, sin darle importancia a los planes de seguridad y movilidad vial que tan de moda estaban en otros países. ¿Acaso el tráfico vial no es un riesgo laboral?

Recuerdo por mis conocimientos en el sector del transporte como en el año 2.000 tuvo que imponerse en España, por recomendación de la Comunidad Europea, la figura del Consejero de Seguridad para el transporte de mercancías peligrosas en sus modalidades de carretera o ferrocarril. Claro, estamos hablando de palabras mayores pero… ¿cuánto nos cuesta un accidente de carretera?

Para que ustedes me entiendan dicha figura corresponde con la de técnico en prevención de riesgos laborales que trasladada al transporte puede ser la misma persona si además tiene una formación adecuada sobre seguridad vial. Si hablamos de reducir costes en la empresa seguro que el gasto en prevención de todo un año no supera el gasto derivado de un sólo accidente laboral, máxime cuando las estadísticas apuntan a que casi la mitad de los accidentes laborales son accidentes de tráfico.

El criterio sobre el tráfico y sus consecuencias en el mundo laboral, como son los accidentes in itínere por ser los más habituales, merece una reflexión por el perjucio que supone para el propio trabajador y para la empresa. Reconozco que sería difícil un plan modelo único de seguridad vial para todas las empresas por la diversidad de movilidad existente pero con propuestas como por ejemplo un horario adaptado al transporte público o la contratación de una empresa de autocar para el desplazamiento de los trabajadores podrían ser viables o al menos planteables.

Es necesario incorporar la educación vial en los planes de formación continua y ocupacional de los trabajadores, para que puedan responder a las necesidades y a las nuevas exigencias originadas por la evolución del mercado del transporte. En definitiva, concienciar e informar a los empresarios y a los trabajadores sobre los riesgos derivados de los desplazamientos al ir o al volver del trabajo o relacionados con la actividad laboral.

Tenemos las bases de datos de la DGT y del Ministerio de Trabajo. Ahora sólo falta una cosa: Avanzar en la cultura preventiva en general y trasladarla a empresarios y trabajadores en particular.

Vía | Consumer
Más información | Evolución de la siniestralidad laboral vial en el periodo 2005-2009
En Circula Seguro | La siniestralidad vial representa una tercera parte de la siniestralidad laboral más grave de España

  • s63aut

    Hace unos días nos surgió una duda sobre un accidente in itínere, resulta que los infartos son accidentes de trabajo si se dan en el centro donde se prestan servicios, también son accidentes de trabajo los de tráfico, pero ¿qué sucede si alguien tiene un infarto en un transporte público cuando regresa del trabajo?, ¿es in itínere?, ¿es accidente laboral?, ¿no es ni chicha ni limoná?

    Perdón por salirme del tema, pero es que nos ha intrigado la duda en la Junta de Personal y eso ha sido un caso real en el que una trabajadora falleció de infarto cerebral al regresar a casa.