¿Todas las empresas tienen que tener un Plan de Seguridad Vial Laboral?

Circula Seguro - Seguridad Vial Laboral en las PYMEs

Hace poco os hablamos de los accidentes in itinere y su consideración a todos los efectos como accidente laboral. Precisamente reducir este tipo de siniestros, junto con los llamados desplazamientos en misión, es el objetivo final de los planes de Seguridad Vial Laboral. Según los últimos datos, en España se contabilizaron 54.416 bajas laborales por accidentes de tráfico en el último año.

A pesar de la importancia de estas cifras, y de que pronto serán obligatorios en el entorno de la Unión Europea, parece que los PSVL están limitados a las grandes sociedades y las empresas de transporte, y son muy pocas las PYMEs que parecen decididas a implementarlos en su día a día.  Dentro de esta minoría, vimos el caso del grupo Triedro, una  empresa que ha implantado entre sus trabajadores un PSVL recientemente y que podría ser presentado como ejemplo a seguir para otras pymes.

La Seguridad Vial en la empresa

La Fundación MAPFRE, en su web Seguridad Vial en la Empresa, nos cuenta que el 32% de los accidentes laborales mortales son de tráfico, y que por otro lado, el 11% de los fallecidos en accidentes de tráfico en España lo fueron en trayectos laborales (incluidos los in itinere).

El primer paso para tratar de prevenir estos accidentes es la voluntad de la empresa y de las personas que la dirigen. La propia Fundación nos advierte de que lo primero es reconocer la existencia de los riesgos viales y decidirse a actuar para, a continuación, elaborar un “plan de movilidad segura y sostenible” para evaluar los posibles riesgos en el entorno laboral y proponer medidas correctivas. El objetivo: que empleados y colaboradores tomen conciencia de los riesgos y formarlos tanto para eliminar malos hábitos como para adquirir procedimientos adecuados de movilidad para los desplazamiento in itinere y en misión.

Actualmente existe la Norma ISO 39001 Sistemas de Gestión de la Seguridad Vial, destinada principalmente a empresas con mayores riesgos de tráfico y que, en la interacción de los tres factores habituales en la Seguridad Vial (usuario, vehículo y vía)  contempla además el factor de la organización, esto es, la ubicación de la empresa, la naturaleza de sus actividades, su sistema de gestión…

La ISO 39001 contempla a la organización como uno de los actores principales de la seguridad vial, además del usuario, la vía y el vehículo.

La ISO 39001 contempla a la organización como uno de los actores principales de la seguridad vial, además del usuario, la vía y el vehículo.

Qué tipo de empresas deben llevar a cabo su Plan de Seguridad Vial Laboral

La respuesta corta es: todas. Algunas instituciones recomiendan erróneamente la implantación de PSVL para empresas de un mínimo de entre 100 y 200 empleados, dejando fuera de la recomendación a las PYMEs. Actualmente, en España sólo un 0.3% de las empresas superan los 200 empleados, pero estaremos de acuerdo en que la mayor parte de los accidentes laborales de tráfico no se producen únicamente en este tipo de empresas, sino todo lo contrario. Por lo tanto, podemos afirmar que todas las empresas deberían llevar a cabo su PSVL, sin importar su tamaño, pues la carretera no entiende de números ni de empresas. Los peligros son iguales para todo el mundo.

La respuesta menos corta es: aquellas en las que los desplazamientos supongan un factor fundamental. Y no nos estamos refiriendo a las empresas de transporte (tanto de personas como de mercancías); la mayor parte de los siniestros laborales de tráfico se producen en desplazamientos en misión y en itinere, por lo que el PSVL debería ser imprescindible en aquellas empresas donde este tipo de desplazamientos sean frecuentes o especialmente largos.

Remitiéndonos de nuevo a la web Seguridad Vial en la Empresa, la Fundación MAPFRE nos define los desplazamientos en misión como aquellos realizados por un profesional en su horario de trabajo y por motivos exclusivamente laborales. Además de los transportistas, mensajeros o conductores de servicios de transporte, debemos incluir aquí los trabajadores que realizan trayectos regulares o no regulares a lugares donde deben desarrollar parte de su trabajo pero que están fuera de su centro habitual, como por ejemplo grandes fábricas, obras, edificios de administración pública… Como podemos imaginar, este caso es más habitual en empresas que se dedican a la construcción, la obra pública, etc

El caso de los desplazamientos in itinere ya lo hemos visto recientemente en Circula Seguro con todas sus peculiaridades, pero podemos definirlos como aquellos que realizan los empleados entre su domicilio y su centro de trabajo. Es evidente que éste será el caso de la inmensa mayoría de las empresas (excepto el caso del teletrabajo o los profesionales que desarrollan su profesión en su propio domicilio), pero es especialmente relevante en aquellas situadas en polígonos industriales o parques de negocio, donde sus trabajadores podrían incluso proceder de distintas localidades cercanas.

Una de las empresas con mayor número de desplazamientos en misión son las de obra pública

Una de las empresas con mayor número de desplazamientos en misión son las de obra pública

Cómo se debe desarrollar un Plan de Seguridad Vial Laboral

En PSVL debe desarrollarse a partir del compromiso de la directiva de la empresa y de la implicación de todos los estamentos de la organización, sin excepción. Básicamente se compone acciones correctoras y campañas de sensibilización realizadas a partir de un diagnóstico de la empresa, pero en general podemos establecer una serie de fases de actuación para llevar a cabo el plan:

Diagnóstico de la empresa: Analizar tanto los hábitos de conducción de los empleados, los factores relevantes en los siniestros ocurridos, las características de los modos de transporte utilizados y los posibles riesgos de los trayectos más frecuentes.

Elaboración del PSVL: Definición de los objetivos que se quieren alcanzar y las acciones que se deben llevar a cabo para ello.

Implantación del PSVL: Comunicación y concienciación de todos los estamentos de la empresa, adaptación de los hábitos de conducción, adopción de formas de transporte óptimos, establecimiento de rutas de trayectos más seguras y adecuación de vehículos, equipos, instalaciones…

Seguimiento y Evaluación: Análisis y evaluación de los objetivos perseguidos, y establecimiento de medidas correctoras o revisión de las ya adoptadas en el PSVL

El análisis de los hábitos de conducción de los trabajadores es uno de los factores clave en la Seguridad Vial Laboral

El análisis de los hábitos de conducción de los trabajadores es uno de los factores clave en la Seguridad Vial Laboral

Caso práctico: Grupo Triedro

El caso de Grupo Triedro es especial porque está formado por PYMEs que, además, no se dedican al sector del transporte. Estas empresas desarrollan su actividad en los distintos campos de la Obras Públicas, aunque una de ellas se dedica en exclusiva a desarrollar proyectos de seguridad vial en el ámbito de la ingeniería civil, y ha sido la encargada de desarrollar el citado PSVL. Todo ello, sumado a su ubicación concreta (en una pequeña ciudad como Mérida pero con trayectos in itinere y en misión a otras localidades), hacen del PSVL un excelente ejemplo para otras PYMEs españolas.

Para ello se estableció un cuadro de objetivos razonables y alcanzables como la reducción de gases invernaderos emitidos o el incremento del coche compartido. Se tomó como base de estudio el conjunto de los 25 empleados que trabajan en el centro de Mérida, y que tienen como lugar de residencia, además de dicha ciudad, localidades cercanas como Badajoz y Cáceres, o no tan cercanas como Almería.

Concepción Garrido, responsable del área de Seguridad Vial y Movilidad de Grupo Triedro, fue la encargada de explicar el Plan de Seguridad Vial Laboral en su empresa

Concepción Garrido, responsable del área de Seguridad Vial y Movilidad de Grupo Triedro, fue la encargada de explicar el Plan de Seguridad Vial Laboral en su empresa

Tras estudiarse los hábitos de conducta de estos empleados, sus datos de siniestralidad, los trayectos realizados, etc, la empresa ha establecido una serie de acciones correctoras a través de jornadas de formación y campañas de sensibilización del personal. El PSVL incluye medidas concretas como la elaboración de un mapa de rutas seguras, el fomento de modos de transporte alternativos, o facilitar el uso del coche compartido en los trayectos in itinere. La empresa, además, ha incluido un sistema de recompensas como almuerzos pagados a los más responsables.

Por último, y teniendo en cuenta que los PSVL sirven también para aumentar la eficiencia energética de las empresas y la reducción de emisiones de gases, Grupo Triedro ha decidido registrar la iniciativa en el Portal de Acción Climática NAZCA, plataforma impulsada por las Naciones Unidas para dar visibilidad a las acciones transformadoras que llevan a cabo ciudades, inversionistas y empresas de todo el mundo.


En Circula Seguro | Mejorar la seguridad vial en la empresa: ¿una quimera?

En Circula Seguro | Nuevo boletín informativo de FUNDACIÓN MAPFRE sobre la seguridad vial en el entorno laboral

En Circula Seguro | Qué es y qué no es un accidente in itinere