La Seguridad Vial década a década: el nuevo milenio

Feliz 2000

Con la recién acabada década de los noventa la semana pasada, hoy toca llegar casi hasta nuestros días. Cambio de década y cambio de milenio, de cabeza al Siglo XXI donde los más alarmistas creían que se iba a acabar el mundo y que los ordenadores, cual Skynet en Terminator, se apoderaría del mundo en unos casos o los cajeros, en otros, se apoderarían también, pero de nuestro dinero.

Al final, no ocurrió nada y todo siguió la misma tendencia que en la época anterior. Menos muertos, coches más inteligentes y más seguros y una economía que poco a poco se iba engordando mundialmente. Todo era fantástico, el dinero cambiaba de mano cada día (el imaginario, por desgracia, en elevadísimas cantidades) y se vivía al día, ya nos preocuparíamos del mañana. Pero nosotros, que leemos esto desde aquel mañana vemos que no era el mejor camino. Y así lo plasmó en su canción Time To Pretend el grupo MGMT:

La década del permiso por puntos

Así, con esta frase resumimos diez años de un plumazo prácticamente. No es el cambio más destacado sino que se puede denominar como EL CAMBIO. A partir de aquí, toda la percepción de la seguridad vial cambia. Ya sabemos cuántas veces podemos equivocarnos y a qué precio. Pero, esta medida no afecta a todos los conductores por igual ya que, aquellos que lo hacían según las normas, hoy en día se encuentran con un bonito 15 en su casillero.

Un par de años antes, ya teníamos algunas reformas también de importancia. En el 2004, chalecos obligatorios, uso de casco para los ciclistas y reforma del Código Penal (es delito no disponer del permiso de conducir, conducir bajo los efectos del alcohol por encima del 0,60 mg/l, velocidad excesiva…). Cambia el carné, que deja de ser de cartón y pasa a una tarjeta de plástico mucho más cómoda (y sin grapas destroza carteras) Y si lo tienes caducado desde hace más de cuatro años, ya no se pierde. Además, si tienes una antigüedad del tres años en el permiso B, puedes conducir motocicletas de hasta 125cc y 15 CV aproximadamente.

Las motos tendrán muchos cambios de legislatura en esta década: la edad mínima para ciclomotores pasa de 14 a 15 años, exámenes en carretera abierta, se introduce los permisos A1 (11 kW y 0,1 kW/kg) y A2 (35 kW y 0,2 k) con limitaciones en la potencia máxima que se puede conducir y la licencia de ciclomotores pasa a denominarse AM.

Buenas noticias llegan sobre el número de fallecidos en las carreteras. En el 2008, el recuento arroja una cifra de 2.466, los mismos que en 1965 pero con más de 23 millones de vehículos y más de 19 millones de conductores, cifra que contrasta con el millón escaso de coches 40 años antes.

Pero el número de víctimas de accidente de tráfico lo son ya por otros motivos. Ni el exceso de velocidad ni la alcoholemia cobran tanta importancia como las distracciones al volante. Tanto teléfono móvil, tanta conexión a internet, tantos navegadores… tanto daño empieza a hacer. Y por ello, la DGT no tarda en lanzar su primera campaña en contra del uso del teléfono móvil al volante, pero sin olvidarnos de otras muy conocidas:

Unos años después, tras campañas como las de Abróchate a la vida o Únete a la vida, llegamos al lema que casi ha perdurado hasta nuestros días: No podemos conducir por ti; en el que se señala claramente como responsable al conductor del vehículo y a sus decisiones. Además, la DGT lanza campañas recordatorias y divulgativas cada vez que realiza controles extraordinarios de algún tipo, como por ejemplo el uso del casco, del cinturón, de alcoholemia, drogas, etc.

Esta también es la década de uno de los Directores Generales de Tráfico más mediáticos y controvertidos hasta la fecha: Pere Navarro. Tan pronto podía dar una de cal como otra de arena aunque no podemos quitarle el mérito de haber reducido el número de fallecidos. Por supuesto, con colaboración de otras muchas instituciones, de la mejora en los vehículos y en las carreteras. Eso si, sus detractores nunca le quitarán el San Benito de recaudador, que según ellos se ganó a pulso.

Precisamente los vehículos continúan su imparable evolución tecnológica de forma casi exponencial. Arrancamos el milenio con el airbag y el ABS en prácticamente todos los coches, primero opcionales y luego obligatorios, independientemente de su precio o su tamaño.

Se ponen de moda también los limitadores de velocidad y los coches inteligentes, con ojos, toman la carretera: detectan si nos salimos de la trayectoria, leen las señales, leen también la vía y los vehículos que vienen de frente y adaptan el haz de luz para no deslumbrarles… e incluso son capaces de frenar si nosotros lo hacemos.

Nissan Leaf

Así, el City Safe de Volvo primero y luego en otras marcas, detiene el vehículo si detecta que vamos a tener una colisión por debajo de los 50 km/h. Y también se piensa en los peatones, con capós que se activan en caso de atropello y se elevan, propiciando una zona de absorción del impacto. También hubo cambio de ideas sobre las luces: encendidas primero, luego no para finalmente ser obligatorias en todos los vehículos homologados después del 2011.

Y el diesel toma España mientras que la gasolina se queda apartada a un lado. Las ventas de vehículos con este combustible se disparan y con ello, los problemas medioambientales aunque cada vez contaminan menos. A finales de esta década, los vehículos híbridos y eléctricos comienzan a sacar tímidamente la cabeza.

En cuanto a las carreteras, después de la gran inversión realizada en la década de los 90, se pone en marcha el Plan de Infraestructuras de Transporte (PIT 2000-2007) con una inversión de más de 39.000 millones de euros y que tiene como objetivo mejorar los 2.700 kilómetros de autovías de primera generación y crear otros 3.000 kilómetros nuevos en el 2010 y así llegar a una cifra total de 13.000 kilómetros,

Posteriormente, en el 2004 y con la vuelta del PSOE en el Gobierno, presenta el Plan Estratégico de Infraestructuras y Transporte (PEIT) en el que se prevé una inversión de casi 250.000 millones de euros con la finalidad de que las autovías lleguen a todas las capitales y que casi el 95% de la población resida a menos de 30 kilómetros de una. El objetivo es cumplirlo en el año 2020, pero tal y como decía al principio con la canción de MGMT, es algo que será muy difícil de cumplir.

Opel Insignia, la tecnología al alcance de todos

Opel Insignia

Este avance tecnológico que se ve anualmente en los vehículos podemos resumirlo en un modelo: el Opel Insignia. Fue presentado en el 2008 y cambió con hasta el entonces enfoque de la marca alemana. Puede decirse que es el primer vehículo que pone al alcance de casi todo el mundo algunos avances que antes sólo estaban reservadas a vehículos de alta gama.

Dinámicamente cuenta con un chasis “FlexRide”, con Tecnología de Estabilidad Adaptativa proporcionando tres modos de conducción, resultado de tres diferentes reglajes del chasis. El modo “Sport” ofrece una respuesta deportiva para una conducción activa. El modo “Tour” es el indicado para un ritmo relajado en viajes largos. Y como término medio, el modo “Normal” ofrece un equilibrio ideal. En situaciones extremas, FlexRide interviene automáticamente ajustando todas las variables para proporcionar máximo control y seguridad.

También cuenta en algunas versiones con Tracción Adaptativa Dinámica 4×4 que distribuye el par motor entre el eje delantero y trasero y además, entre ambas ruedas traseras gracias a un diferencial autoblocante con control electrónico.

En cuanto a la seguridad, el Opel Insignia equipa la segunda generación de faros “AFL-Plus+”, los cuales mediante la proyección de xenón puede realizar nueve posiciones diferentes de haz de luz, sumado a las luces diurnas de diodos (LED) permiten una óptima iluminación en todo momento, el resultado total es una menor fatiga visual, mayor placer de conducción y, ante todo, superior seguridad activa.

El sistema de monitorización de la presión de los neumáticos avisa al conductor cuando una de las ruedas tiene una presión por debajo de 0,3 bares sobre la recomendada por el fabricante. También cuenta con reposacabezas activos, que minimiza las lesiones cervicales; cinturones de seguridad con pretensores tanto en la banda horizontal como en la diagonal.

Otra novedad es el sistema “Opel Eye”, que es una cámara que toma 20 fotogramas por segundo para una perfecta asistencia en la conducción, integra un sistema de detección de señales de tráfico y un avisador de cambio involuntario de carril (LDW). Posteriormente también contará con n novedoso sistema denominado “Alerta de colisión” donde el vehículo mide a través de unidades de tiempo la distancia entre el coche precedente, informando al conductor estas distancias y si fuera pertinente, una inminente colisión.

En cuanto a los motores, hay muchos donde elegir: 1.6 litros atmosférico de 116 CV, un 1.8 litros atmosférico de 140 CV, un 2.0 litros con turbocompresor de 220 CV, y un 2.8 litros turboalimentado de 260 CV, este último de seis cilindros. En cuanto a los diesel, un cuatro cilindros en línea de 2.0 litros, equipado con turbocompresor e inyección directa de combustible con alimentación por common-rail de 110, 130 ó 160 CV.

Un año después se añadieron más motorizaciones: una versión turboalimentada del gasolina de 1.6 litros que desarrolla 180 CV, una versión biturbo del Diesel de 2.0 litros que alcanzará los 190 CV, y un motor gasolina V6 turbo de 2.8 litros y 325 CV para la versión deportiva “Insignia OPC”. Además de las variantes ECOflex de los motores 2.0 CDTI de 130 CV y 160 CV respectivamente. Aunque el cambio a la década actual también traerá nuevos motores que reducirán drásticamente su consumo y sus emisiones manteniendo la potencia.

Motor 4 en línea
Distribución Doble árbol de levas en cabeza (DOHC)
Cilindrada 1.956 cc
Diámetro x carrera 83.0 × 90.4
Compresión 16.5 : 1
Potencia máxima 130 Cv / 4.000 r.p.m
Par máximo 300 Nm / 1.750-2.500 r.p.m
Alimentación Inyección directa por conducto común. Turbo. Geometría variable. Intercooler
Plazas 5
Transmisión Manual, 6 velocidades
Frenos Discos ventilados/discos
Capacidad del depósito de combustible 70 litros
Velocidad máxima 202 km/h
Longitud total 4.830 mm
Distancia entre ejes 2.737 mm
Anchura total 2.084 mm
Peso 1.503 kg
Neumáticos 245/45 R18

Más información | Opel Insignia
Foto | Wikipedia, nvivo.es 5gig, Cliff1066
Vídeo | MGMT, Sensiblesensitive, kamyk2
En Circula Seguro | La Seguridad Vial década a década: los impactantes años 90

  • escargot

    A este artículo sólo le falta un pequeño pero importantísimo detalle: comentar que es la década en la que Escargot se pone al volante. XD

    Dejando estas coñas aparte (y el pequeñísimo detalle, pero éste sí que me parece importante, de que el siglo y el milenio empezaron el 1 de Enero del 2001… las décadas ya funcionan de otra manera), paso a comentar alguna cosa. Digo “alguna” porque me conozco. Menudo monólogo me voy a pegar…

    Todo lo que has comentado me parece bastante importante y decisivo, pero si podemos añadir un factor más a la seguridad vial… creo que ése es Internet. Sí, aquí estamos. Páginas como ésta para enterarte, pensar y opinar. La de la DGT para enterarte de dónde hay obras, información meteorológica actualizada, movimientos a favor o en contra de lo que sea… y bulos y globos sonda, eso que no falte. ¬¬

  • escargot

    Sobre el carnet por puntos recuerdo que había un poco de lío porque fue justo cuando empezaron a cambiar el papel rosa por la tarjeta y yo por lo menos pensaba que era lo mismo. Además, justo coincidió con que nos cambiamos de casa y tuve que ir a cambiar el DNI y todo. Para el carnet fui a la Guardia Civil pensando que se hacía allí (ya veis lo enterada que estaba) y allí me dieron el número de Tráfico. En cuanto llegué a casa llamé y me cogieron los datos nuevos. Y entonces pregunto:

    “¿Me vais a mandar entonces la tarjeta?”

    “No, por cambio de domicilio no se hace un carnet nuevo. Pero si te paran y miran los datos les figurará el cambio de domicilio a ellos.”

    Y yo pensando en hacer alguna maldad:

    “¿Y si lo pierdo, se rompe, me lo roban…?”

    “En ese caso te mandarían otro carnet igual que el que tienes ahora. Hasta que no tengas que renovarlo por antigüedad no recibirás la tarjeta.”

    Mi gozo en un pozo. ¬¬ Jo… Aún tardé algo más de cuatro años en tener la tarjeta.

  • escargot

    En cuanto a personajes, con quien me quedo sin duda es con Juan Carlos Toribio. Hace tiempo que no se oye nada de él, así que no sé en qué habrá quedado la cosa, pero ya sabéis lo que opino.

    No sé qué pensaría de él Pere Navarro, pero a gusto les habría cambiado los puestos.

  • 51919

    me pregunto… ¿como serán los coches que combustibles usaremos y como serán las carreteras/limitaciones de velocidad en 50 años?

    • escargot

      Buena pregunta. Ya se hizo algo así sobre los coches del futuro, si mal no recuerdo. Esto daría para un buen debate.

      Desgraciadamente, puedo adelantar que soy bastante pesimista al respecto.

  • enforex

    interesante articulo, muy informativo!