La seguridad en furgonetas, nuevo informe de la Fundación MAPFRE

Furgoneta aparcada

En estos tiempos que corren, cada vez hay más profesionales autónomos, y de estos, muchos optan por un trabajo que implique conducir una furgoneta. Es un vehículo que, tradicionalmente, mantenía unos números de unidades matriculadas muy estables, pero que desde 2012 está creciendo a buen ritmo, de manera sostenida. En estos momentos, las furgonetas matriculadas en España representan el 7% de total de vehículos, que no es poco, pues suman aproximadamente 2,3 millones de unidades.

Es preocupante, y de ahí parte el interés de la Fundación MAPFRE por realizar el estudio y por comentarlo en estas líneas, que hay dos aspectos de seguridad que no son del todo buenos, con respecto a las furgonetas: los avances en seguridad activa y pasiva no van a la misma velocidad, por lo general, en turismos y furgonetas; el número de siniestros de las furgonetas con respecto a los turismos es superior, y es una cifra que crece con el tiempo. Por eso es importante preocuparse por las cifras y la seguridad de las furgonetas.

En el estudio que da pie al informe que referenciamos, las furgonetas sufrían un 62% más de siniestralidad que los turismos, y para entender estas cifras hemos de fijarnos en un buen número de motivos. A modo de resumen: el tipo de actividad que se realiza en furgoneta, que conlleva estrés y plazos muy estrictos; el mantenimiento, a veces deficiente, de las furgonetas y camiones de reparto; la longevidad de los vehículos; otras causas, como puede ser la falta de los últimos sistemas de seguridad activa o pasiva.

Furgonetas en línea

En el terreno de la edad de los vehículos, preocupa mucho leer cosas como esta:

En cuanto a la antigüedad del parque de furgonetas (distribución del número de furgonetas en función de su año de matriculación), y como dato más llamativo que se observa en la siguiente tabla, merece la pena señalarse que el 26% de las furgonetas tenía en el año 2012 más de 20 años de antigüedad (furgonetas cuya fecha de matriculación era anterior a 1992).

Entre las otras causas principales de accidentalidad, la DGT comunicaba hace prácticamente un año las principales, que estoy seguro de que no nos van a sorprender en absoluto (hablamos de las furgonetas y los camiones, y del año 2012):

  • Distracción: de los 11.231 accidentes con víctimas registrados, la distracción estuvo presente en 4.642 accidentes.
  • La velocidad inadecuada, que en 2012, fue causa de más de 1.000 accidentes con víctimas.
  • Alcohol: 395 conductores de camiones y furgonetas implicados en accidentes con
    víctimas conducían con una tasa de alcohol superior a la permitida.
  • El cinturón de seguridad: de los 147 fallecidos ocupantes de camiones y furgonetas, 41 de ellos no llevaban el cinturón de seguridad.

Sin ser el colectivo que más accidentalidad registra, sí es uno en el que los números crecen año a año, y por ello es necesario pararse a estudiar el fenómeno y dar con la solución, o conjunto de soluciones, que permitan reducir al mínimo posible los casos de accidentes con víctimas en furgoneta.

Más información | Fundación MAPFRE