La seguridad de los ocupantes

Airbag

Siempre se comenta las actitudes del conductor al volante. Pero si bien es muy importante, pues es quien en todo momento controla el vehículo, tanto o más importarte es la forma de comportarse de los pasajeros dentro de éste.

No nos estamos refiriendo al cartel que reza en los autobuses de: No hable con el conductor. Nos referimos más bien a posturas que los demás ocupantes adoptan dentro que no siempre son las más adecuadas. Quizás, donde más barbaridades se realicen, es en asiento del copiloto. En este verano he visto auténticas locuras realizadas por la mano derecha del conductor. Vamos a intentar recopilar alguna de ellas para intentar corregirlos.

La primera que me gustaría mencionar, es la de llevar los pies encima del salpicadero. Ni os imagináis el peligro que corréis con esta práctica bastante habitual en el verano. En caso de colisión, el despliegue del airbag no será le correcto, produciendo lesiones en las piernas. Además, acrecentamos la posibilidad del llamado efecto submarino, es decir, el deslizarnos por debajo del cinturón. También nos ocurriría si llevamos el respaldo en una posición demasiado recostada. Debemos intentar llevar el asiento lo más vertical posible. Por cierto, está penado por la ley adoptar esta postura bajo multa de 60 Euros.

Otra de las malas costumbres que he observado, es el de llevar objetos en la parte delantera. La gente es capaz de llevar cualquier cosa, desde el bolso encima de las rodillas hasta una olla exprés llena de fabada. Colisión frontal + olla + airbag = un desperdicio de comida y más cosas que no hace falta que os detalle, ¿verdad?

Honda Civic

¿Y los paraguas? La gente se monta en el coche con el paraguas entre las piernas y no piensa en las consecuencias. Las banderillas como aperitivo están muy buenas, pero convertirse en una no debe ser nada agradable. Tampoco es su mejor ubicación en el lateral, al lado de la puerta, pues se sitúa entre nosotros y el airbag lateral, disminuyendo la función de éste. El paraguas, al igual que la olla, en el maletero o en el suelo de los asientos traseros.

Y el hablar del airbag lateral, me hace recordar otra práctica habitual: el dormitar en los asientos. Es lógico que dentro del vehículo nos cansemos, y como no tenemos porque prestar atención, nos acabe entrando el sueño. Pero debemos intentar mantener una postura correcta en el asiento, tanto en los delanteros como en los traseros, y evitar llevar la cabeza apoyada en la ventanilla. En caso de una colisión lateral, los airbag de cortinilla se despliegan pegados a éstas, y nuestra cabeza no se verá amortiguada por ellos al impedir su correcto posicionamiento.

Quiero acabar dejando una pregunta en el aire, para intentar analizarla en los próximos días: ¿toda la responsabilidad dentro del vehículo recae en el conductor o deben los ocupantes asumir su parte de responsabilidad?

En Circula Seguro | Mantén la bandeja libre de trastos