La revista de la DGT deja de ser gratis en papel

Revista DGT numero 199Después de 199 números de la Revista de la DGT y 25 años de publicación, deja de ser gratuita a partir de este año en papel. Antes podía tenerla gratis cualquiera que estuviese interesado, pero por razones de costes dejan de hacerlo. *A partir de ahora se nos presentan dos opciones*.

Por una parte tenemos la opción *Internet*. La revista es gratuita “a través de la página de la DGT”:http://www.dgt.es/revista y puede consultarse con un visor de archivos PDF, con la comodidad de verlo en un formato que no ocupa espacio físico y es hasta cómodo de leer según algunas personas y sus hábitos digamos digitales.

Por otra parte tenemos la *suscripción como si fuese una revista normal*. Los suscriptores antiguos y nuevos podrán recibirla en casa por una cuota entre 8 y 12 euros. Vale, comparado con una revista mensual eso apenas es dinero, pero es el detalle lo que molesta. No llega a un euro al mes.


“Sin embargo, la situación actual de la economía, ha obligado a la DGT a acabar con esa gratuidad […]”

Eso reza la quinta página del número 199. Por lo que sé, con recaudación en niveles récord de la DGT por su mayor eficiencia y mayor presión sobre los conductores, no creo que sea un problema de dinero. Es más, esta revista debería financiarse con el dinero de las multas, pues es *educación vial*.

Podemos entender que la revista no siempre es 100% objetiva fuera de los intereses de la DGT e incluso considerarla como un “panfleto propagandístico” (eso he llegado a leer), pero la mayoría de las cosas que dice son útiles y reales para hacer de las carreteras un lugar más seguro.

No me importa pagar 8-12 miserables euros por una revista como esta, aunque tenga pocas páginas, pero bien podría seguir siendo gratuita del todo y que la paguen con el dinero de las multas. *Así ese dinero tiene una finalidad más estrictamente útil con el tráfico que aportar más dinero a las arcas de Hacienda*.

Es más, hasta el propio Ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha dicho que los ingresos que aporta la DGT por multas son irrisorios considerando los presupuestos del Estado. Pues por esa misma razón, señor Ministro, *esta revista debería ser gratuita, ¡es un servicio público!*

A partir del mes que viene la DGT comunicará a los interesados que se hayan puesto en contacto con el número de atención ciudadana 060 el precio exacto de suscripción y la manera de formalizarla, pues depende de qué empresa se adjudique el proceso de impresión y distribución.

Ya sé que se puede seguir viendo en Internet, pero para algunas cosas el papel sigue siendo lo más cómodo.

Enlace | “Revista DGT en Internet”:http://www.dgt.es/revista

  • Los autobuses urbanos también son un servicio público y no son gratuitos. Más que una revista gratuita, la DGT debería pagar para que se rodasen nuevos episodios de “La segunda oportunidad”, convenientemente adaptada a los tiempos actuales.

    🙂

  • Bueno, José Luis. También tenemos Seguridad Vital. Supongo que en un futuro volverán a la carga con más contenidos y, mientras tanto, se puede ver en internet.

    Por lo que respecta a la Revista Tráfico, yo no veo mal que se ahorre el papel. De hecho, yo nunca la he leído en otro formato que no fuera pdf. Quien quiera acceder a ella por la patilla, tiene conexión a internet en muchas bibliotecas.

  • Mi critica a Javier es por su comentario de que debería ser gratuita. Muchos servicios públicos deberían serlo, como el bus. Si fuera gratis, mucha gente dejaría el coche en casa.

    Cuando empecé a leer esa revista (por internet) ya no aceptaban nuevas subscripciones en papel. En la pantalla del ordenador se lee bastante bien, aunque es más cómodo en papel, la puedes llevar a donde quieras.

    Seguridad Vital está muy bien, pero su formato no es el de La Segunda Oportunidad, que trataba un tema distinto en cada programa. Si pudieramos tener ambos programas al mismo tiempo, eso que ganaríamos ¿no?

    🙂

  • JL:

    Estoy de acuerdo contigo en lo de la legibilidad (bueno, y en lo de los programas de tele también, claro). La incomodidad de leer en el ordenador es un problema inherente a las publicaciones digitalizadas, incluso de los medios on-line como el nuestro.

    La razón es simple (y sé que tú lo sabes, que no en vano eres informático): Aunque los usos del ordenador han evolucionado muuucho en los últimos veinte años, seguimos usando derivados de un televisor para visualizar los contenidos de nuestra máquina. Y eso, se mire como se mire, no tiene puñetero sentido, pero así lo seguimos haciendo.

    Como sabes, hay monitores verticales pensados para leer (y para maquetar) pero no son de uso común. Supongo que el uso de e-books conectados a internet ayudarán a paliar el problema de la legibilidad de los contenidos colgados en la red. Pero ya es gastarte la pasta en un periférico más… y contaminar por su fabricación y por su desecho, no lo olvidemos.

    Mientras tanto, que prosiga la digitalización y se elimine el papel. Todos ganamos. 🙂

    En cuanto a que los servicios públicos tienen que ser gratuitos… pues no lo tengo yo tan claro. Más que nada porque estamos considerando a priori que van a ser rentables para la sociedad y no tienen por qué serlo. ¿Es cierto que la gente usaría más el bus si fuera gratuito? Quizá. Pero, ¿qué porcentaje de gente dejaría el coche en casa por usar el bus? No sé. Hay gente que coge el coche por gusto, o por no compartir espacio con los demás, o porque entiende que no puede depender de otro para la movilidad. No todo es una cuestión de pasta.

  • @José Luis, el transporte público está subvencionado, que fuese gratis ya sería pedir demasiado 🙂 Pero si tenemos como cuestión de estado la reducción de víctimas de tráfico, es coherente que una publicación así sea gratuita también en papel. Es un objetivo de difusión, no de rentabilidad.