La presión de los neumáticos que llevamos en el coche, según lo analizado por Michelin en 2009

La presión de los neumáticos del coche es un factor de seguridad imprescindible

Hace dos años, Michelin inició su primera campaña de revisión de neumáticos, en la que quedó patente que la presión de inflado de los neumáticos que calzan nuestros vehículos es un asunto que no nos quita el sueño especialmente. Y es que un 10% de los vehículos analizados presentaban un déficit de presión de al menos 0,5 bar.

Hoy vamos a echarle un vistazo a las principales cifras que se obtuvieron en aquella campaña, una actuación que estos días se repite, y es que la presión de los neumáticos del coche es un asunto de vital importancia, aunque a más de uno le pasa desapercibido a tenor de lo observado por Michelin en 2009.

Los datos contemplan los vehículos en su totalidad y también se ofrece un desglose con vehículos industriales y vehículos todoterreno por la importancia aún mayor del papel del neumático en esta clase de vehículos. Con cada uno de estos grupos se ofrecen datos sobre presión de inflado inferior a la recomendada, profundidad del dibujo en la banda de rodadura inferior a la legal (1,6 mm) y, finalmente, daños observados al analizar los neumáticos.

El estado de los neumáticos de los vehículos en general

Presión de inflado insuficiente

Sorprende que en general haya un 10% de vehículos circulando con una presión de inflado inferior en al menos 0,5 bar a la recomendada por el fabricante del vehículo. Ese déficit de presión compromete la adherencia del neumático y también su estabilidad, como veremos más adelante en Circula Seguro.

Profundidad de dibujo insuficiente

De hecho, 1,6 milímetros es una profundidad de dibujo en la banda de rodadura que da terror sobre asfalto mojado. Por seguridad, se suele recomendar cambiar de neumáticos cuando estos se desgastan hasta una profundidad de dibujo de 2 milímetros, y con menos de 1,6 milímetros es ilegal circular.

Daños observados en los neumáticos

El envejecimiento del neumático es otro motivo para pensar un poco en esos cuatro palmos a los que confiamos nuestra vida. Los neumáticos tienen fecha de caducidad, y jamás deberíamos emplear un neumático de más de cinco años de edad. Los desgastes irregulares son un síntoma de que algo no va bien en el vehículo, y suelen tener que ver con alineados y equilibrados deficientes y también con suspensiones en mal estado. Todo esto afecta a la adherencia y compromete la estabilidad del vehículo.

El estado de los neumáticos de los vehículos industriales

Presión de inflado insuficiente

Que más de un 20% de los vehículos industriales fallen en la presión de inflado de los neumáticos es, además de preocupante, indicativo de cómo se trabaja con los vehículos de muchas empresas: a destajo y sin preocuparse por el mantenimiento más allá de los cambios de aceite y filtros.

Profundidad de dibujo insuficiente

Los vehículos industriales también suspenden estrepitosamente en profundidad de dibujo, y es que a menudo se escatima dinero en este aspecto tan esencial como clave para la seguridad del conductor y trabajador… y para la de aquellos que se encuentran circulando cerca de estos vehículos.

Daños observados en los neumáticos

Como en el caso general, en los vehículos industriales los daños observados se refieren sobre todo al envejecimiento de la goma, que tiene mucho que ver con la falta de mantenimiento del vehículo, y a desgastes irregulares, motivados en muchas ocasiones por una conducción poco cuidadosa: los bordillazos, subir y bajar de las aceras o pasar resaltos a velocidad excesiva, por ejemplo, causan daños que con el tiempo se reflejan en desgastes irregulares del neumático.

El estado de los neumáticos de los vehículos todoterreno

Presión de inflado insuficiente

Los vehículos todoterreno están equipados con neumáticos de grandes dimensiones y que están calculados para soportar la enorme masa del vehículo y para mantenerlo estable en las más exigentes condiciones, adaptándose a terrenos muy dispares, además de transmitir al terreno los esfuerzos de tracción y dirección. Un 8% de los vehículos analizados presentaban una presión de inflado que resultaba netamente insuficiente para que la rueda realizase la mayoría de esas funciones básicas.

Profundidad de dibujo insuficiente

Si en los vehículos en general la profundidad de dibujo es una garantía cuando se circula sobre mojado, en el caso de los todoterreno, por las condiciones en que pueden trabajar pero sobre todo por la masa del vehículo, resulta fundamental que esa profundidad no llegue a ser nunca de 1,6 milímetros, el mínimo legal. Más de un 12% de los todoterrenos analizados presentaban este problema.

Daños observados en los neumáticos

Casi un 13% de los todoterrenos observados presentaban daños en los neumáticos. En este caso, el porcentaje de neumáticos con desgaste irregular es superior al de neumáticos envejecidos, y es que muchos conductores olvidan que sus todoterrenos, bajo su apariencia de indestructibilidad, también son vehículos cuyas ruedas sufren si se las trata de mala manera.

En Circula Seguro | La presión de los neumáticos, segunda campaña de revisión por parte de Michelin

  • ds19tiburon

    Señor Camós, me gustaría compartir con usted y que me diera su opinión, acerca de la siguiente cuestión que me planteo desde hace tiempo.

    Soy de las personas que revisan las presiones con cierta regularidad (a veces se me alarga más de lo que desearía, pero nada alarmarnte por lo que muestra el barómetro). Y mi caso es este: en mi vehículo aparecen unas presiones, que yo entiendo que son para los neumáticos de orígen (175/65 r14, creo); lleva montados otros equivalentes, según muestra la ficha técnica del vehículo: 185/60 r4 (estos seguro). Las presiones de inflado, marcadas en la tapa del combustible, son: delante 2.1, detrás 1.9 (en baja carga, que es como yo circulo).

    Sin embargo, tengo comprobado que con unas presiones mayores, concretamente 2.3 delante y 2.2 detrás, y circulando de igual forma (es decir, dentro de la legalidad y el sentido común), noto que tiene una mejoría sobre todo en curvas y ante firme irregular. En frenada no aprecio mejoría evidente, pero desde luego no un empeoramiento.

    Sé que la mejoría en curva es porque la deriva del neumático disminuye conferme aumenta la presión en su interior; pero la cuestión es, según usted ¿Me recomienda continuar con esta presión que yo le pongo, comprobada con la experiencia? ¿Que piensa al respecto de esta práctica? Permítame insistir en que la mejoría es bastante perceptible, y yo siempre he preferido una presión ligeramente superior (ligeramente) a fin de mejorar el agarre en curva y anfe firme bacheado (que es la naturaleza de las vías que rrecorro, con escasas lluvias), y de paso, prevenir los errores de medida de los barómetros de gasolinera (y eso que acudo a uno que es bastante bueno).

    Muchas gracias por su interés por adelantado, reciba un cordial saludo y mi enhorabuena por sus publicaciones.

    • Josep Camós

      En primer lugar pido disculpas en la demora al contestar.

      Yo es que soy fan de la frase “lo que diga el fabricante”, y lo único que puedo asegurar es que una presión superior a lo indicado por norma general afecta al desgaste del neumático (más acusado por el centro de la banda de rodadura) y a la adherencia (se pierde adherencia, con todo lo que ello conlleva); además, esta pérdida de adherencia está relacionada con el comportamiento del neumático, que tenderá a vibrar ante las pequeñas irregularidades del asfalto, lo que acarreará un problema para el sistema de suspensión.

      Dicho todo esto, que son las ideas genéricas cuando hablamos de presiones excesivas, ¿afecta en mucha medida un exceso de 0,2 bar? Sinceramente, no lo puedo determinar con exactitud. Lo que sí puedo intuir (aunque esto debería corroborarlo un especialista del neumático examinando tu vehículo) es que si una presión más alta favorece objetivamente el comportamiento de un coche… quizá haya otros elementos del vehículo que no están del todo bien, como por ejemplo el ángulo de salida de la rueda (kin-pin) o incluso el de caída (camber).

      De todas formas, como digo, sería cuestión de echarle un ojo al vehículo para determinar esto que he esbozado como ideas a tener en cuenta…

      • ds19tiburon

        Disculpado está por la tardanza de antemano,por favor, no se preocupe. Tomaré en consideración la cuestión de las caída y angulo de salida, y lo comentaré con un familiar mío, que es mecánico especialista en trenes rodantes y suspensiones.

        No obstante, mi vehículo ya tienes unos cuantos años (alrrededor de 15) y en el desgaste del juego de neumáticos anteriores no vi anormalidades sobre los flancos ni banda de rodadura. En cualquier caso, no olvidaré su consejo. Gracias por su respuesta.

        Reciba un cordial saludo

  • menos_16

    Yo estoy como tu, inflo a 1’5 – 2’0 décimas de bar por encima de lo recomendado por el fabricante.

    Noto que el vehículo va con más alegría, en frenada me la la sensación que también responde mejor y el desgaste observado en el neumático después de año y medio es homogéneo.

  • escargot

    Fuera de trabajo lo normal es que vaya sola o que vayamos dos en el coche como mucho, pero en el trabajo (ahora no, que estoy de vacaciones) me ha pasado muchas veces que a la ida, por ejemplo, teníamos que ir dos y a la vuelta teníamos que ir cuatro. Las cantidades que me aparecen en la puerta son distintas y claro, no sé a cuáles atenerme. ¿O tendría que revisarlas tanto a la ida como a la vuelta? Además, también me salen los símbolos de carretera y autopista y claro, si a lo que he contado le sumamos que un tercio del viaje (por poner el ejemplo de este curso) era por autovía y el resto por carretera…

    • ds19tiburon

      Lo ideal es ajustar la presión a cada circunstancia. Pero claro, revisar las presiones varias veces al día no es algo muy práctico.

      Si me permite un consejo, en este caso suyo en el que lleva de ida dos personas y de vuelta cuatro, si el viaje de vuelta es muy habitual que lo realice con esta carga, sería recomendable que ajustara las presiones al nivel que indica en fabricante para dicho índice de carga (especialmente el trasero, al llevar más carga).

      No obstante, si hace esto pero no es muy frecuente que lleve dos personas detrás, aumentar la presión de ese eje trasero puede suponer que las ruedas se taqueen, es decir, realice desgastes irregulares a lo largo de su banda de rodadura. Esto es así porque, al llevar más presión de lo necesario, el neumático al llegar a un bache/ondulación, en lugar de amortiguar el peso del auto, rebota, pues la dureza ha aumentado y no hay peso superor para contrarestarla, provocando golpeteos constantes sobre la banda y desgastándola irregularmente A ello se suma una posible pérdida de adherencia por ese efecto rebote.

      Por otra parte, las diferencias entre presión para autopista y carretera, son por las velocidades que se alcanzan. A mayor velocidad, mayor rozamiento del aire y mayor aumento de temperatura y presión en su interior. De ahí que tenga dos presiones (seguramente las de autopista más altas que las de carretera). Si la mayor parte del recorridoes en carretera, puede mantener la presión para esta vía, y circular más despacio por autopista. Por otra parte, puede poner la presión para mayor carga, e intentar contrarestar así el aumento de temperatura que se produce en autovía, pero con el riesgo de exceso en carretera nacional, que se manifiesta en los baches y curvas de la forma que antes he descrito.

      Intentaré acabar este extenso consejo haciendo un resúmen y recomendación (a ver si me sale bien): Dado su caso, yo me plantearía esta cuestión: experimente el comportamiento de su vehículo con las presiones que le indica el fabricante, intentando fijarse en el comportamiento que adopta sobre todo en carretera (al ser la vía más peligrosa de las que usted frecuenta). Si nota que con la presión para mayor carga el eje trasero se vuelve más inestable o desgasta de forma irregular o anormal, descartela.

      Por el contrario, si ese aumento de presión hace que su vehículo, con mayor o menos carga detrás, experimenta una mejoría en la respuesta de la dirección en curvas, mantenga dicha presión en el eje delantero, pues le brindará mayor precisión en el guiado.

      En definitiva, fíjese para el eje delantero que obtiene la mejor direccionalidad y frenado (pues este eje soporta el peso del motor y además mayor presión al frenar). En el eje trasero, deberá obtener una amortiguación lo más fluida posible, sin rebotes en vacío, ni exceso de deformación en carga. Si por su zona llueve con normalidad, vigíle con mayor deteniemiento las reacciones de adherencia y frenado del eje trasero, así como las presiones con más frecuencia.

      No obstante, aumentar las presiones de cualquier eje más allá de 2.5 o 2.6 bares, hace que aumente el riesgo de reventón, pues para conducción normal es excesiva. Y no olvíde que mirar las presiones debe hacerse en frío (menos de 3 km de recorrido). Si lo hace en caliente, espérese un minuto antes de verificar la presión, y tenga en cuenta que la medición será errónea por defecto, debido a la expansión del aire al estar caliente. Si ha de colocar aire, aumente en 0.3 la medida que desee. (y si puede, espere a que se enfríe algunos minútos y vuelva a comprobar)

      En fin, espero haberle sido de ayuda, a pesar de mi extensión. Si alguien mejor conocedor de la materia de presiones descubre algún fallo o consejo erróneo, por favor indíquelo.

      Un cordial saludo a escargot y demás lectores..

  • escargot

    Muchas gracias por todo lo que me has comentado y por tomarte la molestia de comentármelo en detalle. 🙂

    De momento y hasta Septiembre nada indica que vaya a llevar pasajeros en los asientos traseros hasta Septiembre y después, dependiendo de dónde me manden a trabajar, ya veremos qué pasa.

    En estos momentos no me acuerdo si el icono de autopista estaba con la imagen de dos muñegotes o de más, así que no sé si esas cantidades me servirían para comprobar la diferencia este verano, pero lo miraré.

    Repito: muchas gracias. 🙂

  • dani_rg

    Parece mentira lo poco que revisamos las presiones de los neumáticos con lo importante que es para circular seguro.