La importancia de tener en buen estado los amortiguadores

amortiguadores-700

Neumáticos, amortiguadores y frenos. ¿A que habéis oído alguna vez estas tres palabras juntas? Estos tres elementos de todo automóvil son los más importantes para conservar la seguridad activa de nuestro vehículo. En estos elementos está la diferencia entre frenar a tiempo y tomar bien una curva, por ejemplo, o no frenar y no tomarla, y tener un accidente.

¿Recordamos todos los conductores la relevancia que tienen los amortiguadores, y lo importante que es que estén en buen estado? Pues la respuesta es un poco preocupante, pues la realidad nos muestra que no lo recordamos tanto como deberíamos. Un reciente estudio mostraba como 9 de cada 10 conductores apenas daban importancia al hecho de revisarlos. En Europa casi un 25% de los vehículos circulan con amortiguadores gastados.

opel-astra-twin-top-suspension-700

Hablamos de nuestra seguridad

La principal función de los amortiguadores no es que vayamos más o menos cómodos en nuestro vehículo, o que notemos menos los baches e irregularidades de la calzada (claro que también). Su principal función es mantener pegado el neumático al suelo en todo momento.

Y esto es de vital importancia. Pensemos en un vehículo que no tiene amortiguadores, y en el que el tren de rodaje sea muy rígido: al pasar por encima de irregularidades, baches o resaltos, el vehículo va a rebotar, va a dar pequeños saltos, pequeños botes.

Y aunque sea solo por un segundo o por unas fracciones de segundo, esto significa que el neumático no está en contacto con el suelo. Y cuando el neumático no está en contacto con el suelo, el coche no se está agarrando a nada, no podemos trazar, no podemos dirigir y no podemos frenar.

Unos amortiguadores en mal estado significan que nuestro coche será menos estable, será menos ágil a la hora de realizar maniobras rápidas (por ejemplo de esquiva) y que necesitará más metros para frenar. En pocas palabras, nuestro coche es menos seguro.

Los sistemas electrónicos de seguridad, como el ABS o el sistema de control de tracción y estabilidad (ASR y ESP), serán también menos eficaces por culpa de los amortiguadores gastados.

Uno de los inconvenientes de los amortiguadores es que se van desgastando poco a poco, y casi sin darnos cuenta. Lo recomendable es revisar el estado de los amortiguadores cada 20.000 o 30.000 km, más o menos cada año o cada dos años.

A eso de los 90.000 km puede que sea necesario sustituirlos. Obviamente depende de cada coche, de la forma de conducirlo y del estado de las carreteras por las que se haya circulado, pero es una buena referencia aproximada para no pasar sin revisarlos.

Amortiguador

Los síntomas de amortiguadores en mal estado

Hay algunos síntomas, ya muy patentes, cuando los amortiguadores están muy desgastados, que nos indican que los amortiguadores tienen que ser cambiados:

– Si al frenar fuerte notamos que el coche cabecea más de lo normal, es decir, que el morrro se inclina más hacia delante. De manera análoga al acelerar con decisión podemos notar que el morro se eleva.

– Si al pasar por un bache o resalto la carrocería rebota y oscila varias veces.

– Si al realizar giros o tomar una curva notamos que el coche se balancea más, y de manera más irregular, inestable e insegura. También se puede notar este balanceo cuando hay viento lateral fuerte.

– Desgaste irregular de la banda de rodadura de los neumáticos.

– Si el cilindro del amortiguador tiene fugas de aceite.

En mitad de la curva

En general cuando un amortiguador está en buen estado, la carrocería no debería oscilar más de 1 o 1,5 veces como mucho. Hay quien comprueba los amortiguadores apoyándose sobre la aleta, más o menos sobre la rueda, en un lugar que sea resistente, y carga su peso sobre el coche para luego retirarse y ver cómo vuelve a subir. En ese momento si oscila más de lo que hemos dicho, indica amortiguadores en mal estado.

De una manera más precisa existen máquinas en los talleres que ponen a prueba los amortiguadores y miden las oscilaciones que experimentan, y nos indican con un porcentaje el estado del amortiguador (por ejemplo 75%).

Para terminar, es importante recordar que los amortiguadores se cambian como mínimo por parejas, al mismo tiempo los dos de cada eje. Gastar dinero en renovar neumáticos, amortiguadores y frenos no es malgastarlo, es emplearlo en mantener la seguridad de nuestro vehículo.

Vídeo | Monroe (YouTube)
En Circula Seguro | El significado del desgaste de los neumáticos

  • Alfa QV

    Recientemente pasé la ITV de un coche de casa, que va a cumplir 17 años, y dado que desde hace 2 años (y sin que este haya sido una excepción) no comprueban los amortiguadores, decidí preguntar a uno de los empleados por el motivo de que no revisen algo tan vital. Y la contestación fue que es uno mismo quien debe notar el mal funcionamiento de los amortiguadores. Es decir, me obligan a pasar una revisión que me cuesta 50€ pero no miran si mis amortiguadores han dicho basta, ni si mis neumáticos están agrietados por tener demasiados años y aún se permiten el lujo de dejarme a mí parte de su trabajo.

    Por si esto no fuera poco, el empleado de control de emisiones y el que revisó los cinturones me llamaron la atención porque el revestimiento del techo no estaba y la chapa estaba descubierta. Esto estaba así porque se estaba tapizando de nuevo y, sí, los anclajes que sobresalen de la chapa, también metálicos, suponen un grave peligro en caso de accidente, pero éste se puede evitar en gran parte si me revisan los neumáticos y amortiguadores.