La FUNDACIÓN MAPFRE y Ford vuelven a regalar asientos infantiles para promover su utilización

Niño al volante sin ningún tipo de sistema de protección homologado a su talla y peso

Cada vez es más frecuente ver que los niños ocupan en el coche un asiento infantil adaptado a su talla y peso. Sin embargo, un 11% de las personas que circulan con niños y con sillitas instaladas reconocen que dan un uso mínimo o nulo a los SRI. Son datos de un estudio realizado por el Instituto de Seguridad Vial de FUNDACIÓN MAPFRE. El argumento más socorrido para no utilizar los SRI es que “el trayecto es corto” (en un 38% de los casos) y “por pereza” (en un 20%). Quienes sí lo usan hablan de seguridad más que de obligación (en una relación del 83% contra el 10%).

Según la OMS, el 48% de la mortalidad infantil en España se debe a la siniestralidad vial. El 75% de las muertes y hasta un 90% de las lesiones podrían evitarse si los niños viajaran usando correctamente una silla infantil de seguridad. Por esta razón, FUNDACIÓN MAPFRE y Ford han puesto en marcha una campaña para potenciar la utilización de estos sistemas, gracias a la cual aquellos padres que lo deseen podrán adquirir una silla infantil homologada sin ningún coste.

Acuerdo entre FUNDACIÓN MAPFRE y Ford para facilitar sillas infantiles a coste cero

Aunque los vehículos analizados estén dotados de SRI en un 75% de los casos, hay un 11% de padres (tres padres por cada madre, por cierto) que fruncen el ceño si hay que colocar al chaval en una silla. Pero lo más interesante viene cuando se le pregunta a los padres por el interés que les despierta la seguridad vial y hasta un 77% de los encuestados lo consideran suficientemente importante como para que forme parte de los programas educativos, aunque un 35% no sabría decir si sus hijos reciben esta formación en el colegio y un 62% de los padres con hijos menores de 12 años no sabe hasta qué altura es obligatorio el uso de SRI (135 cm).

Vamos, que a los conductores con niños nos gusta quedar bien de cara a la galería, pero a la hora de la verdad… es otra cosa. No hay programa educativo que resista un mal ejemplo visto en casa. Los niños aprenden por imitación de lo que ven en sus mayores, de forma que con ellos no sirve decir eso de “haz lo que te digo, pero no lo que yo hago”. Al final, el chaval hará lo que ve que hacen sus padres independientemente de lo que ellos le digan.

Quizá por eso es importante la campaña que han vuelto a poner en marcha FUNDACIÓN MAPFRE y Ford. No es la primera vez que impulsan algo así. Hace cuatro años 160 concesionarios Ford repartieron unas 21.000 sillas infantiles a los padres que lo solicitaron. El importe de la adquisición del SRI, 60 euros, se devuelve en las sucesivas revisiones mecánicas que se produzcan en los talleres de la red Ford, aunque el vehículo no sea de esta marca.

Del estudio realizado por el Instituto de Seguridad Vial de FUNDACIÓN MAPFRE en 2005 a este de 2009 se ha observado un incremento en el uso de los SRI del 69% al 89%. Veremos si el próximo estudio nos habla de una utilización total de los asientos infantiles, que ya va siendo hora.

Fuente | FUNDACIÓN MAPFRE

Foto | Leonid Mamchenkov, FUNDACIÓN MAPFRE

En Circula Seguro | Sistemas de Retención Infantil: La elección del SRI adecuado, Sistemas de Retención Infantil: La correcta colocación en el coche

En Motorpasión | Asientos infantiles: imprescindibles siempre