La Fiscalía de Seguridad Vial perseguirá a los conductores imprudentes

Accidente por Heart Industry En los casos de fallecimientos y lesiones graves como consecuencia de los siniestros viales se incoarán siempre diligencias judiciales

El Fiscal de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas, anunció el pasado miércoles que todos los conductores que provoquen un accidente de tráfico con resultado de muerte o heridas graves, serán imputados inicialmente por el delito de homicidio imprudente o lesiones, siempre que hayan cometido una imprudencia grave.

Informes sobre las estadísticas de procedimientos incoados entre 2005 y 2010 en materia de Seguridad Vial, desde la entrada en vigor de la reforma penal de 2007, nos ponen los pelos de punta, al conocer el números de las personas ingresadas en prisión y número de comisos decretados por la delincuencia vial.

Tras un siniestro grave, los Fiscales podrán imponer desde la intervención del permiso de conducir hasta el ingreso en prisión pasando por el decomiso del coche, si observan que la conducta de cualquier conductor es imprudente o delictiva. Veamos más detalles.

La restricción o privación de algún derecho, generalmente la libertad, es el medio coactivo más contundente con que cuenta el Estado. Si éste renunciase a la pena, obligando a la víctima y a la comunidad a aceptar las conductas criminales como si no hubieran ocurrido, retornaríamos a la “Ley de la selva” y a “tomarse cada uno la justicia por su mano”. Por eso, ha subrayado Vargas que lo se pretende es “elevar la respuesta penal” y ha recordado que el delito de homicidio imprudente está castigado con una pena de cárcel de uno a cuatro años y el de lesiones graves, como daños medulares o cerebrales, con tres meses a tres años de prisión.

Flagrante delito por wdroops Hasta el momento, se han dictado 35.021 sentencias condenatorias por delitos contra la seguridad vial, de las que 345 pertenecen a homicidios imprudentes y lesiones graves

Endurecer las leyes para que cometer imprudencias de tráfico potencialmente peligrosas no sea gratis es una de las medidas necesarias para reducir la siniestralidad, sin embargo también es una de las más polémicas. La reparación adecuada del daño causado y la solución del conflicto desde una perspectiva justa para ambas partes es una tarea ardua para los Jueces a la hora de sentenciar. Por eso, la participación de los Fiscales en la investigación de los siniestros ocurridos en la red viaria y poder esclarecer los hechos, sería de gran ayuda para depurar responsabilidades.

Estas nuevas imputaciones iniciales contra los conductores involucrados en accidentes graves han sido acordadas por la Fiscalía y los responsables policiales de seguridad vial de toda España
como parte de un operativo de cara a la operación salida y regreso del mes de agosto. Serán varios los supuestos por los que se podrá acusar por un delito de homicidio imprudente. Destaco alguno de ellos:

Exceso de velocidad, conducir a una velocidad superior a la establecida, dependiendo el tipo de vía será castigado con la pena de prisión de tres a seis meses o con la de multa de seis a doce meses o con la de trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días, y, en cualquier caso, con la de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años.

Superar las tasas de alcoholemia permitidas, conducir con una tasa de alcohol en aire espirado superior a 0,60 miligramos por litro o con una tasa de alcohol en sangre superior a 1,2 gramos por litro, hoy por hoy, está castigado con la pena de prisión de tres a seis meses; igualmente, si se trata de ingesta o de drogas tóxicas, estupefacientes o cualquier sustancia psicotrópica.

No guardar la distancia de seguridad, se considera una infracción al reglamento de circulación, pero se prevé que cuando ponemos en peligro la seguridad de los demás como puede verse en este video, puede considerarse incluso como una conducta peligrosa y por tanto delictiva:

Conducir de forma temeraria, El hecho de circular un vehículo a motor o un ciclomotor con temeridad manifiesta y poner en concreto peligro la vida o la integridad de las personas será castigado con las penas de prisión de seis meses a dos años y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta seis años.

La coordinación entre la Fiscalía y la Policía Judicial de tráfico será pieza clave para indagar sobre las causas del accidente teniendo en cuenta el factor vía, estado del vehículo y neumáticos, control sobre los periodos de conducción y descanso en los profesionales del transporte, la falta de pericia en la conducción o las irregularidades en el reconocimiento médico de conductores. Además, se hará constar en el atestado un informe detallado y con profundización criminológica acerca de las causas precedentes que coadyuvan al desencadenamiento final del accidente.

Por tanto, bienvenido sea este proyecto piloto especial de seguimiento a las imprudencias graves que con ocasión del tráfico se pondrá en marcha el próximo mes de agosto coincidiendo con la operación salida y regreso de las vacaciones.

Conocer las causas de los accidentes más graves es prevenirlos en el futuro.

Vía | Europa Press
Más información | Ministerio Fiscal
Foto | Heart Industry, wdroops
Vídeo | wuzzlevideos, DGT – Distance (Spain)
En Circula Seguro | El coste de los accidentes de tráfico