La DGT “sólo” plantará 150-200 radares al año

Radar_Trafico_DGT.jpg

Dicen los carteles que nos advierten de su presencia que los radares son por nuestra seguridad, aún así son muchos los que piensan que viendo donde están colocados, el afán de muchos de ellos no va más allá de lo puramente recaudatorio. Los límites están para cumplirlos, si no lo haces, es tu problema, pero de ahí a considerar una recta como el punto adecuado para colocar un radar en lugar de en una curva peligrosa va un pequeño paso.

En los últimos años, el número de radares ha proliferado como si de setas se trataran. En la actualidad, según cifras de la DGT, hay en nuestras carreteras medio millar de radares, aunque esas cifras tienen un pequeño truco, ya que todos los emplazamientos no cuenta con la cámara de nuestras lamentaciones.

Pero por ahí no termina el tema de los radares. Ayer mismo, Pere Navarro anunció que no puede haber un crecimiento infinito en el número, ya que éste está relacionado con el número de kilómetros de nuestra red viaria. Aún así, y a pesar de que la red no crece tanto como se pueden desprender de sus palabras, Navarro ha cifrado entre 150 y 200 radaras los que se podrían colocar al año. Para el director de la DGT, 200 radares al año es ir poco a poco.

En sus propias palabras, para justificar la inversion (¿inversión?, yo pensaba que era por nuestra seguridad) los nuevos radares fijos se colocarán en carreteras con circulación extensa, dejando los radares móviles para las carreteras secundarias. Algo que no es nuevo.

Aún así, como dijo Javier Costas en su momento, las carreteras secundarias concentran casi el 80% de los fallecidos. ¿No sería más lógico hacer hincapié en este tipo de vías?. La eterna discusión de dónde colocar los cinemometros.

Vía | El Mundo