La DGT se fija en la seguridad vial urbana, ¡aleluya!

Golpe de chapa

Por fin Pere Navarro ha reparado en que la mayoría de los siniestros ocurren en las ciudades y no en las vías interurbanas y que hay que tomar medidas, y es que cada 16 segundos hay en nuestro país un siniestro de los considerados menores, “de chapa” como se suelen llamar, pero que reflejan cómo se están haciendo las cosas en los cascos urbanos, cada día con mayores necesidades de movilidad, y que ponen sobre la mesa la absoluta dejadez con que se ha abordado la seguridad vial urbana en los últimos años.

De todas formas, si tenemos un mínimo sentido de la prevención vial no hace falta que hablemos de siniestros, no hace falta llegar a tanto, ya que al fin y al cabo el golpe de chapa es la consecuencia última de una amalgama de comportamientos contrarios a la conducción segura, y bueno es que la DGT se fije de una vez por todas en este problema que, además, es el germen de la siniestralidad que vende en la tele, la de las carreteras con sus cifras semanales y sus imágenes superimpactantes.

La mayor parte de las anormalidades viales no se encuentran en la carretera, aunque siempre habrá alguien dispuesto a posar a 280 km/h para regocijo de los medios y de quienes gestionan nuestra movilidad, aunque siempre habrá quien adelante de forma peligrosa y pasándose por un sitio cualquier margen de seguridad y aunque siempre habrá quien se salga de la vía creyéndose que controlaba o no sé qué historias.

Golpe de chapa

Dicho lo cual y sin menospreciar el peso de la siniestralidad en vías interurbanas, que lo cortés no quita lo valiente, yo creo que todos somos testigos de que la mayor parte de las animaladas se ven cada día en la calle, sin salir de la ciudad, al ladito de casa. Y, de alguna forma, esas son las imprudencias más peligrosas de todas, porque son las que van haciendo que poco a poco el conductor le pierda el respeto a la carretera.

De alguna forma podría decirse que la infracción urbana es el caldo de cultivo perfecto para que exista una siniestralidad en carretera. La mayor parte de nuestros conductores aprenden a manejar sus vehículos en la ciudad, que es donde dicen que mejor se aprende, luego circulan haciendo de su capa un sayo, tienen sustos en forma de leves golpes de chapa y finalmente trasladan sus curiosas formas de hacer a un entorno que les perdona mucho menos los errores y los desmanes: la carretera.

La falta de respeto por las normas, en dos ejemplos prácticos

Pero no nos centremos sólo en la siniestralidad. Al fin y al cabo, un choque es (o debería tomarse como) la plasmación de que la seguridad vial ha fallado. De hecho, si dejamos de lado los accidentes, los que tienen su origen en causas fortuitas, lo habitual es que la siniestralidad vial tenga como componente estelar, en una proporción que oscila del 70% al 90%, el comportamiento del conductor hacia sí mismo y hacia los demás.

Dicho en buen romance, el siniestro deriva de la infracción y la infracción puede llevar al siniestro, antes o después. Quien observa las reglas del juego y las lleva a la práctica con un mínimo de sensatez rara vez causa una colisión. Y eso nos lleva inexorablemente al punto que durante décadas se ha descuidado: la falta de respeto por las normas.

¿Queréis algunos ejemplos?

Policía

Bruno me cuenta que su calle es lo más parecido a un conservatorio especializado en toques de claxon. Por allí pasan toda suerte de comerciantes y transportistas que avisan de su presencia dándole al pito y, cuando se quedan plantados en medio de la calle para descargar sus productos, “provocan el júbilo de los conductores que les suceden, que no pueden evitar unirse al jolgorio de la bocina”.

¿Es que no está prohibido el uso del claxon en ciudad salvo para alertar de un peligro? Sí, aunque ya se sabe que en nuestro país los usos del claxon son de todo menos ortodoxos. Pero, en definitiva, más de uno dirá que si Bruno está tan convencido de llevar razón en este problema… que lo denuncie ante las autoridades competentes y que sea lo que tenga que ser.

Que lo denuncie, sí, y quizá le ocurrirá como a Pep, que el mismo día que hablo con Bruno me cuenta una historia similar. En este caso hablamos de un camión de reparto de una conocida cadena de supermercados que día tras día obstaculiza la acera obligando a que los peatones salten al asfalto. Pep se encuentra con un cochecito para bebés entre manos y, de esa guisa, da el alto a un policía motorizado que pasa por ahí y le muestra la situación.

En resumidas cuentas, el policía le responde que cada dos por tres tienen problemas con el camión y el supermercado y que cada vez les imponen una sanción de 200 euros, pero en el supermercado pagan la multa y arreando, que es gerundio. ¿Que si hay algo más que se pueda hacer? Buf, como no lo intenten por la vía de la reclamación vecinal… Es que por lo visto entre el Ayuntamiento y el supermercado hay un algo, un no sé qué, que hace el asunto… intocable.

Sheriff

Así, sin pestañear. Caciquismo del bueno que lleva a la inacción policial porque, total, ya me dirás, y además me falta media hora para acabar el turno y unos años para jubilarme. Que tenga un buen día.

Y cuando no son los estacionamientos indebidos son los que hacen competición de salto de línea continua; y cuando no, los simpáticos que se comen stops y cedas como quien se come una bolsa de cacahuetes, haciendo cruzados mágicos de playtex en cuantas rotondas haya sembrado el alcalde ese mes y considerando los semáforos en rojo como una opinión más que discutible.

Tanto da. Ejemplos hay para aburrir. El caso es que entre el conductor que adapta la ley a su antojo y la autoridad competente, que no mueve ni un hilo, ahora resulta que habemus problema. Enhorabuena, señor Navarro, por fin ha encontrado el santo grial. Y ánimo, que ahora sólo hay que recuperar años de pasividad en este tema.

Vía | prnoticias
Foto | Josep Camós, Daniel Lobo, Toni Hermoso, Dave Conner

  • Nestoret

    No sé porque, pero entre el título y la foto del Opel separado de su parachoques, esperaba que el artículo hablase de la aplicación, o falta de ella, de la normativa sobre resaltos, badenes y guardia civiles tumbados en las calles de nuestras ciudades.

    Supongo que soñar es barato.

  • ctwp

    Un un problema más sin solución.
    La DGT ni nadie, sabe, ni puede hacer nada.
    El caso del camionero del ejemplo: tendría que tener un espacio para poder trabajar,¿no?. El ayuntamiento debería facilitar zonas de carga y descarga o en caso contrario que la empresa se instale en un lugar donde sus camiones y actividad no causen molestias.
    Demasiados coches y poco espacio. Se pita al camionero y el mismo que pita, después aparca en un parking para minusválidos u invadiendo parte de un vado,encima de la acera,etc.
    Falta empatía. Las prisas y la misión propia por encima de todo.
    Por dónde vivo yo hay dos restaurantes de comida rápida que se pide desde el coche.Pues las colas invaden y colapsan una rotonda y no dejan circular a los demás.Incluso las colas tapan la salida de los que repostan en una gasolinera colindante.
    Los que deciden ir personalmente al establecimiento aparcar lo más cerca posible…eso quiere decir:en cualquier hueco entorpeciendo también el tráfico.
    Estos, después de obstaculizar el tráfico, luego se van a comer los bocadillos tirando todos los envoltorios y restos al suelo, lanzándolos desde el interior de los vehículos.
    Los fines de semana,cuando ocurre,ningún municipal patrulla por la zona.
    ¿Que casualidad?
    Del mal uso del claxon:¿y los que pitan cuando llegan a su casa para saludar a los suyos?,que estan en el balcón o el jardín,en el portal.
    ¿La DGT,que puede hacer? es un problema de educación y de los ayuntamientos o quién corresponda, de no exigir a las empresas que su negocio no puede hacerse de esta manera.
    Y que decir de los tubos de escape tuneados,acelerones, los equipos de música “pa’tronar los vecinos” en fin…la lista es inacabable…

    • Josep Camós

      Me anoto la respuesta que te iba a dar para un próximo post, que como comentario esto me estaba quedando larguísimo. 🙂

  • s63aut

    Creo que ni siquiera se contabilizan los fallecidos en accidentes urbanos como víctimas de tráfico, ¿sigue siendo así?

    Ese Crown Victoria verde y blanco parece de la Guardia Civil. 🙂

    • Josep Camós

      Se contabilizan todos. Lo que pasa es que el primer dato, el provisional, el que se da a bombo y platillo en los medios al empezar el año, contempla la siniestralidad en vías interurbanas y los fallecidos en las primeras 24 horas. El cuadro definitivo, el que sale meses después y al que nadie en la tele, prensa ni radio le hace caso, es a 30 días y con toda la siniestralidad habida. Precisamente esos meses de decalaje sirven (en principio) para que cada municipio recuente sus siniestros (y envíe los datos vía Miguel Strogoff, porque si no no me explico tanta tardanza).

      • pepserra

        en principio dicen los estadisticos que la mortalidad a 24 h es mas operativa para reaccionar con mayor diligencia…pero no olvidemos ejem que hay muertos mas alla de los 30 d ademas …eso segun fuentes de dGT

        • s63aut

          La mortalidad real y final es francamente difícil de calcular, alguien puede morir al cabo de dos años por secuelas de un accidente, de lo que se trata es de no intentar engañar al ciudadano, se pueden hacer estadísticas de todo tipo para trabajar con ellas, cosas como la mortalidad a las 24 horas, a los pocos días, etc., aunque todos sabemos que el daño producido por los accidentes de tráfico incluye infinidad de heridos, muchos de ellos graves, incluso con secuelas irreversibles, vamos, que hasta alguien se puede suicidar porque un ser querido ha muerto (o enfermar debido a una profunda depresión) y eso no deja de ser una víctima de la violencia circulatoria.

  • muchachoseguro

    No olvidemos otras estrellas de las burradas urbanas: la típica motocicleta que para adelantar no duda en hacer toda suerte de “eses” y pisadas de línea continua -ocupando temerariamente el carril contrario-, ciclistas que se saltan los semáforos -deben de pensar que solo sirven para vehículos motorizados- y el siempre clásico peatón indiferente: ¡es capaz de cruzar por cualquier lugar!

    Y el Premio de la Academia es para…. ¡el Cani en moto! Va sin casco, con el escape trucado y a ser posible buscará una calle en pendiente para subirla y bajarla con el gas a tope.

    • gonzalo0991

      lo de los ciclistas es increible… tanto dejar el coche y usar la bici y luego son ellos mismos los que se ponen en peligro inutilmente saltandose los semaforos..

      P.D: hoy mismo lo e visto

  • pepserra

    Por lo menos que la DGT haya lanzado una mirada a este tema ya es algo.

    En serio siempre , desde que vivo en mi localidad me ha dado la sensacion(muy buena la foto del poli y su coche Josep) de que en este pais la s vial de los casco urbanos va por su cuenta(las famosas OOMM)
    Es como aquellas pelis de pueblos del far west  de los 50-60 donde el poder del sheriff esta por encima del bien y del mal , hasta que llegan los malditos federales con gafas….(la DGT i su mardito RGC).

     Si he dicho RGC poruqe hay veces (y pongo otro ejemplo mas a parte de los de Josep) donde incluso pa liarla mas el RGC intersecta con las ordenanzas de Villarriba o abajo:

    caso real= nacional 340, divide my localidad en 2, y en una zona de carril trenzado, donde se permite la incorporacion o la salida segun se vea , se okupa literlamente cada tarde el mismo , por papas-mamas que van a un cole que justo esta delante del carril…
    ¿algun lego en la sala?
    de quien es competencia ese carril, con el peligro que implica esa actitud permitda y consentida ante los propios ojos de la P Local que lo tutela cada tarde?
    ¿hay que avisar a los antidisturbios o a la seccion de Transit de mossos d’esquadra para que intervengan y algun dia no se arme un pifostio con victima infantil incluida?

    no me da el post para mas ejemplos…pero de poco sirve radarizar o poner controles exhaustivos en nuestras carrteras si luego la tropa hace lo que le sale del— con el carril bici o la doble fila o la salida de coles o las invasiones de acera…
    ¿o no?
    Os recomiendo ver : Arde Mississipi (con Gene Hackman i Willem Dafoe) y lo entendereix perfectaments
    ¿

  • pepserra

    Yo le hubiese puesto a este POST el titulo paralelo: Donde el RGC pierde su nombre…
    ah y por cierto NO todos los municipios van de la misma mano , tambien es justo mencionarlo