La DGT quiere conocer a los conductores de motos y ciclomotores

Moto Guzzi V7 Por Terence S. Jones

Desde ayer día 21 y hasta el próximo domingo 27 de mayo, la DGT ha puesto en marcha una nueva campaña intensiva de vigilancia y control de motocicletas con el objetivo de reducir su elevada participación en la siniestralidad vial. Y no es para menos, ya que, en el primer cuatrimestre de este año ya han fallecido 54 motoristas y 11 ciclomotoristas en accidentes ocurridos en vías interurbanas.

También y desde octubre del año pasado la DGT, a través de la empresa Dephimatica, está realizando una investigación sobre los usuarios de vehículos de dos ruedas. Se pretende conocer los distintos perfiles de motoristas en función de su movilidad y exposición al riesgo para poder diseñar acciones concretas que ayuden a seguir reduciendo la accidentalidad del colectivo.

Un colectivo de usuarios formado por más de cinco millones, entre conductores de motocicletas y ciclomotores, que estará en el punto de mira de la DGT coincidiendo con la llegada del buen tiempo.

La conducta del conductor como atributo

Estacionamiento Por zigazou76

Algunas de las infracciones que más controlan en carretera los agentes de tráfico son la velocidad, adelantamientos incorrectos y el uso del casco. Si se trata de controles rutinarios e informativos se inspeccionará la documentación aportada por el conductor como, por ejemplo, el permiso de circulación, características del vehículo para ver si coinciden los datos con los que figuran en la tarjeta ITV.

El respeto a la moto empieza con el respeto hacia los demás a la hora de realizar una conducción segura. El protagonista en la tarea de conducir es la persona que maneja los mandos del vehículo dentro de unas normas conocidas y aceptadas tras la obtención de la autorización para conducir. Por tanto, si somos conscientes de ello tenemos que asumir que las inspecciones están para garantizar la seguridad vial de todos y el que incumple o transgrede las normas tendrá que dar alguna explicación al respecto.

Podemos cambiar las normas, los radares de sitio, modificar las vallas de seguridad, mejorar la señalización, realizar miles de controles por parte de los agentes de tráfico pero la conducta del conductor es la que prevalece. Si no hay una buena educación y formación vial tampoco habrá conductores concienciados con el problema de la siniestralidad.

Y lo más importante, no existe un reciclaje o curso de renovación teórico y práctico para los conductores de cualquier tipo de vehículo. De hecho, hoy por hoy, cualquiera que tenga el permiso de conducción obtenido en España de la clase ‘B’ con una antigüedad de tres años desde su obtención y quiera conducir por nuestra red vial una motocicleta de hasta 125 cc, con recoger la moto del concesionario no tendría ningún problema.

Primero conocer y después…

Motos Por guimaraes.filho

Las normas como las medicinas también tienen sus efectos secundarios. Por un lado hay que analizar el origen del precepto reglamentario para llegar a entender si lo que vamos a tratar es conveniente o no. Puede ocurrir que una norma favorezca sólo a un determinado colectivo y a su vez perjudicar a otros. Como, por ejemplo, el carril bici impuesto entre el carril derecho y la acera que ha beneficiado sólo a los ciclistas.

Ahora bien, si en el ejemplo anterior, el carril bici es de nueva construcción pues seguro que no perjudicará a nadie. Y eso, pienso, es precisamente lo que habría que hacer con las normas. Siempre será más fácil crear una nueva norma para hablar sobre su conveniencia que tener que dar explicaciones sobre los motivos de su reforma y ya sabemos por experiencia que los motivos están muchas veces condicionados y predispuestos a un conflicto de intereses.

Si el estudio que pretende la DGT es simplemente reformar la norma que tenemos actualmente, poco avanzamos. Sin embargo, la adaptación a la nueva norma establecida es como aplicar los neumáticos adecuados al tipo de asfalto, es decir, no nos queda otra si queremos seguir rodando. Por otro lado, quién mejor que nosotros como conductores para dar a conocer nuestros conocimientos, actitudes, comportamientos y creencias en torno a la seguridad vial. Si quieren que participemos, hagamos la encuesta.

Más información | Encuesta sobre el Estudio de perfiles de motoristas
Foto | Terence S. Jones, zigazou76, guimaraes.filho
En Circula Seguro | Los usuarios de motos y ciclomotores en el punto de mira de la DGT

  • amalio mejido fernández

    Hola: Con respecto a los conductores de motos siempre he pensado que hay de todo. En mi tierra de vez en cuando te hacen la “payasada”.
    Pero desde hace años uso la carretera C-59 en Cataluña y ya varias veces que veo, y sufro, unos adelantamientos por conductores de motos de verdadero horror. Hoy mismo, en la zona de Palau Solitá y Plegamans, un motorista adelantando a varios coches con línea contínua y con coches circulando en sentido contrario.
    Y después nos extrañamos de los muertos que semana a semana van dejando sus vidas en la carretera.
    Yo creo que muchos motoristas trasladan su forma de conducir por las ciudades,Barcelona creo que es un claro ejemplo, a la carretera. Y así pasa. Saludos.

    • capreolus

      Pues sí, trasladamos nuestra forma de conducir de un lado a otro, de ciudad a carretera y suele suceder que existe una mayor permisividad en ciudad, sin embargo las consecuencias son peores en carretera. Un saludo igualmente

  • 51910

    Hemos descubierto recientemente vuestra web y nos parece muy interesante, enhorabuena.
    Nosotros, desde http://www.e-ducando.es estamos también empeñados en mejorar la seguridad vial, por ello, hemos creado uno de los pocos cursos e-learning que existen en el mercado, dirigido específicamente a aquellos que estén interesados en coordinar la seguridad vial en la empresa.
    Os recomendaremos.

    Un saludo.

    Apo Ruiz