La DGT no subirá el límite de velocidad en autopistas y autovías de momento. No hay dinero

Fin 130km/h

¿No os extrañaba que no hubiésemos escuchado nada acerca de los límites de velocidad tras acabar el verano? A mi personalmente me parecía raro pero tranquilos, tenemos las últimas novedades recién sacadas del horno, tanto sobre la reducción del límite de velocidad en carreteras convencionales como la del aumento de la misma en autopistas y autovías.

Allá por junio la DGT sondeó los límites de velocidad y posteriormente confirmó que la velocidad en las carreteras secundarias se reduciría a 90km/h. Pero ojo, no he usado el término carreteras convencionales y posteriormente secundarias a la ligera sino con toda la intención. Veamos por qué.

Pasamos de reducción de velocidad en carreteras secundarias a convencionales

En un primer momento, la DGT y el Ministerio del Interior afirmaban que reducirían la velocidad en las carreteras secundarias de 100km/h a 90km/h. En algún lugar de mi sencillo cerebro albergaba la esperanza de que dentro del término secundaria no incluyese alguna carretera nacional, de buen asfalto, sencillo trazado y con dos carriles para cada sentido.

Carretera secundaria

Pero no, la última información que nos llega es que el límite quedará fijado en todas las carreteras convencionales. Con esto, toda aquella carretera que no sea considerada autopista o autovía pasará a tener un límite genérico de 90km/h. Ni buen trazado, ni arcén, ni carriles para vehículos lentos. Nada de esto tendrá sentido ya.

En autopistas y autovías, a 130km/h cuando haya dinero

Por otro lado tenemos el tema del aumento de velocidad en autopistas y autovías. Todos pensábamos que iba a ser como cuando se redujo a 110km/h, es decir, poner un montón de pegatas en algunas carreteras que si permitiesen ese aumento y para adelante.

Pero no, la DGT siempre ha pensado (o eso dice) en un límite de velocidad variable en función de las circunstancias, como los que te puedes encontrar a la entrada de Barcelona. Sería la versión 2.0 de lo que nos encontramos en Francia, que podemos ir a 130km/h y si las condiciones meteorológicas son adversas (lluvia, viento, etc), pues se circula a 110km/h.

Y digo la versión 2.0 porque esta gestión de la velocidad variable se haría mediante señales o carteles luminosos, y para ello, es necesario montar toda una infraestructura. Y ahora no es el mejor momento, en el que no hay dinero como se suele decir ni pa pipas…

Por lo tanto, habrá que esperar a tiempos mejores, como antiguamente.

Vía | Motorpasión
En Circula Seguro | La DGT sondea modificar los límites de velocidad, otra vez, El Gobierno confirma que la velocidad máxima en carreteras secundarias pasará a ser de 90km/h