La DGT no subirá el límite de velocidad en autopistas y autovías de momento. No hay dinero

Fin 130km/h

¿No os extrañaba que no hubiésemos escuchado nada acerca de los límites de velocidad tras acabar el verano? A mi personalmente me parecía raro pero tranquilos, tenemos las últimas novedades recién sacadas del horno, tanto sobre la reducción del límite de velocidad en carreteras convencionales como la del aumento de la misma en autopistas y autovías.

Allá por junio la DGT sondeó los límites de velocidad y posteriormente confirmó que la velocidad en las carreteras secundarias se reduciría a 90km/h. Pero ojo, no he usado el término carreteras convencionales y posteriormente secundarias a la ligera sino con toda la intención. Veamos por qué.

Pasamos de reducción de velocidad en carreteras secundarias a convencionales

En un primer momento, la DGT y el Ministerio del Interior afirmaban que reducirían la velocidad en las carreteras secundarias de 100km/h a 90km/h. En algún lugar de mi sencillo cerebro albergaba la esperanza de que dentro del término secundaria no incluyese alguna carretera nacional, de buen asfalto, sencillo trazado y con dos carriles para cada sentido.

Carretera secundaria

Pero no, la última información que nos llega es que el límite quedará fijado en todas las carreteras convencionales. Con esto, toda aquella carretera que no sea considerada autopista o autovía pasará a tener un límite genérico de 90km/h. Ni buen trazado, ni arcén, ni carriles para vehículos lentos. Nada de esto tendrá sentido ya.

En autopistas y autovías, a 130km/h cuando haya dinero

Por otro lado tenemos el tema del aumento de velocidad en autopistas y autovías. Todos pensábamos que iba a ser como cuando se redujo a 110km/h, es decir, poner un montón de pegatas en algunas carreteras que si permitiesen ese aumento y para adelante.

Pero no, la DGT siempre ha pensado (o eso dice) en un límite de velocidad variable en función de las circunstancias, como los que te puedes encontrar a la entrada de Barcelona. Sería la versión 2.0 de lo que nos encontramos en Francia, que podemos ir a 130km/h y si las condiciones meteorológicas son adversas (lluvia, viento, etc), pues se circula a 110km/h.

Y digo la versión 2.0 porque esta gestión de la velocidad variable se haría mediante señales o carteles luminosos, y para ello, es necesario montar toda una infraestructura. Y ahora no es el mejor momento, en el que no hay dinero como se suele decir ni pa pipas…

Por lo tanto, habrá que esperar a tiempos mejores, como antiguamente.

Vía | Motorpasión
En Circula Seguro | La DGT sondea modificar los límites de velocidad, otra vez, El Gobierno confirma que la velocidad máxima en carreteras secundarias pasará a ser de 90km/h

7 comentarios

Elisa

Hay una cosa que no entiendo: ¿en qué otros sitios de Europa hay estos paneles luminosos como los que tenemos alrededor de Barcelona? ¿No es todo esto muy caro-entiendo que habría que ponerlos por todas las autopistas? Además, si casi siempre marcan lo mismo, ¿no es más razonable hacer como en Francia?
Saludos!

Enlace permanente al comentario
Alfa QV

El sistema francés da lugar a interpretaciones diversas, a menos que sólo se permita ir a 130 si el tiempo es soleado y no se permita en el resto de casos, por leves que sean las malas condiciones. En ese caso el ahorro de recursos es importante ya que los paneles electrónicos son un gasto inasumible e innecesario.

Enlace permanente al comentario
gerardopg

Maria Seguí, Directora General de Tráfico nos aseguro ayer que se iban a implantar en algunos tramos y con señalización variable el limite a 130 en el 19º FORUM BARCELONA de Seguridad Vial junto con los responsables de Tráfico del Gobierno vasco y catalán.
Salud
Gerardo Palomino García
¡¡¡QUE LA LUZ Y LA SEGURIDAD TE ACOMPAÑE!!!
Sindicato Unitario de Trabajadores de Autoescuelas-Federació d´Ensenyament de CCOO de Catalunya

Enlace permanente al comentario
escargot

Morrillu, es que con los políticos mi cerebro ya no alberga ninguna esperanza desde hace tiempo. Ya tenía claro que todo lo que no tuviera cartel azul iba al hoyo.

Lo de la velocidad 2.0 me parece una idiotez para enmarcar. En los paneles luminosos, que los hay a montones, normalmente puedes leer cosas de tan poca utilidad como la fecha y la hora cuando resulta que los coches tienen reloj, que si tirar colillas 4 puntos… a mí qué me importa si no fumo.

A mí es que me da igual la velocidad que pongan, con los 110 ya aprendí a pasármela por el arco del triunfo con mucho arte. Pero por lo menos, aunque nos tomen a los ciudadanos por idiotas, que se lo callen. Que no está el horno para bollos.

Enlace permanente al comentario
Alfa QV

Yo personalmente seguiré a 110 excepto en momentos puntuales, pero no me parece mal la medida. Lo que sí me preocupa es el gasto público que supondrá y aún más que cambie el límite pero no los pésimos hábitos de conducción de la mayoría.

Enlace permanente al comentario
escargot

Ésos es que tienen las miras cambiadas. Ahora resulta que lo más importante del mundo es la velocidad. Y me entero ahora…

Cafradas a velocidad legal se pueden hacer un montón.

Enlace permanente al comentario
Elisa

Pues sí, Escargot, nunca lo hubiera dicho, pero tanta velocidad arriba y abajo y ahora variable es que es demasiado. Y como dices, no conozco a nadie con una multa por no respetar la distancia de seguridad, ni por pasar por un paso cebra sin respetar la prioridad del peatón, ni por pasearse lentito por el carril central, ni por adelantar por la derecha,….
Saludos!

Enlace permanente al comentario

Deja un comentario