La conducción eficiente llega a las autoescuelas británicas

dsa.jpg

La Driving Standards Agency (DSA) es a Gran Bretaña lo que la DGT es a nuestro país. En los últimos años la agencia británica ha estado preparando un estudio cuyas conclusiones han tenido como resultado la creación de una nueva campaña fomentando la conducción segura y eficiente. Algo que denominan como un estilo de conducción, que entre otras cosas permite reducir el consumo y las emisiones de gases y que contribuye a la seguridad vial.

Entre las principales actuaciones, la de involucrar a los conductores desde su formación en los valores de una conducción verde. Eso sí, la medida se ha limitado a editar una guía (un tríptico más bien) para su uso en autoescuelas. En él que se explican las diferentes técnicas permiten reducir las emisiones, el consumo y por tanto el gasto económico.

La guía se divide en dos aspectos principalmente. El control y la planificación. Evitar el exceso de revoluciones, acelerar progresivamente, saltarse marchas si las condiciones lo permiten y utilizar la velocidad adecuada en cada momento son parte del control. Prever las situaciones del tráfico, parar el motor en paradas largas y utilizar el motor como freno, de la planificación.

Aunque tampoco se olvidan de cosas tan básicas como el vigilar estado de los neumáticos, evitar los pesos innecesarios, circular a la velocidad adecuada y planificar la ruta. Vamos las normas de cajón que todo aquel que quiera consumir lo justo debe saber. Aunque, personalmente, me resulta curiosa el hecho de sugerir saltarse marchas. En reducciones puede ser más lógica pero si subimos relaciones para subir dos marchas del tirón el coche, sino queremos que se “ahoge”, deberá estar lo suficientemente revolucionado. Algo que iría en contra de los propios consejos de la DSA.

Para que todo esto no quede en agua de borrajas los alumnos que se examinen de su examen práctico tendrán que demostrar sus aptitudes de eco-conducción mediante lo aprendido. En resumen, la mejor forma de involucrar a los conductores es hacerlo cuando comienzan, cuando están dispuestos a aprender y cuando sus vicios al volante todavía son inexistentes, al menos en teoria.

Vía | DSA