La conducción durante el embarazo de riesgo (1)

La conducción durante el embarazo de riesgo

Hace ya algún tiempo que nos llegó a la redacción de Circula seguro una consulta sobre las precauciones especiales que debe tener en cuenta una mujer en la conducción durante el embarazo, especialmente si se trata de un caso de una gestación con riesgo de aborto. Obviamente se trata de una situación delicada, a la que no podemos dar respuesta sin la colaboración de nuestro médico de cabecera, el Dr. Josep Serra.

Para concretar, en este par de artículos sobre la conducción durante el embarazo de riesgo nos referimos a las posibles complicaciones producidas por el simple hecho de conducir. Huelga decir que las embarazadas tienen las mismas posibilidades de sufrir un accidente, y que en ese caso el riesgo de daños es mucho mayor incluso en colisiones relativamente leves.

La conducción durante el embarazo de riesgo

En esta ocasión, Pep nos comenta que es una pregunta difícil, ya que cualquier respuesta médica siempre está condicionada a la existencia de evidencia científica basada en estudios clínicos rigurosos, que no abundan en la materia que nos ocupa.

Obviamente, ningún científico propondría, y mucho menos ningún comité de ética aprobaría, un estudio en que se pone a mujeres encinta a realizar una actividad que se sospecha arriesgada para ver si abortan. Por lo tanto, cualquier estudio debe hacerse a partir de los abortos que se desgraciadamente se producen de forma natural.

Por otra parte, no resulta sencillo establecer la causa de la pérdida. El hecho de que una mujer sufra un desgraciado aborto tras un largo desplazamiento como conductora no establece una relación de causalidad, sino de casualidad. Es difícil decir si ese mismo embarazo hubiera llegado a buen puerto en caso de guardar reposo absoluto.

De igual forma, resulta imposible decir si el parto exitoso de una no-conductora hubiera sufrido complicaciones en caso de haberse puesto al volante. En ese sentido, la única forma de llevar a cabo este tipo de estudios es mediante la comparación de la incidencia de abortos indeseados entre las mujeres que condujeron durante la gestación y las que no.

Conducción durante el embarazo de riesgo

Una vez aclarado esto, las pesquisas e investigación bibliográfica que ha realizado el Dr. Serra, coinciden en indicar que no existe ninguna evidencia científica que demuestre que una gestante con amenaza de aborto deba excluirse de conducir o viajar en vehículos.

El Instituto Nacional de Higiene en el Trabajo llegó a la misma conclusión: no hay ningún estudio que permita afirmar la existencia de un riesgo asociado a la conducción. Por su parte, la Sociedad Española de Ginecología y Obstretricia (SEGO), en su publicación sobre protección laboral en gestantes, menciona las vibraciones cercanas a los 80Hz que sufre el feto durante la marcha, pero no llega a estimar una porcentaje de incidencia de un riesgo real para el embarazo.

Dicho esto, la mayoría de trabajos al respecto citan unas precauciones genéricas que deben tener en cuenta en la conducción durante el embarazo de riesgo. Se trata de unos consejos básicos, de sentido común, que se basan en llevar al volante los mismos cuidados que se tienen en otros ámbitos. Dedicaremos el siguiente artículo a tratar someramente dichos consejos.

Ir a la segunda parte

Asesoramiento | Dr. Josep Serra
Fotos | Richard Davis, Javcon117*, Daniel Oines

  • Escargot

    Cuando buscas información te encuentras textos que no ahondan para nada en el tema, todo son embarazadas felices que a lo mejor el mayor problema que tienen es que la tripa les hace complicado llegar al fondo del maletero y el consejo que dan es que pongan sus cosas en la parte más cercana. Chorradas así, de sentido común, sí que aparecen como consejos para embarazadas.

    Chorradas que sólo sirven para hablar de cosas que incomodan mucho menos que saber o recordar que tu hijo se puede morir en cualquier momento. El aborto es un tabú gigantesco, yo creo que el mayor de todos. La gente va en plan “si no lo veo no existe”. Ya sabemos que no es así, pero qué cómodo es pensar lo contrario.

    No vais a poder encontrar un estudio fiable sobre este tema. Nunca. Cuando el mensaje de la sociedad es que hay que recuperarse en X tiempo, que hay que pasar página, que hay que estar bien… se añade sufrimiento a quien pasa por esto, como si fuera poco. Así que el tema no se trata con naturalidad. La gente se lo calla mucho porque las respuestas a su alrededor son hirientes incluso cuando no pretenden serlo. ¿Os fiaríais de unos resultados falseados por la falta de comprensión?

    No es tanto una cuestión ética sino de ignorancia.

    • No viene a cuento de nada de conducción pero aunque es ciertamente uno de los tabúes más estrictos y unos de los temas más silenciados sí que hay quien hable, creo que te gustará leer este post:
      http://elmundodekim.blogspot.com.es/2012/09/lentejita.html

      • Escargot

        Historias como ésta, por desgracia, ya me he enterado a montones.

        No tiene nada que ver con el tema vial tampoco, pero hay una frase que lo describe perfectamente. Venía a decir que se puede medir la humanidad de una sociedad por el trato que le daba a los que no habían nacido, o algo así.

        Pero ya que estamos, vuelvo a Circula Seguro:

        Hace unos meses, Jaume y Josep Serra se curraron una serie de artículos que se llamaba “Cómo mata un accidente”. Me sorprendió el grado de concreción al que llegaron, con todas esas explicaciones médicas, físicas, biológicas y químicas. Y te pasa una cosa de éstas y te dice el médico que ha sido mala suerte. Imaginaos que en esos artículos pusiera que la gente se mata con el coche por mala suerte y chispún, fin del cuento. Un “no hay forma científica de saber lo que ha pasado” habría sido mucho mejor, eso de la mala suerte me recuerda al gato negro y al número 13 y a todas esas cosas que ya creía superadas.