La biblia de las curvas 6: frenada y finalizamos con el control de la derrapada

Casey Stoner frenando

Acabamos el repaso a los distintos capítulos de La Biblia de las Curvas con la sexta y última parte en la que abordaremos un momento muy importante para la trazada de curvas: la frenada. Los frenos son los elementos más potentes en una motocicleta, mucho más que el motor pero tal fuerza posibilita que cometamos un error de una forma mucho más fácil o que no tengamos la suficiente confianza como para sacarles todo el partido que podamos.

Pero además de frenar correctamente en la mayoría de las veces también bajaremos una o varias marchas con el fin de tener el motor girando al rango de revoluciones adecuado para cuando encaremos la salida de la curva. ¿Cómo frenamos? ¿Cómo reducimos marchas? Vamos a verlo.

Frenada y reducción de marchas

En la moto el freno que de verdad detiene la moto es el delantero. Al frenar, el peso se desplaza a la rueda delantera aumentando el rozamiento del neumático contra el asfalto y por consiguiente permitiéndonos detener la moto. Pero este peso no se transfiere de forma inmediata sino que tarda unas décimas de segundo y para conseguirlo, la primera fase de la frenada debe ser suave y progresiva.

Si por el contrario aplicamos fuerza sobre los frenos de inmediato, llegaremos a bloquear la rueda. Lo podéis probar a baja velocidad, entre los 5 y los 10 km/h con los pies fuera de los estribos. Acelerar hasta esa velocidad y apretar inmediatamente la maneta. Comprobaréis que la rueda delantera se bloquea. Por el contrario, si la apretáis progresivamente, podréis llegar a aplicar una gran fuerza sin que el neumático deslice.

Alex Rins frenando

¿Dónde está el límite? Pues el límite lo marca el momento en el que el neumático trasero comience a elevarse. En ese momento, el centro de gravedad de la moto estará situado por delante de la rueda delantera debido a la inercia y nos encontramos en una posición de vuelco inminente. Si seguimos frenando acabaremos dando la vuelta por encima de la rueda delantera.

También es importante practicar lo que ocurre cuando frenamos en una curva. Se puede hacer aunque no es recomendable porque tenemos menos agarre y podemos perder la rueda delantera. Si lo hacemos de forma suave, la moto tenderá a levantarse y salirse de la trayectoria.

Es recomendable cuando frenamos, dar un pequeño golpe de gas al acelerador justo un instante antes de soltar el embrague y manteniendo la presión en el circuito de frenado. Con ello conseguiremos que el acople entre el motor y la rueda trasera sea mucho más suave y evitaremos que esta patine. En el vídeo final podréis verlo mucho más claro.

El control de la derrapada

Marc Márquez tumbando

Por último hablemos un poco del control de la derrapada que podemos sufrir en la rueda trasera por varios factores: neumático frío, nuevo, viejo, poca adherencia, exceso de gas, etc. En ese momento, la moto empezará a deslizar de atrás aunque todavía estamos muy lejos de caernos. Si se producirá la caída y de forma violenta si cortamos gas de inmediato.

Al hacerlo, la suspensión que se encuentra muy comprimida se liberará de repente lanzándonos por los aires de forma violente y haciéndonos mucho daño. Es lo que se llama una salida por orejas o highside. Si en vez de cortar gas lo mantenemos y tratamos de enderezar la moto, tendremos muchas posibilidades de salvar la caída pero requiere mucha experiencia ya que la reacción normal es cerrar el acelerador.

Por último, haceros de nuevo la recomendación que ya os hice hace tiempo: realizar cursos de conducción en circuito. Conoceréis vuestros límites, los de la moto y circularéis mucho más seguro por carretera. Os dejo con el último vídeo:

Fotos | Repsol Media
En Circula Seguro | La biblia de las curvas 2: el control del gas, La biblia de las curvas 3: más sobre el control del gas, relajación y descolgarse, La biblia de las curvas 4: posición sobre la moto y elegir la buena trazada, La biblia de las curvas 5: continuamos mejorando nuestra trazada y el giro rápido