La alergia y su influencia en la seguridad vial

Driving to Italy #1 por peterholy

La alergia es una hipersensibilidad a una sustancia particular que si se inhala, ingiere o se toca produce unos síntomas característicos.

En primavera el número de pólenes en el aire y de personas con síntomas alérgicos aumenta considerablemente. El picor de ojos, la congestión nasal, el lagrimeo, molestias por la luz, el estornudo y el hecho de sonarse continuamente la nariz son los síntomas propios de las alergias.

Dichos síntomas condicionan la tarea de conducir. Por lo tanto, es importante acudir a un médico para que nos informe del tratamiento adecuado así como también debemos conocer las incompatibilidades que puedan existir si decidimos utilizar el coche.

Aunque los síntomas y respuestas alérgicas varían según la persona, hay tratamientos, consejos y medidas que tenemos que tener en cuenta para evitar riesgos al volante. Por ello, vamos a tratar su influencia en la seguridad vial dando algunos consejos para una conducción segura.

Alergia y conducción

258/365 Achoo! Por The Suss-Man (Mike)

Se estima que la temporada de alergias durante este año sea la más larga e intensa de los últimos años, según una investigación del grupo Gallup-Healthways, consultora de salud en los EE.UU.

Las alergias pueden variar en función de la zona en la que se viva, el tipo de polen al que se está sensibilizado y la época en que polinizan las plantas. Sus síntomas son parecidos a los de un simple resfriado. La diferencia radica en que los síntomas alérgicos siempre se repiten en las mismas épocas del año, no producen fiebre y provocan fuertes picores de ojos. Curiosamente, esos picores mejoran o desaparecen si llueve pero que vuelven a aparecer cuando deja de llover.

Si conducimos padeciendo algún tipo de alergia tenemos que saber que nuestra capacidad para conducir puede verse influenciada y por tanto aumentamos la posibilidad de sufrir cualquier incidente o siniestro vial. Es importante conocer los síntomas propios de dicha patología así como también la medicación que estamos tomando.

Tenemos que pensar que tras un accidente puede existir una distracción motiva por el cansancio o fatiga visual, por un dolor de cabeza, por una reacción inesperada que nos hace reducir la atención en la conducción. Son los síntomas que nos produce la alergia y que también nos puede afectar si tomamos ciertos medicamentos.

Contando con la ayuda del Dr. Josep Serra, sabemos que algunas patologías y medicamentos pueden resultar incompatibles con una conducción segura. En el caso de las alergias, los ataques de tos en rachas o estornudos acompañados de lagrimeo pueden provocar pérdidas transitorias de conciencia. Razón más que suficiente para evitar conducir bajo algún episodio o tratamiento alérgico.

Algunos consejos ante las alergias

Llego septiembre de Jorge Asdf

  • Utilizar gafas de sol para evitar los rayos perjudiciales del sol y deslumbramientos. No obstante, es conveniente evitar atardeceres y amaneceres ya que son las horas del día en las que más concentración de polen hay.
  • Viajar con las ventanillas del coche cerradas para evitar que entre polvo o sustancias nocivas. Es conveniente, de vez en cuando, hacer una limpieza integral del habitáculo del coche para eliminar los ácaros en asientos y moqueta.
  • Evitar el transporte de mascotas, si no están separados del espacio del conductor, sobre todo perros y gatos, ya que aumenta la posibilidad de que nos produzcan algún tipo de alergia por encontrarse en un espacio cerrado y reducido.
  • Revisar y sustituir el filtro del aire para disponer de un aire limpio en el interior del coche, ya que estos filtros son una eficaz protección contra el polen, el polvo, las partículas de hollín y frente a microorganismos como son las bacterias, los hongos y las esporas.
  • Evitar beber y fumar durante la conducción, primero por ser una causa de distracción al volante por la pérdida de concentración y también por el hecho de que puede producir ataques de tos o agravar un estado alérgico.
  • Prevenir y cuidar la medicación en la época primaveral si vamos a conducir. En los casos de padecer una crisis por polen asmática, síntoma de ahogo o silbido en la respiración, lo mejor: parar fuera de la calzada o en el arcén y usar broncodilatadores. También es importante tener en cuenta, antes de conducir, que hay fármacos que sedan o relajan hasta el punto de provocar sueño.

Por último, hay que tener en cuenta los efectos secundarios de algunos medicamentos, como por ejemplo, analgésicos, antibióticos, anti-inflamatorios y antihistamínicos que pueden afectar seriamente nuestro comportamiento en la conducción. De ahí la importancia que tiene poner en conocimiento de nuestro médico nuestro estado de salud, consultar las contra indicaciones y leer bien el prospecto de los medicamentos antes de utilizar el coche para no poner en peligro nuestras vidas y la de los demás.

Asesoramiento | Dr. Josep Serra

Foto | peterholy, The Suss-Man (Mike), Jorge Asdf
Más información | LA ALERGIA
En Circula Seguro | Enfermedades, medicamentos y conducción, un triángulo peligroso

  • stormer

    Una buena solución es cambiar las alfombrillas textiles por unas de goma y colocar fundas sintéticas en los asientos, ya que esto mejora la higiene en el habitáculo.

    • capreolus

      Buena idea¡¡¡ :))) esperemos que tomen nota. No obstante, creo que, las alfombrillas textiles las colocan en los concesionarios en plan maquillaje, luego las cambiamos por las de goma.

      • stormer

        En algunos incluso te ponen alfombras de mala calidad con el logo del concesionario, que con mucho uso a los 2 años ya están agujereadas…

        Si se tiene la costumbre de limpiar el coche a menudo, las textiles compensan por su belleza. 😉