Kit Xenón, legal o ilegal

Foco

Los vehículos que disponen de equipos xenón para su alumbrado proliferan cada vez mas por nuestras carreteras, al igual que se multiplican como setas los coches que, en contra de la normativa vigente, son equipados mediante dispositivos de alumbrado de este tipo de la industria auxiliar.

El kit de xenón, en si mismo, es legal, tanto venderlo como instalarlo. Pero para ello, debemos adaptar y homologar nuestro vehículo para equipar tal dispositivo. No es tan sencillo como quitar uno y poner otro. Bueno si, en verdad es así de sencillo, pero además de estar circulando de forma ilegal, pondremos en peligro al resto de los usuarios de la vía.

Como curiosidad, los faros xenón funcionan de forma muy parecida a los tubos fluorescentes que tenemos en casa: entre dos electrodos presentes en la lámpara se crea un arco de unos treinta mil voltios que ponen en incandescencia el gas xenón presenta también en su interior.

Pero además, estos equipos llevan incorporados dos sistemas adyacentes. Por un lado, un regulador automático para la altura de los faros que monitoriza, en todo momento, la altura del vehículo para adaptar el haz de luz de forma que no deslumbremos al resto de los conductores. Y por otro lado, llevan dispositivos de limpieza del faro, pues la suciedad que se puede depositar en el cristal favorece también el deslumbramiento.

Si en nuestro vehículo que dispone de bombillas halógenas colocamos un kit de conversión de xenón, estaremos realizando tres acciones ilegales: por un lado, montaremos un dispositivo xenón en un faro no homologado para ello. Segundo, no disponemos de regulador automático de altura de faros, por lo que deslumbraremos al resto de conductores, poniéndolos en peligro. Y tercero, al no tener tampoco lavafaros volveremos a poner en peligro a los demás usuarios de la vía.

Existen faros completos, que incorporan todos los dispositivos necesarios, y que si podremos montar en el coche para circular con ello correctamente.

Ah, y saber si un vehículo lleva un dispositivo ilegal es tan sencillo como fijarse en la forma de encender los faros. Luego, los agentes sólo deben buscar los lavafaros o bien fijarse si en el interior disponemos de regulador de altura. En ese caso, procederán a sancionarnos y a inmovilizarnos el vehículo, así que mucho ojo.

Foto | Flickr