Interesantes propuestas para la regulación de intersecciones

Cabezy pulsa de Tyrexito

La competitividad de una nación depende de la capacidad de su industria para innovar y mejorar. Las empresas consiguen ventajas competitivas si consiguen innovar. Michael Porter

Difundir a los cuatro vientos todas aquellas propuestas o ideas que puedan servir para reducir la siniestralidad vial ocupa parte de mi trabajo como editor en este blog. Pues bien, mirando algunos de los correos que recibo casi a diario, me han llamado la atención dos pequeños inventos que, desde mi punto de vista, he considerado interesantes por contribuir en pos de una mejor seguridad vial.

Me consta que no son inventos de última hora pero pueden valer como recordatorio para todas aquellas personas emprendedoras que deseen invertir en Seguridad Vial. Se trata de Eko, el semáforo cuenta atrás, señalización orientada para una conducción más segura y el cuidado del medio ambiente. Y por otro lado, una nueva visualización de peatones que de manera virtual se proyecta en la calzada.

Dos inventos que pueden perfectamente compatibilizarse en un sólo mecanismo o sistema para unificar criterios. Es decir, por un lado, tenemos el semáforo como dispositivo de señalización que afecta, no sólo a conductores sino también, al resto de usuarios. Y por otro, la existencia de pasos de peatones orientados a mejorar los ya existentes en base a la afluencia de personas que lo usan, así como su nuevo diseño en las avenidas de nueva construcción para rentabilizar su prioridad.

El semáforo cuenta atrás

Dentro de los planes de urbanismo está contemplada la señalización vertical y horizontal de las calles para evitar el entorpecimiento y garantizar la fluidez de los usuarios. Una ordenación de la ciudad, por razones de seguridad, estudia la densidad de circulación pero ocurre que, con el paso del tiempo, las grandes avenidas se convierten en calles y la regulación se complica. Puede ocurrir que un semáforo, aún cumpliendo su función, no garantiza una efectividad en las intersecciones sobre todo cuando ya no se distingue la arteria principal de la vía secundaria.

nuevo_semáforo

Tampoco, el semáforo a la carta es la mejor opción para facilitar las preferencias que puedan existir entre viandantes y vehículos, sobre todo, si existe la posibilidad de facilitar el paso de los peatones por lugares más seguros. En cuanto a la prioridad en intersecciones señalizadas y sin señalizar ya lo expusimos cuando hablamos sobre la compatibilidad entre las señales que regulan el tráfico, pero no está de más recordar que nuestra integridad física está por encima de la prioridad. Es decir, no existe la cuenta atrás, como contempla el semáforo, si como conductor o peatón, no vamos atentos a la zona semafórica o irrumpimos en la calzada sin tomar las precauciones debidas.

En el caso que nos ocupa, la novedad del semáforo no es sobre su visibilidad. Tampoco, si es más eficaz que una rotonda o glorieta circular. El proyecto es del serbio Damjan Stankovic, quien nos presenta, un semáforo fácil de instalar, económico y ecológico por su bajo consumo y además nos permite apagar el motor del coche si calculamos el tiempo que le queda al semáforo para pasar de rojo a verde. Por tanto, menos contaminación si apagamos el motor y menos estrés ya que podemos saber, con exactitud, cuándo se va a poner el semáforo en su fase verde.

El invento de la luz roja, cuenta atrás, cuenta con un disco alrededor que nos informa sobre cuántos segundos nos quedan para reanudar la marcha. Este sistema es nuevo para conductores ya que para peatones esta modalidad de semáforo ya existe desde hace tiempo, por lo menos, en mi ciudad. También, habrá que valorar si conviene mantener el motor encendido o apagado, cada vez que nos paremos en un semáforo de una avenida kilométrica, por ejemplo. En todo caso, es mejor aumentar el rendimiento de nuestro coche con una conducción eficiente antes que mantener el coche acelerado como si estuviéramos en la parrilla de salida de una carrera.

Barrera virtual para proteger a los peatones

muro virtual

El segundo invento que presentamos está encaminado para velar por la seguridad de los viandantes. Esta interesante idea es del surcoreano Lee Hanyoung que resulta ser como de ciencia ficción pero eficaz, ya que lo que se pretende es, alertar a los conductores de la presencia o proximidad de un paso de peatones tras reflejarse una pantalla en la calzada y que puede ser vista desde la posición de cualquier conductor. Se trata de una sorprendente barrera virtual de rayos láser, representando a personas cruzando la calle, con idea de que sean respetados los pasos de peatones.

Claro, este invento podría mal interpretarse y causar algún estrago si el conductor percibe con retraso las figuras reflejadas en la pantalla virtual. Sería como un frenazo en seco, justo cuando, por seguridad, pasamos el semáforo en fase de amarillo auto a rojo. También puede ocurrir que si las figuras son siempre las mismas puede que incluso lleguen a resultar familiares y pasen desapercibidas por aquellos conductores que realizan, a diario, el mismo recorrido. No obstante, si dicho dispositivo fuese complementado o tuviese el mismo respeto que le tenemos a la luz roja de un semáforo, podría ser más eficaz. Lo cierto es, que si dicha iluminación artificial nos anticipa, con su exposición, la proximidad de unos peatones cruzando la calzada, seguro que iremos más atentos.

Cualquier medida preventiva aplicada a la seguridad de las personas siempre será bienvenida. Las mejoras en cuanto a seguridad vial se traducen en minimizar riesgos y reducir la siniestralidad. Por eso, los estudios sobre la accidentalidad reflejan datos que muchas veces desconocemos, por ejemplo, cuando hablábamos sobre la calidad de los pasos de peatones europeos salieron a relucir algunos defectos leves e importantes otros, cuestionando la efectividad de algunos pasos de peatones, en cuanto a su señalización, ausencia de isletas, visibilidad, etcétera.

Pues bien, con estos nuevos proyectos que van surgiendo, podemos replantearnos o por lo menos debatir, si pueden mejorarse las intersecciones reguladas mediante semáforos, así como los pasos de peatones en pos de una mejor seguridad vial. Puede ocurrir que, el diseño de las ciudades lleve implícita la regulación de los medios de transporte adecuados y la infraestructura necesaria para una mejor ordenación del tráfico o entorno vial en donde participan: conductores, usuarios y viandantes.

Más información | relogik, Yanko Design
Foto | Tyrexito
En Circula Seguro | Estudio sobre la calidad de los pasos de peatones europeos, Inventos para prevenir accidentes de tráfico, Ciudades diseñadas para…

4 comentarios

escargot

El semáforo con cuenta atrás parece un buen invento (y, como dices, hace tiempo que para peatones está… en Zaragoza también hay). Pero tiene la misma pega que estar mirando de reojo el de los peatones: el que quiera salir antes de que se ponga en verde para llegar el primero (¿el primero a dónde? ¿Cómo saben a dónde van los demás?), con salir cuando queden uno o dos segundos, lo tiene hecho.

Enlace permanente al comentario
dvaidgn

lo del laser de noche estaria muy muy bien yo lo aptrobaria ahora lo del tiempo del semaforo…la salida de un gran premio de F1 al lado de lo q ocurrira en nuestras vias seria una chorrada,si los conductores no fuesen tan.. tan.. se podrian implementar muchas no muchisimas medidas pero es lo q hay…

Enlace permanente al comentario
capreolus

Precisamente, por eso, pienso que se debería de revisar periódicamente la señalización existente. Una ordenación del tráfico más fluida es un ahorro para todos. Un semáforo no es árbol que se riega sólo, habrá que pensar en el coste-beneficio. ¿Cuánto cuesta un semáforo y su mantenimiento al año?, ¿pensamos en el medio ambiente?, ¿y una pasarela peatonal?…

Enlace permanente al comentario
josher

Lo de los semaforos con tiempo ya están instalados en Salamanca. En este caso es un cronómetro que te indica cuanto tiempo falta para que se “apague” la luz roja. Y la verdad es que te quita mucho estrés. Yo lo he experimentado en mis propias carnes. Sabiendo que te quedan 30 segundos, te dedicas a mirar tranquilamente por la ventanilla y esperas pacientemente a que el reloj llegue a cero. Lo peor… que también lo han puesto para el semaforo en verde, y en este caso, te incita a pisar un poco más el acelerador.

Enlace permanente al comentario

Deja un comentario