#InMyFeelingsChallenge: cuando las redes sociales ponen en riesgo la seguridad vial

#inmyfeelingschallengeInternet y, en concreto, las redes sociales se han convertido en un instrumento muy poderoso para la seguridad vial. Gracias a estas nuevas formas de comunicación e información han sido posibles campañas tan importantes como #SlowDown, #EmotionalDriving o #acontramarcha. Esta última se está convirtiendo en un gran acicate para concienciar sobre por qué a contramarcha los niños viajan más seguros.

La educación vial y las campañas de concienciación no se podrían entender fuera de estas redes. Ahora bien, su mala utilización presenta un lado oscuro y de riesgo. Este último verano hemos podido asistir a un buen ejemplo de esto con el reto #InMyFeelingsChallenge.

¿En qué consiste el reto #InMyFeelingsChallenge?

Los retos se repite como una constante de las redes. Se trata de desafíos públicos que se lanzan para ver quién es capaz de acometerlos. En algunas ocasiones, las grabaciones suelen derivar en conductas originales, bravuconas, excéntricas, incoherentes y desafortunadas. Conviene recordar que ciertos retos virales que han seguido estas líneas se han llegado a cobrar la vida de algunas personas.

La moda pasajera que suponen este tipo de retos virales que incluyen la conducción no deja de ser un riesgo para la seguridad vial. En le caso de #InMyFeelingsChallenge, el desafío consiste en que el copiloto de un coche que circule a baja velocidad abandone su plaza en marcha y haga un baile en paralelo al vehículo. El conductor, mientras tanto, se encarga de inmortalizar el momento mientras conduce con la puerta abierta.

El responsable de la “fabulosa” idea ha sido el humorista norteamericano Shiggy, quien lanzó en su cuenta de Instagram para animar a sus seguidores a realizar la anterior acción al ritmo de la canción In My Feelings, obra del rapero Drake.

No es solo una mala idea, también es ilegal

Ante el “gran éxito” del reto viral, las autoridades han terminado por publicar, también a través de redes sociales, mensajes en los que se desalientan a realizar el reto. La DGT o los Mossos d´Squadra han informado que se trata de comportamientos que pueden ser objeto de sanción por poner en riesgo la seguridad propia y la de los demás.

Y es que en el reto se contabilizan varias temeridades relacionadas con infracciones concretas: el uso del móvil mientras se conduce, no prestar atención durante la conducción, la no utilización de los sistemas de retención o poner en riesgo a terceros. Además, en algunas variedades del reto #InMyFeelingsChallenge, hasta el propio conductor se baja del vehículo.

¿Por qué su popularidad si pones en riesgo tu vida?

Uso del móvil al volanteEs una cuestión compleja de responder. La popularidad de los retos más famosos se extiende como la pólvora a través de las redes sociales. Gran parte de la responsabilidad recae en aquellas personas con más fama que los llevan a cabo por vez primera y arrastran a sus numerosos seguidores a imitarlos.

En el caso de la llegada de #InMyFeelingsChallenge, personalidades digitales como Dulceida o Laura Escanes cargan con gran parte de la responsabilidad de haber introducido en nuestro país el desafío. Los fans no tardan en seguir los pasos de los llamados influencers y hacen lo propio a través de sus cuentas.

Más allá de estas nuevas conductas en masa que propician las redes sociales, este reto en particular resucita un aspecto psicológico de la personalidad del infractor en carretera. Este deriva del morbo de realizar una conducta de riesgo al volante. Aunque a otros niveles, excesos de velocidad o consumo de alcohol y drogas tienen como causa estímulos psicológicos similares, que son estudio de psicólogos y criminólogos.

La moda viral coincide con un verano en el que la DGT está tratando de paliar las graves consecuencias del uso del móvil al volante. Este se está convirtiendo en un grave factor de riesgo y causa de siniestros a lo largo del año. Por eso, hay que recordar que publicar un vídeo de las características del reto #InMyFeelingsChallenge en webs como Youtube o Instagram también puede objeto de sanción.

En Circula Seguro | ¡Ocio a bordo! Cómo utilizar dispositivos electrónicos en el coche con total seguridad

Imágenes | iStock/Daviles, iStock/Ifness e iStock/AntonioGuillem